El Heraldo
Cortesía
Sociedad

Bruce Willis: el símbolo de acción que se retira en contra de su voluntad

El actor alemán, cuyos inicios estuvieron ligados a la comedia y que se convirtió en sinónimo de adrenalina, no volverá a actuar debido a problemas de salud.

Todo un sinónimo del cine de acción, ese es Walter Bruce Willis, el actor alemán que encontró el éxito en territorio estadounidense, país desde donde logró destacarse inicialmente en el campo de la comedia y luego como todo un héroe de carne y hueso.

El también productor, cuya trayectoria comenzó en la industria televisiva durante los años 80, es considerado uno de los actores más versátiles y taquilleros de la historia. Las películas en las que ha aparecido Willis han logrado sumar 7.500 millones de dólares en las taquillas en todo el mundo, por lo que se le considera como uno de los actores más rentables en un rol estelar o secundario.

Protagonista de películas de culto como Pulp Fiction, Doce monos, Armagedón, El sexto sentido o Glass, y también de franquicias como Duro de matar, este artista de 67 años no pisará más un set de grabación. La decisión la dio a conocer el miércoles su familia, tras revelar en redes sociales que Bruce padece afasia.

Mediante su cuenta oficial de Instagram, Rumer Willis, una de las hijas del actor, informó sobre esta decisión a través de un comunicado firmado por ella, sus hermanas, y las parejas del actor, Demi Moore y Emma Heming.

“Para los increíbles seguidores de Bruce, como familia, queríamos compartir que nuestro amado Bruce ha estado experimentando algunos problemas de salud y recientemente le diagnosticaron afasia, que está afectando sus habilidades cognitivas. Como resultado de esto, Bruce se está alejando de la carrera que ha significado tanto para él”, dice el texto que compartieron sus familiares este miércoles.

La afasia, una enfermedad que afecta las zonas del cerebro encargadas de procesar el lenguaje, es la única que pudo detener a John McClane, el indestructible personaje de la saga Duro de matar, protagonizada por Willis.

El anuncio de su retiro –se puede inferir– ocurre en contra de su voluntad, porque viene de estrenar el pasado 25 de febrero la cinta de suspenso Gasoline Alley y una semana después el filme de acción Un día para morir.

Convocado por los grandes directores

Para el director de cine y catedrático de la Universidad del Norte Juan Pablo Osman, Bruce Willis evidentemente es un personaje con una importancia mayúscula dentro de Hollywood en los últimos 35 años.

“Su gran característica que lo diferencia de otros íconos del género de acción como Arnold Schwarzenegger, Sylvester Stallone, Jean-Claude Van Damme, Steven Seagal o Chuck Norris es que nació en la comedia. Su primer gran éxito viene de la risa (Moonlighting), fue la voz del bebé de Mira quién habla, también hizo The Kid, Moonrise Kingdom y Copout, y considero que ese fue siempre su sello de identidad, que a pesar de ese rostro tosco, súper masculino o de héroe de acción, siempre tenía ese matiz cómico y esa sonrisa disimulada”.

Osman destaca que el artista también tuvo el reconocimiento de grandes directores que lo llamaron a protagonizar sus proyectos. “Trabajó con Terry Gilliam en Doce monos, hizo lo propio con Quentin Tarantino en Pulp Fiction, con Manoj Nelliyattu Shyamalan en El sexto sentido, con Luc Besson en El quinto elemento, así que se dio el lujo de trabajar con los directores más reconocidos de la industria”.

Julio César Lara Bejarano, docente de la Universidad Autónoma del Caribe y formador de públicos en cinematografía, destaca que desde temprano demostró su versatilidad. “Sorprendió porque al provenir de la comedia le da un rasgo de humanidad a un action adventure como John McClane, así mismo por la frase icónica que pronunciaba tras acabar con sus enemigos: “Yippee-ki-yay, motherfucker”. Willis también exponía la fragilidad del héroe y algo de humor en lo que debía ser solo violencia y eso lo hizo muy distinto. Con el tiempo quedó estereotipado y es precisamente Tarantino, con Pulp Fiction, quien lo saca de casilla, dándole la oportunidad de interpretar a Butch Coolidge, un boxeador al final de su carrera que sale perdedor en su último combate. Eso le dio un nuevo aire porque él siempre aparecía como detective, oficio que de hecho realizó en la vida real”.

Tras el retiro de esta figura, Lara dice que no asoman nuevas figuras y que quienes estarían llamados a ocupar su trono son actores como los británicos Jason Statham o quizás Robert Pattinson, si se enfoca en lo que recientemente demostró en la cinta The Batman.

“Él siempre tuvo esa capacidad de mezclar el héroe de acción con unos tonos y unos matices actorales propios del histrionismo cómico y eso lo hizo muy especial para el tema de acción. Él manejaba un tiempo dramático en los que sus silencios con su actitud facial se convirtieron en una marca registrada”.

“Llenó los cines con ‘duro de matar’”

Boris Flores, residente del barrio San José, es uno de los que en Barranquilla le siguió los pasos a Bruce Willis. De las películas protagonizadas por el ganador de dos premios Emmy y un Globo de Oro destaca por su impactante trama la trilogía Duro de matar.

“El estreno de Duro de matar impactó mucho aquí, yo me la vi en los desaparecidos Cinemas de la calle Murillo y recuerdo que las filas eran enormes, me gustó tanto que regresé al fin de semana siguiente a vérmela ya con más calma. Esta cinta en especial la disfruté mucho porque él como agente de policía se enfrentaba a los mismos problemas que cualquiera de nosotros, el tipo bebía, amanecía enguayabado y trataba de recomponer el camino; creo que todo eso lo hizo un actor muy cercano a los espectadores. Me dio mucha tristeza su retiro porque ese es uno de mis actores preferidos”, dijo Flores que se desempeña como abogado.

Iván Martínez fue otro de los que vibró con esta trilogía, él se la vio en el extinto Cinerama de la calle 84, donde las filas también fueron enormes.

“Este hombre marcó una historia diferente porque no era ese típico héroe fortachón, sino común y corriente, con problemas familiares y uno se sentía muy identificado, era una antítesis a la elegancia de James Bond. Simplemente con su actitud optimista iba hacia adelante y combatía la justicia. Duele lo que está pasando y no me quedará de otra que volver a ver sus éxitos en las plataformas”, dijo este habitante del barrio El Silencio.

Fuera de la pantalla, Willis se introdujo en el mundo de la restauración con Planet Hollywood, la ambiciosa cadena de restaurantes que financió junto a Arnold Schwarzenegger y Sylvester Stallone con la intención de acercar la farándula de Hollywood a todas las ciudades del mundo, pero el estrafalario proyecto se desinfló rápidamente.

A partir de 2010, tras perder cierta popularidad por su apoyo a la guerra de Irak y otras declaraciones políticas, el actor se centró en películas de serie B por las que llegó a estar considerado entre las peores actuaciones de la temporada, una anécdota que no empaña su trayectoria. Incluso los Razzies, un programa de premios irónicos que otorga honores al peor cine del año, retiraron el premio destinado a Bruce Willis luego de que se conociera su estado de salud.

Los Razzies este año “nominaron” a Willis por ocho de sus actuaciones en una categoría nombrada en su honor, “Peor actuación de Bruce Willis en una película de 2021”. El grupo finalmente decidió que su papel en Cosmic Sin era la ganadora.

¿Qué es la afasia?

La afasia es un trastorno que puede afectar la capacidad de hablar, escribir y comprender el lenguaje tanto verbal como escrito en un paciente.

La Asociación Nacional de Afasia (NAA) en Estados Unidos define la patología como “el trastorno de comunicación adquirido que afecta la capacidad de una persona para procesar el lenguaje, aunque no influye en la inteligencia”.

La causa más común de la afasia son los accidentes cardiovasculares. De hecho, entre el 25 y el 40 por ciento de los pacientes que lo sufren adquieren afasia.

También puede ser el resultado de un fuerte golpe en la cabeza, un tumor cerebral y otras causas neurológicas. La mayoría de las afasias son provocadas por ictus, que es la enfermedad vascular más habitual, por detrás del infarto cardiaco.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.