El Heraldo
Cortesía
Región Caribe

Piden mejorar atención para indígenas desplazados en Montería

En su reciente informe la Ocha requirió que los más de 900 niños  y adolescentes reciban orientación durante las largas horas de ocio en los albergues.

Si bien las autoridades locales han brindado ayudas humanitarias a los miembros de la etnia Emberá Katío  que se encuentran desplazados en el centro de Montería, la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, Ocha, requirió acciones enfocadas especialmente en el acceso al aseo y educación.

Las comunidades provenientes del Resguardo Indígena del Alto Sinú, zona rural de Tierralta, completaron dos meses de estar en calidad de desplazados en el parque Simón Bolívar, pleno centro de Montería, donde instalaron albergues improvisados.

En total se han contabilizado 1.946 personas, de las cuales 928 son niños, niñas y adolescentes que no cuentan con ningún tipo de orientación pedagógica durante las largas horas de ocio en los albergues improvisados.

“Se requiere mayor presencia institucional en el parque de Montería para realizar acciones enfocadas a los niños, niñas y adolescentes, quienes no cuentan con acceso a educación en los dos meses que llevan en situación de desplazamiento. Es necesario implementar medidas de prevención para cubrir los espacios de ocio y tiempo libre, ante la ocurrencia y riesgos de hechos victimizantes contra estos grupos vulnerables”, señala la Ocha en su pronunciamiento.

De igual manera se emitieron reparos a la frecuencia con la que se realizan el aseo en los entornos a los albergues.

“Continúan las necesidades en acceso a agua segura, prácticas claves de higiene y saneamiento en el parque de Montería donde se han ubicado las personas desplazadas. Es necesaria la entrega de kits de aseo e higiene con enfoque étnico, de género y edad, para facilitar el acceso al agua. Actualmente cuentan con solo un punto de acceso a agua, tres lavamanos sin conexión permanente a red de agua y tanques para almacenamiento de agua que se encuentran vacíos. Se requiere garantizar la limpieza y fumigaciones constantes del parque y de los baños portátiles que dispuso la Gobernación de Córdoba”, indica.

Con relación a los más de 294 indígenas que se encuentran confinados en la zona de Zabaletas, zona rural de Tierralta, se supo que 180 son menores de edad.

 “En la comunidad de Zabaletas se hace necesaria la entrega de filtros de agua para acceder a agua segura con el fin de prevenir afecciones de salud, ya que están consumiendo el agua del río y quebradas. Se requiere nuevamente entrega de elementos de protección personal para prevenir el contagio de enfermedades en estas comunidades”.

La Ocha también pidió celeridad en los acuerdos establecidos entre los indígenas y las autoridades locales y nacionales para que se produzca un pronto retorno.

“No hay condiciones de seguridad en el resguardo indígena para el retorno de las comunidades desplazadas. La respuesta en términos de alojamientos, salud, seguridad alimentaria y protección de las comunidades desplazadas y confinadas no alcanza a cubrir las necesidades identificadas, por lo que se requiere acciones de complementariedad. Adicional a esto, existen riesgos de protección entre los niños, niñas y adolescentes que se encuentran en el parque de Montería, debido a los peligros que representa pasar las calles para bañarse o ir hacia el río Sinú. Recientemente, una niña de cuatro años fue atropellada en una de las calles principales”, señala la entidad internacional.

Hasta la fecha los censos han contabilizado un total de 468 familias, equivalentes a 1.946; de las cuales 307 pertenecen al pueblo Karagaby – Kamaenka, es decir 1015 personas; un total de 127 familias, equivalente a 420 personas, corresponden al pueblo Iwagadó; 33 son miembros de la comunidad campesina Naín, es decir 56 personas, una familia afrodescendiente.

Las familias desplazadas piden que cesen las acciones bélicas por parte de los grupos al margen de la ley en sus territorios.

Con base en el reporte entregado por la Ocha, durante la estancia de los indígenas en Montería se ubicaron tres lavamanos, tres tanques de almacenamiento de agua por 1.500 litros cada uno y se entregaron 6.000 tapabocas por parte de entregados por World Vision.

“La Gobernación de Córdoba dispuso de seis baños portátiles mientras que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, activó la unidad móvil para la atención de los tres cabildos e hicieron entrega de 360 unidades del complemento alimenticio de alto valor nutricional para los niños y niñas”, detalló.

Las ayudas también han sido entregadas desde la Alcaldía de Montería, con kits de aseo y alimentos, y más de 140 bonos para compra de alimentos. Blumont también hizo entrega de 21 kits de aseo y 21 kits de hábitat.

En los dos meses de desplazamiento la comunidad Emberá reporta la muerte de una joven de 18 años por tuberculosis, una niña de 4 años se encuentra en UCI tras ser arrollada por una moto; otra de similar edad se encuentra en las mismas condiciones clínicas tras caer de un árbol al que trepaba en el parque, y  fueron detectados 70 niños con Infección Respiratoria Aguda, IRA; y 21 más con  Enfermedad Diarreica Aguda, EDA, quienes además presentan infecciones en la piel y cuadros febriles.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Te puede interesar:

DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.