El Heraldo
“Intento llegarle con la palabra a quienes han delinquido, pero como Policía los sometemos a la justicia”, dice.
Suministrada
Región Caribe

El coronel De los Reyes, el hombre de Dios que combate la delincuencia

El comandante de Policía en esta zona del Caribe colombiano es, además, diácono de la iglesia ‘La Casa sobre la Roca’.

El coronel Jesús Manuel De los Reyes asegura que se ha salvado en varias ocasiones de la muerte y de los peligros a lo largo de su trayectoria como policía encomendándose a Dios.

Precisamente su fe lo llevó, cuando apenas era subteniente, a vincularse a una iglesia cristiana.

Es el comandante de Policía en el departamento del Cesar, a donde llegó hace más de un año con el firme propósito de combatir la delincuencia y garantizar la seguridad ciudadana, pero también extendiendo la palabra del Señor, no solo en su labor como diácono en la congregación a la que asiste, sino entre sus hombres, la comunidad e incluso entre quienes han trasegado por el mundo de la ilegalidad, con el ánimo de transformarlos en ‘nuevas’ personas.

Costeño de pura cepa, oriundo del municipio de Sabanalarga, Atlántico, y a sus 44 años, de los cuales 28 ha dedicado al servicio de la Policía, acumula una importante trayectoria en la institución. Estuvo en Córdoba, Caldas, Bogotá, San Andrés isla, Barranquilla y Norte de Santander, también fue docente e instructor de policías en la escuela Rafael Núñez, en Corozal.

Este oficial, administrador de empresas egresado de la Escuela Nacional de Negocios, con especialización como gerente en gestión humana, y en docencia, casado y padre de dos hijos, ha trabajado tanto en el área administrativa como operativa de la Policía.

“Un policía debe ser un ejemplo en su hogar y en la sociedad”, dice el coronel.

La fe en cristo

El coronel de los Reyes confiesa que su fe en Cristo prácticamente la adquirió cuando era subteniente en Córdoba.

Dice que allí inició el camino espiritual que ha sido fundamental en el campo personal y laboral.

Explica que la Policía tiene entre sus símbolos  “Dios y Patria”, por lo que considera que cualquier persona, y más los policías necesitan del Señor para todos los actos de la vida.

En una de las paredes de su oficina en el comando de Policía del Cesar tiene colgado un cuadro con un aparte del Salmo 127, y a un lado de su escritorio, la Biblia. 

“Si Dios no cuida la ciudad, en vano vigila la Policía”, precisa el versículo del Salmo, que para el coronel resume que nada puede hacerse sin la voluntad del Creador,

Pertenece a la iglesia ‘Casa sobre la Roca,’ que tiene sede principal en Bogotá, y subsedes en diferentes partes del país, una de ellas en Valledupar a donde asiste y participa liderando además conferencias de crecimiento espiritual.

El comandante de la Policía del Cesar asegura que Dios ha sido fundamental en  su vida porque he podido dar testimonio de cómo lo ha protegido a lo largo de su carrera profesional en circunstancias y situaciones en las cuales me ha salvado de la muerte.

Recuerda que una de ellas fue en San Andrés de Sotavento (Córdoba), cuando sobrevivió a un accidente en el que murió un policía y varios quedaron heridos.

En otra ocasión también se libró de la muerte en una confrontación entre paramilitares y guerrilla.

“Soy un amante de la palabra como un alimento para la vida y considero que se requiere para poder tener serenidad en las decisiones que se viven y el mismo estrés que se maneja en una responsabilidad tan grande como esta”, añade.

Junto a esposa Yinnis Rincón y sus hijos Elías y Elena.

“Combatir el mal”

Sobre su posición como jefe de la Policía en el Cesar, dice que la fe no es incompatible con su trabajo, y que por el contrario se necesitan.

“La misma escritura así lo señala, nos toca combatir el mal en un mundo donde va a haber fuerzas de luz, de oscuridad, de mal, y de muerte; yo estoy del lado de la luz, estoy del lado de la justicia, mi deber es luchar contra todas las manifestaciones delictivas que se presentan en el territorio nacional”, dice, y añade que no necesariamente debe haber represión.

Cuenta que tiene muchas experiencias en varias ciudades, donde a través de compartir el Evangelio puede transformar a las personas.

“Uno observa gente que se recupera después de haber trasegado en el mundo delictivo, es tener la oportunidad, como ya lo hemos hecho en ocasiones, de llegar a las cárceles y hablar con las personas que están allí, y que en ellas se genere un verdadero cambio interior”, narra.

 El propósito -asegura- es que sean personas nuevas, que salgan transformadas; eso lo hemos podido hacer con consumidores de drogas, con personas dedicadas al hurto, pero también, como Policía Nacional los sometemos a la justicia.

Dice además que parte de su tarea diaria con los uniformados es afianzar principios y valores.

 “De las cosas que más les transmito es la importancia del temor de Dios, de apartarse de todo tipo de situaciones irregulares, un policía no puede tratar con la corrupción, un policía tiene necesariamente que conducirse con integridad, un policía debe ser un ejemplo en su hogar y en la sociedad tiene que ser un modelo en la comunidad, y esto solamente se logra si uno tiene a Dios en su corazón”.

El coronel De los Reyes como diácono en su iglesia.

28 años en la policía

De los Reyes ingresó a la institución en 1993. Primero estuvo en el departamento de Córdoba en los tiempos de la lucha contra el paramilitarismo y la guerrilla.

Allí pasó por Lorica, San Andrés de Sotavento, Sahagún, y el sur de Córdoba como Valencia, Tierralta y los límites con Urabá.

De ahí llegó a la Metropolitana de Bogotá, donde estuvo en el grado de teniente y fue segundo comandante de la Unidades Permanentes de Justicia, UPJ.

De la capital del país, fue trasladado como instructor de policías en la escuela Rafael Núñez en Corozal.

“Fue el periodo de las fases de reactivación de los primeros planes 10.000 de los policías que se formaban cada seis meses, ese fue un reto muy grande, donde tuve la oportunidad de graduar más de 15 cursos de formación de patrulleros”, señaló.

Luego estuvo cinco años en Manizales en donde fue jefe administrativo y financiero; posteriormente adelantó su curso de ascenso a teniente coronel y pasó a trabajar en la isla de san Andrés y Providencia, liderando una lucha contra el narcotráfico y el hurto.

“Después de dos años allá, llegué a mi hermosa Barranquilla, donde fui inicialmente comandante del Distrito en El Bosque, y posteriormente pasé a ser comandante operativo”, explicó.

En su etapa final en la capital del Atlántico estuvo a cargo de la seguridad de los Juegos Centroamericanos del Caribe, y del Carnaval en dos oportunidades.

Una vez ascendió al grado de coronel, pasó a Norte de Santander, una de las experiencias más difíciles, dada la problemáticas de este departamento en la lucha contra la subversión, el narcotráfico, y el hurto de hidrocarburos.

“Ha sido uno de los departamentos en que a pesar de que solo estuve año, más enseñanzas me ha dejado, y quizás donde he vivido momentos difíciles como ver morir policías en esa guerra contra el narcotráfico, y por último fui designado como como comandante de policía en Cesar, donde llevo un año y un mes”, indicó. Ahora el coronel De los Reyes será trasladado, para seguir su labor contra el crimen, a Santa Marta.

Disminuyen delitos

Al frente del comando de Policía del Cesar, de los Reyes ha reportado la captura de 605 personas por diferentes delitos, de las cuales 500 fueron detenidas en flagrancia y 105 por orden judicial; igualmente se han incautado 119 armas de fuego, se han recuperado 33 motocicletas y 12 carros hurtados, e incautado mercancía de contrabando por más de 25 mil 718 millones de pesos.

En cuanto a la reducción de delitos, se ha registrado una disminución del 23% de homicidios a corte del 26 de febrero de este año en comparación con el mismo periodo de 2020; en lesiones personales se presentaron 163 casos menos, y una baja del 54% en hurtos al comercio, del 52% en robos a residencias, así como del 45% en hurtos a personas. 

También se redujeron el hurto de vehículos en un 50% y el abigeato en el 67%, con 33 casos menos que a corte del 26 de febrero del año pasado.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • coronel De los Reyes
  • Policia
  • hombre de Dios
  • delincuencia
  • Caribe colombiano
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web