El Heraldo
Las víctimas de la masacre de Chengue esperan que este año se cumpla la reparación colectiva. Cortesía
Sucre

La deuda histórica del país con Chengue cumple 20 años

Las víctimas llevan seis años esperando una reparación colectiva que fue anunciada por el Gobierno nacional.

La masacre de Chengue, uno de los corregimientos del municipio de Ovejas, en los Montes de María sucreño, cumple este domingo 20 años de haber sido perpetrada por hombres de las extintas Auc, bloque Héroes de los Montes de María.

Lo ocurrido aquel 17 de enero de 2001 fue declarado de lesa humanidad por la Fiscalía General de la Nación en el 2011 y ni aun así ha logrado captar la atención de las autoridades estatales que, por ejemplo, desde hace 6 años empezaron a construir a través de la Unidad Nacional de Víctimas, lo que será el plan de reparación colectiva que no despega, o lo que es peor, no tiene definidas cuáles serán las líneas gruesas que lo integrarán. En el 2020 lo iban a aprobar, pero la pandemia por la Covid-19 no permitió trabajo de campo.

“De acuerdo con la decisión del funcionario judicial, esos hechos en los que fueron ultimadas no menos de 31 personas hicieron parte de un ataque sistemático contra la población civil de esa región en desarrollo de la denominada operación ‘Rastrillo’, que también contempló las masacres de Macayepo y El Salao”, dijo en su momento el ente investigador acusador sobre la decisión que tomó un fiscal de la Unidad de Derechos Humanos.

En Chengue todo parece haberse paralizado desde aquel momento. Las familias se fueron desplazadas, el 70% de las casas de los 95 núcleos que lo habitaban fueron incineradas y la vía, como dejó de ser transitada en años, empeoró su estado. Los anuncios de su mejoramiento han sido la promesa más incumplida, pero los chengueros, en especial Jairo Barreto, el líder de la Asociación de Víctimas de Chengue (Asoviche) y coordinador de la Mesa Municipal de Víctimas de Ovejas, no se rinde.

Cree que los anuncios de estos gobiernos de Ovejas y del departamento de Sucre, les harán realidad no solo la vía de acceso sino también la construcción de 100 viviendas, de las cuales en 20 años solo han alcanzado, de momento, a edificar 19 y la meta de este 2021 es que por lo menos lleguen a 40 y ellos pedir otras con un proyecto a la Gobernación para que sean 100.

 

Cortesía

Hoy realizarán una misa en memoria de los que fueron asesinados cruelmente, hasta con golpes de mona (martillo) en la cabeza, y la administración Municipal, como nunca antes había ocurrido, hará un mercado campesino que le garantiza a los cultivadores que esos productos serán comprados en su totalidad, lo que los tiene muy contentos.

Y es que el tema productivo es el que los chengueros anhelan que sea fomentado prontamente para ellos volver a ser la zona próspera de los Montes de María, esa que en enero los tenía ocupados recolectando maíz, en febrero el ñame, en marzo y abril la siembra de ñame, yuca y plátano, entre otros, y a finales de abril, mayo y junio la siembra más anhelada: la del aguacate. En julio otra vez la siembra que llamaban de veranillo y que ellos la cogían para el arroz.

“Por lo que ven, éramos muy prósperos y eso era lo que hacía de Chengue una zona fuerte, tenía mucha producción, por eso queremos que uno de los temas de esa reparación sea la recuperación productiva, crear empresas agropecuarias, y que se nos completen las 100 viviendas”, dijo Barreto, quien horas después de la masacre en la que 28 de sus vecinos perdieron la vida tuvo que salir con su mamá y su abuela, ella montada en un burro, para poner a salvo sus vidas. Esa imagen quedó congelada a través de la lente de las pocas cámaras de los periodistas que para esa época se atrevieron a entrar a la zona en la que los alias ‘Juancho Dique’ y ‘Cadena’ habían liderado una de las matanzas más sangrientas y de ingrata recordación no solo en el ámbito nacional sino también internacional.

El Chengue devastado y con evidencias de aquella crueldad lo habitan en la actualidad 32 familias, y otras tantas que no suman 10, van y vienen por días o por semanas, y en estos momentos que hay trabajos de construcción de una vía en placa-huella hay más personas que van a trabajar y regresan en moto a la zona urbana.

Jairo Barreto se duele de la indiferencia que ha tenido el Gobierno Nacional para con ellos, pues reconoce que Ovejas es un municipio pobre que no tiene un presupuesto robusto para hacer de Chengue la zona que todos anhelan. “Han dejado a estos entes territoriales solos, el gobierno nacional se ha hecho el ciego, sordo y mudo en este aspecto”, remata el líder de las víctimas.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.