Sociedad

La vida pública de Jesús se rodó en Polonuevo

A raíz de la pandemia, un grupo de jóvenes que realizaba el viacrucis por las calles de este municipio modificó su propuesta.

Hace ocho años las calles del municipio de Polonuevo, en un día como hoy, se llenaban de fieles católicos que presenciaban el viacrucis que interpretaban los integrantes del grupo juvenil ‘Generaxión por Cristo’ de la Parroquia San Luis Beltrán.

Con la vestimenta adecuada y algunos escenarios adaptados, estos actores naturales le daban vida a cada estación, y en medio de aplausos mostraban la vida pública de Jesús (misterios de la encarnación y Pascua). Sin embargo, los tiempos han cambiado y hoy en medio de la pandemia han adaptado su propuesta a la virtualidad. Durante dos meses realizaron grabaciones para darle vida a un mediometraje que se estrenará este martes a las 8:00 de la noche por Facebook en los perfiles Canal Web TV Visión Polonuevo y Parroquia San Luis Beltrán de Polonuevo.

Camino a la gloria, así se denomina el audiovisual de 40 minutos que fue desarrollado por 23 jóvenes, que de manera empírica lograron un resultado decoroso que esta noche compartirán por primera vez con los atlanticenses y personas de todo el mundo.

Para cristalizar este proyecto evangelizador, artístico y cultural, estos polonueveros contaron con la dirección de Paola Martínez y Dioiner Márquez, quienes con cámaras digitales y celulares grabaron esta producción.

“En el pasado, durante tres meses preparábamos a los actores empíricos para hacer la representación de ese recorrido de Jesús hacia la cruz, ahora nos tocó enfocar nuestros esfuerzos en aprender sobre iluminación, grabación y edición. Aquí no somos profesionales, pero las ganas de servir a Dios nos facilitaron la producción. Al inicio nos costó mucho obtener los recursos para los vestuarios, pero año tras año hacemos actividades para adquirir la vestimenta, accesorios y material para ambientar las escenas”, explicó Paola Martínez en diálogo con EL HERALDO.

Agregó que en años anteriores contaban con la participación de 60 jóvenes, y este año debido a la pandemia solo son 20 los actores. “Antes hacíamos convocatorias para tener un gran reparto, ahora solo participaron los integrantes del grupo juvenil de la parroquia a quienes les tocó doblar personajes y así evitar aglomeraciones”.

Styber Martes interpretó a Jesucristo.

Por su parte Dioiner Márquez, director general del mediometraje, sostuvo que el grupo juvenil siempre ha contado con la bendición de Dios y eso los ha dotado de ciertas habilidades para las artes. “Al disminuir el número de actores, la experiencia fue mucho más maravillosa porque nos permitió doblar personajes e ingeniárnosla con los pocos equipos que tenemos. Como dice nuestro párroco, hemos sabido trabajar con el mugre de las uñas en este proyecto”.

Este egresado de Artes plásticas de Bellas Artes, que maneja conocimientos en fotografía, manifestó que el equipo técnico estuvo integrado por tres personas encargadas de grabar con cámaras digitales y celulares.

“Se grabó en la parte rural de nuestro municipio y en un antiguo matadero que resultó ideal para las escenas. Gracias a Dios aquí hay muchos que saben de todo un poco, hasta de maquillaje, y eso fue vital para proyectar con mucha realidad escenas como la de las crucifixión”.

De villano a salvador

El papel de Jesucristo lo interpreta Styber Martes, de 27 años, quien durante cinco años le dio vida a Caifás, uno de los líderes de la conspiración que logró la condena a muerte de Jesús de Nazaret.​ Debido a su talento, Styber en 2019 logró quedarse con el protagónico, lo cual representó un giro radical. “Fue un cambio grande porque Caifás tenía una voz de poder y rabia por querer condenar a Jesús, mientras que nuestro Señor es un ser lleno de humildad y amor. Interpretar al Mesías me llevó a prepararme mucho a nivel actoral y espiritual. Sé que nadie es digno de interpretarlo, pero le pedí mucho a Dios para hacer un buen papel”, dijo este joven abogado.

Algo que extrañará sin dudas este “cristo atlanticense” serán los aplausos del público y hasta las lágrimas que algunos derramaban con su interpretación, pero mantiene en mente que a través de este mediometraje seguirán llevando el mismo mensaje. “No soy actor, por eso para hacer real escenas como la de los azotes les pedí a mis compañeros que me pegaran duro y así se pudieran captar algunas expresiones reales en mi rostro. En ese momento pensé todo lo que Jesús sufrió por nosotros y yo con un mínimo dolor me estaba quejando, es por eso que invito a valorar todo lo que hizo nuestro salvador para limpiar nuestros pecados”.

Judas es encarnado por Eduardo Muriel - Adriana Ríos, interpretó a María- Darío - Camargo le dio vida a Juan.

La covid-19 les quitó un actor

Ruhyeris Cárdenas, es otro de los actores que valoró el esfuerzo de su equipo que al inicio pensó que el plan de producción sería solo cuestión de días. “Duramos dos meses grabando, debíamos adecuar los escenarios para cada estación y repetir las escenas porque a veces omitíamos algo o también para hacer los distintos planos. Dios nos ha iluminado para servirle y llevar un mensaje de fe a nuestra comunidad. Muchos nos han dado la mano en el tema del maquillaje y la elaboración de la escenografía. Dentro de la comunidad van apareciendo esos aliados como caídos del cielo”.

Cárdenas quien aspira que esta apuesta visibilice a su municipio como un referente religioso y cultural, explicó que la hicieron también para homenajear a uno de sus actores quien perdió la vida por la covid-19. “Jorge Coronell Ruiz, de 25 años, era uno de nuestros actores, pero este virus le quitó la vida, así que este trabajo va dedicado a su memoria. Él se venía preparando para actuar, pero lamentablemente no pudo hacerlo”.

El mediometraje se rodó con cámaras digitales.

Una escena llena de espiritualidad

Sobre la escena más complicada de grabar, el elenco coincide en que fue la de la crucifixión, debido a que no la pudieron rodar en un solo día porque el cielo se oscureció temprano. Pero esta también fue la escena más especial porque sintieron la conexión con Jesús, luego de que el cielo se nublara y comenzara a serenar. “Yo empecé a orar y le pedí al Señor que nos permitiera terminar las grabaciones, porque no queríamos enfermarnos ya que veníamos de días de mucho sol y podíamos resfriarnos. Esto fue una coincidencia divina, ya que en La Biblia dice que a las tres de la tarde el cielo se oscureció y luego murió Jesús, así que se puede decir que rodamos con esa presencia divina”, comentó Ruhyeris.

Pablo Padilla, sacerdote de la Parroquia San Luis Beltrán de Polonuevo, se mostró orgulloso por el resultado y afirmó que esta experiencia ha servido para el crecimiento espiritual y el talento de los jóvenes. “Nos queda un material muy interesante en video, por eso invitamos a las personas a vivir esa pasión del Señor para que ese Cristo que sintió dolor y murió en la cruz, también resucite entre nosotros y más en estos tiempos de pandemia en que muchos hermanos están adoloridos. Sin duda transmitiremos un mensaje de esperanza”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.