El Heraldo
Cortesía
Sociedad

“En nuestro restaurante estamos cocinando ciudad”: Manuel Mendoza

El chef barranquillero, Manuel Mendoza, dialogó con EL HERALDO sobre la nueva propuesta gastronómica que asentó hace un año en la ciudad.

Un amor a primera vista, de esos que te flechan el corazón y producen una conexión inquebrantable. Así se gestó el romance entre Manuel Mendoza y la cocina. Observar los alimentos sazonarse a través de la preparación de su mamá y abuelas en su niñez lo transportó a un sueño culinario que hoy hace realidad.

Mendoza es un chef barranquillero que ha logrado posicionar su trabajo entre los mejores de Colombia y ser catalogado uno de los diez mejores cocineros del país.

No fue un oficio accidental. Desde niño sus ojos se fijaron en la industria gastronómica para hacer de ella su mejor hobby y mayor fuente de ingresos.

Al graduarse como bachiller en el colegio, sus ideales ya estaban establecidos, ‘Mane’, como es llamado cariñosamente por sus allegados, quería estudiar cocina.

Ese sería su trayecto profesional, pero una piedra en el camino se atravesó para que esa etapa fuese pausada. Los constantes estigmas sobre este oficio y aquella arcaica idea de que “la cocina es solo para las mujeres” se asomó en la vida de Mendoza y lo invitaría a tomar otro rumbo.

Es así como administración de empresas se convirtió en su primera carrera profesional. Graduado en la Universidad Jorge Tadeo Lozano, ejerció por siete años esta profesión .

Luego de ese tiempo, llegaría la época de ser feliz. La gestión empresarial se hizo a un costado y el mundo gastronómico le abrió las puertas a ‘Mane’. Desde la escuela de gastronomía Gato Dumas fue lo que siempre quiso ser: cocinero.

El primer paso a la felicidad

Una sonrisa no bastaba para describir el mar de emociones que bañaba la vida de Mendoza con la apertura de su primer restaurante: Cocina 33. Aún sin tener una mención que lo certificara como cocinero profesional, el local se asentó en el barrio Alto Prado.

Mendoza era conocedor de las altas influencias migrantes que ha adoptado la comida de la ciudad. Una urbe que fue el punto de entrada para el desarrollo de diversos sectores en el país.

Esa es La Puerta de Oro de Colombia que denominó como “la ciudad por donde entró todo a Colombia”.

Allí quiso enaltecer al Caribe colombiano a través de una mezcla de sabores que nunca dejaron de tener sello local.

Sin embargo, la pandemia obligó al cierre parcial y en otras ocasiones permanente del comercio.

Cocina 33 estuvo inmersa en este flagelo y se sumó a los más de 22 mil restaurantes que cerraron durante 2020 en Colombia.

Los domicilios se convirtieron en la alternativa más utilizada por estos locales y las plataformas de comida incrementaron su uso durante el aislamiento obligatorio.

Este fue el método de Manuel para subsistir por un tiempo y es por ello que las casas de sus más fieles clientes representaron el espacio culinario que en su restaurante ya no podía brindar.

Una mezcla de esperanza

El cierre definitivo de Cocina 33 era una realidad. La época de angustia para ‘Mane’ había llegado y sobrepasar esa adversidad era su único objetivo.

Mientras Barranquilla esperaba por el regreso de la comida de Mendoza, en Montería se estaba asomando una provocadora propuesta.

Cocina 33 se trasladó a territorio cordobés, la tierra de sus padres: Ciénaga de Oro, la cual también fue fuente de inspiración para que Mendoza se enamorara de la cocina.

No obstante, ‘Curramba’ no quedó del todo huérfana. Aún había un pedacito de Manuel en ella. Con una rosticería de pollos que abrió hace 4 años logró apaciguar los grandes daños económicos de la pandemia. 

“Queríamos un restaurante más popular y asistencia más masiva. Se encuentran papitas criollas, mazorcas rostizadas que resalta un poco mi niñez con un boli de cola con leche o de coco”.

Así luce el restaurante Manuel Cocina. Cortesía.
La renovación de sabores

Meses después se lanzaría una nueva propuesta en La Arenosa que hoy se consolida como la renovación de Cocina 33. Se trata de Manuel Cocina.

En el corazón del barrio El Prado apareció un nuevo espacio con el que Manuel quiso reconquistar a sus coterráneos en una ciudad ideal para desarrollar sus objetivos culinarios.

“Es una ciudad multicultural que acoge a todos. Yo soy un barranquillero nacido en Barranquilla, pero toda mi familia es de Montería y hoy un monteriano que se viene a vivir en Barranquilla puede decir que es un barranquillero más”.

En la carrera 55 #74-125 se halla una casa que se distingue de las otras por brindar una oferta gastronómica. Pero su característica confortable y las sensaciones placenteras propias de un buen comer se transportan al concepto de un hogar en el que se espera compartir en familia.

Es por ello que sus recetas, aunque siempre intentan reinventarse, no eliminan el toque caribe que más caracteriza la sazón de Mendoza.

“Me gusta crear sabores más globales, todo lo que se me va ocurriendo lo vamos plasmando en un plato, sin dejar de lado los productos locales”.

Es así como en su menú se destaca un arroz frito perfeccionado. Receta que desde que ‘Mane’ tenía 12 años unía a su familia en una mesa.

“Que la gente se vaya feliz luego de comer es el mayor premio que quiero tener como cocinero”, aseguró Mendoza.

Ellos se dejan deleitar de uno de los platos más pedidos: Crudo de pescado, aceite de oliva, ponzu, cebollitas y limón que despliegan una esencia caribe.

Para Manuel, “más que crear un restaurante, estamos haciendo ciudad. Estamos trayendo turismo gastronómico”.

Por lo que aseguró que La Arenosa seguirá abriendo su puerta de oro para convertirse en un destino gastronómico sin fronteras.

Cocinando el amor

Mientras el mundo atravesaba una crisis sin precedentes a causa de la pandemia provocada por la covid-19, en el hogar de Manuel se estaba cocinando el fruto del amor que había cultivado con su esposa. Llegó el momento de apagar el fogón para empezar a degustar los mejores instantes de la vida de Mendoza y lo que él considera el sueño más importante que ha logrado: Emiliano, su primer hijo, que hace 2 años integró su núcleo familiar.

 “Afortunadamente nació súper bien. Hoy en día me siento completamente feliz. El gran sueño de mi vida que conforma esta hermosa familia al lado de mi esposa y nos sentimos felices con todo lo que nos pasa día a día”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.