El Heraldo
Sociedad

La ‘influencer’ que sana las heridas que le dejaron varios abusos sexuales

Vanessa García cuenta que fue abusada por varios hombres, entre esos su padre. Busca que más mujeres se atrevan a contarlo por su salud mental.

Tuvieron que pasar 16 años para llenarse de valor y decir públicamente que fue abusada sexualmente por varios hombres en diferentes oportunidades. Su padre, cuenta, fue uno de esos abusadores. Vanessa García Rodríguez, de nacionalidad venezolana, es instructora de yoga y pilates. Hace dos años vive en Colombia y aquí se ha dedicado a crear contenido digital para sus redes sociales, convirtiéndose en instagramer y youtuber. Principalmente habla de crecimiento personal, empoderamiento femenino y espiritualidad. Con sus contenidos dice que busca motivar a mujeres y hombres que han pasado por situaciones difíciles como la que ella sufrió.

Recuerda que cuando tenía 6 años y vivía en Maracaibo le arrebataron su inocencia. Un hombre se aprovechó de que era una niña y le hizo tocamientos inapropiados en sus partes íntimas que marcaron su vida para siempre. En ese entonces, su contexto socioeconómico era complejo, pues al tener una madre soltera que trabajaba y estudiaba al mismo tiempo para lograr tener una estabilidad económica que les permitiera subsistir, eran otras las personas que la cuidaban.

“Mi familia por parte de mamá es muy humilde, a todos les tocaba trabajar muy duro para poder salir adelante. Teniendo en cuenta que vivíamos en Venezuela en ese momento y éramos solamente ella y yo, a mí me tocaba esperarla siempre para que fuera a buscarme, o me tocaba quedarme sola. Ella confiaba en personas que no me veían con ojos de protección, pero bueno, no la culpo”, expresó @vaneguini, como es reconocida en redes sociales.

Los abusos sufridos fueron esporádicos y le ocurrieron en diferentes edades. A los 12 años, otro hombre abusó sexualmente de ella. En ese momento decidió no decirle a nadie, prefirió callar. A los 22 tuvo el valor de contarlo.

“Decidí hacerlo público, inicié contándole a mi mamá, su reacción fue de asombro, pasamos meses donde ella tuvo muchas preguntas, sentimientos difíciles y traté en lo posible de no hacerla sentir culpable, entiendo que como madre tuvo que hacer muchas cosas para sacarme adelante. Fue un proceso de las dos y todo salió muy bien, fuimos un apoyo mutuo”, contó.

Su padre “abusador”

García Rodríguez no creció con su padre biológico, pero a medida que fueron pasando los años, se vio en la necesidad de buscarlo. Después de un tiempo lo encontró y empezó a comunicarse con él a distancia, después se vieron y tuvieron mayor cercanía. Las cosas fueron cambiando, porque Vanessa notaba que era muy celoso, ella tenía 19 años.

Señala que para esos días se presentó un viaje donde sus abuelos paternos. En la habitación, relata, solo había una cama y les tocó dormir juntos. En ese momento, Vanessa revivió esos “monstruos” que estaban dormidos en su mente por varios años. Paralizada por el miedo su padre abusó de ella. “Él se enamoró de mí porque nos conocimos tarde, y no es normal, estuvo mal lo que hizo, no pasó a mayores porque yo me levanté, pero cuando eso sucedió me dijo que simplemente por el hecho de no haberme criado, siendo ya una mujer, no me veía como una hija y por eso pasó lo que pasó. Luego de eso se volvió a ir”.

Nunca tomó acciones legales frente a las personas que la abusaron, porque cuando era una niña tenía miedo, no supo cómo manejarlo. Cuando sucedió el abuso de su padre tampoco lo hizo.

“La verdad cuando yo lo conté, no recordaba mucho sobre las personas, sus nombres, solo tenía el vago recuerdo de sus caras y no sabía ya de su existencia. Y no lo hice con mi papá porque no quería más rencor, problemas, ni verlo más. Sé que no es la mejor decisión y que lo que todo el mundo debe hacer es denunciar pero las circunstancias con él fueron diferentes”, aseguró.

Según el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Venezuela, hasta el mes de agosto de 2019 en el vecino país se registraron 1.180 casos de abuso sexual. En Colombia durante este 2020 las cifras de este flagelo van en aumento. Según datos de Medicina Legal, a 12.850 mujeres se les han practicado exámenes médico legales por presunto abuso sexual.

Con el pasar de los años, Vanessa decidió trabajar en su salud mental y hablar abiertamente de lo que había vivido para que otras mujeres se sintieran identificadas. Ahí le surgió la idea de crear una comunidad en pro del crecimiento personal y autoestima desde sus redes sociales.

A sus 26 años, la creadora de contenido digital cree que esos episodios en su vida no han sido superados completamente, pero sí ha aprendido a vivir con ellos. Ahora, busca motivar a otras personas.

“Me hizo más fuerte, me ayudó a ver el tema de las relaciones de pareja de otra forma, a evaluar a las personas que entran a mi vida, a repensar lo que significa el sexo y no verlo como algo que pasa así como así, sino como algo que debe valorarse, que no debe tomarse a la ligera, que nadie debe tener poder sobre ti, ni que te obliguen a hacer algo que tú no quieres hacer”, dijo Vanessa.

Más en su vida

Durante mucho tiempo vivió con temor de hablar, del qué dirán”, que su madre se sintiera culpable, básicamente, temor a una sociedad en la que las mujeres son desvaloradas y revictimizadas.

“El haberlo mantenido callada me llevó a tener ansiedad, estrés, depresión, a tener la autoestima por el piso, que no valía la pena. Poder trabajar en ese proceso y aprender a valorarme me hizo entender que sí puedo superar algo así, incluso a enfrentarme a cosas más difíciles y salir victoriosa. Poder transmitir estas palabras a otras mujeres es en este momento mi mayor satisfacción, que se sientan inspiradas y motivadas por mí me llena muchísimo”.

Otra cosa de la que está segura esta youtuber es que quiere que sus redes sociales sigan siendo un portal de ayuda para el que lo necesite, la motivación diaria es su meta principal en la actualidad y seguir creciendo en su comunidad es su propósito. Además, busca llevar un mensaje claro y un consejo de su parte a otras mujeres.

“He creado una comunidad bastante bonita a través de redes sociales con ganas de seguir ayudando y motivando a otras personas. El mejor consejo que les puedo dar es que vivan su proceso de manera más saludable, si tienen la oportunidad de denunciarlo, que lo hagan, que lo hablen con cualquier persona que crean que pueda apoyarlas. A las madres y padres, estar un poco más pendientes de sus hijos, que tengan una buena comunicación, hablarles sobre la sexualidad, no esconder esos temas, protegerlos y enseñarles”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.