El Heraldo
Maria Ressa y Dmitri Muratov han denunciado en sus países, Filipinas y Rusia, los abusos del poder. Comité del Nobel
Sociedad

El Nobel de Paz fue para dos periodistas valientes

La filipina Maria Ressa y el ruso Dmitri Muratov fueron destacados por sus esfuerzos para salvaguardar la libertad de expresión.

Por sus esfuerzos desde el periodismo para salvaguardar la libertad de expresión, “que es una condición previa para la democracia y la paz duradera”, este año el Premio Nobel de Paz fue para Maria Ressa y Dmitry Murátov.

Como lo destaca el Comité del Nobel, “la Sra. Ressa y el Sr. Murátov” reciben el galardón por su valiente lucha por la libertad de expresión en Filipinas y Rusia. Al mismo tiempo, son representantes de todos los periodistas que defienden este ideal en un mundo en el que la democracia y la libertad de prensa enfrentan condiciones cada vez más adversas.

Sobre la periodista de 58 años, la Academia Sueca destaca que “usa la libertad de expresión para exponer el abuso de poder, el uso de la violencia y el creciente autoritarismo en su país natal, Filipinas”.

Felicitaciones diversas

En 2012, agrega, cofundó Rappler, una empresa de medios digitales para el periodismo de investigación, que todavía dirige.

“Como periodista y directora ejecutiva de Rappler, Ressa ha demostrado ser una valiente defensora de la libertad de expresión. Rappler ha centrado la atención crítica en la controvertida y asesina campaña antidrogas del régimen de (Rodrigo) Duterte (presidente de Filipinas). El número de muertes es tan alto que la campaña se asemeja a una guerra librada contra la propia población del país”. La periodista también ha documentado cómo se utilizan las redes sociales para difundir noticias falsas, acosar a los oponentes políticos y manipular el discurso público, agrega.

Sobre Dmitry Andreyevich Murátov el organismo internacional destacó su defensa durante décadas de la “libertad de expresión en Rusia en condiciones cada vez más desafiantes”.

En 1993, por ejemplo, “fue uno de los fundadores del periódico independiente Novaya Gazeta”, del que ha sido editor en jefe durante 24 años.

Novaya Gazeta, destacó el Comité del Nobel, es el periódico más independiente de Rusia en la actualidad, con una actitud fundamentalmente crítica hacia el poder. “El periodismo basado en hechos y la integridad profesional del periódico lo han convertido en una importante fuente de información sobre aspectos censurables de la sociedad rusa que rara vez son mencionados por otros medios”.

En su trasegar profesional el medio de comunicación ha publicado artículos críticos sobre temas que van desde corrupción, violencia policial, detenciones ilegales, fraude electoral, fábricas de trolls y hasta el uso de fuerzas militares rusas tanto dentro como fuera de Rusia.

“Los oponentes de Novaya Gazeta han respondido con acoso, amenazas, violencia y asesinatos. Desde el inicio del periódico, seis de sus periodistas han sido asesinados, incluida Anna Politkovskaja, que escribió artículos reveladores sobre la guerra en Chechenia”´, resaltó el Comité.

El propio Murátov le dio todo el mérito de su premio a los periodistas que murieron para defender la libertad de expresión en este país. “Igor Domnikov, Yuri Shekochijin, Anna Politkóvskaya, Asatasia Baburova y Natalia Estemirova son las personas que recibieron hoy el premio Nobel”, expresó.

Muratov (59 años) se convierte en el primer Nobel de la Paz ruso tras la caída de la Unión Soviética.

Diferentes organizaciones gubernamentales, entre esas la Unión Europea y el Kremlin; personajes como el último líder de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov, o el secretario general de la ONU, António Guterres; y redes de periodistas como el Instituto Internacional de la Prensa (IPI)resaltaron el valor, entrega y sacrificio de los premiados en su afán de ejercer una prensa libre.

“Maria Ressa y Dmitri Muratov son ejemplos de esta profesión. Son, además, historias en sí mismas de las luchas a las que se enfrentan los periodistas cada día”, dijo la presidenta del consejo ejecutivo del IPI, Khadija Patel.

“Ese reconocimiento eleva la importancia de la prensa en el mundo contemporáneo a otro nivel”, dijo por su parte Gorbachov, que recibió el mismo premio en 1990.

A su turno el alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrell,  destacó de la periodista filipina su dedicación al periodismo, pese a numerosas acciones legales en su contra y haber sido condenada. “Es una inspiración para todos los que creen en la importancia del periodismo libre e independiente”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.