El Heraldo
John Robledo
Qué ha pasado con

“La educación es la herramienta para transformar la sociedad”

Margarita Lora ahora se mueve al ritmo de la Fundación Ewo, que este año celebra 60 años educando a niñas en situación de vulnerabilidad.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Con el mismo carisma y alegría que la caracterizó hace 18 años cuando fue reina del Carnaval de Barranquilla, Margarita Lora Gerlein recibió en las instalaciones del Colegio Sister Johanna a Gente Caribe. Desde su profesión como comunicadora social, la barranquillera se ha enfocado en el compromiso social, por eso no solo es la jefe de comunicaciones del Colegio Marymount, sino también la de extensión encargada de la Fundación Ewo, que tiene como proyecto bandera el Colegio Sister Johanna.

La fundación que llega a sus 60 años, ha tenido como objetivo desde sus inicios contribuir al desarrollo formativo de niñas en situación de vulnerabilidad, brindándoles una formación integral que ha “transformado sus vidas y las de sus familias”.

Poder hacer parte del fortalecimiento de cientos de niñas es una las principales razones que llenan de alegría la vida de la exreina, que por más de 15 años ha estado vinculada indirecta y directamente a este proyecto que busca “transformar a la mujer a través del liderazgo emprendedor”.

Inicialmente esta institución era amparada en un 100 % por el Colegio Marymount, pero a partir de 2017, recuerda Margarita, empezó a ser “sostenible” y a contar con el apoyo de la Alcaldía Distrital, empresas privadas, ex alumnos y padres de familia del Marymount, que decidieron seguir aportando a la formación de niñas que están iniciando su primaria y otras que están a punto de culminar su bachillerato.

“Cualquier personas que quiera contribuir al progreso de la ciudad a partir de la educación puede hacerlo desde aquí. Para este año vamos a matricular a 300 niñas que ingresan desde los 5 años cumplidos hasta graduarse. Nosotros somos un colegio privado gratuito que ofrece el inglés como segunda lengua y cada día nos esforzamos porque nuestras niñas reciban una educación de calidad, un programa de alimentación, apoyo psicoemocional, clubes de liderazgo, hasta una formación espiritual”, explica Margarita.

Pandemia
Para Margarita lo más importante es que las niñas reciban una educación integral. John Robledo

En medio de la crisis sanitaria las niñas de escasos recursos no dejaron de recibir sus clases. Aunque fue una situación difícil, Margarita indica que llegaron una cantidad de “retos”, pero a la vez fueron muy “afortunadas y privilegiadas” porque se pudo brindar el apoyo tecnológico a las estudiantes para no detener su formación académica. En la actualidad están bajo un modelo de alternancia y un plan de nivelación para aquellas que desarrollaron falencias en pandemia.

Desde la fundación Ewo y el Colegio Sister Johanna, Margarita afirma que quieren seguir creciendo y brindándole la oportunidad a más niñas de dar un giro a su vida desde la educación.

“En este gran paraguas de la Fundación Ewo estamos enfocados en tener una proyección internacional y queremos seguir atrayendo más aliados que se sumen a nuevos proyectos de liderazgo para la mujer”.

En la celebración de los  60 años de la institución no solo se hizo un reconocimiento a los fundadores y a quienes han hecho posible esta labor social, sino que también se llevó a cabo un ‘Ewotón’ en el que se tenía como meta recaudar 50 millones de pesos para seguir apoyando la educación de 20 estudiantes.

“No solamente llegamos a la meta, la sobrepasamos y el apoyo de la comunidad fue increíble. Los ex alumnos se activaron impresionantemente, porque todos los que conocemos esta obra social tenemos una empatía, sentido de pertenencia y sobre todo conocemos cómo es la realidad de las niñas y cómo desde aquí se transforma la vida de ellas. Ojalá podamos continuar con esta linda historia por muchos años más porque en la medida en que eduquemos vamos a poder transformar socialmente nuestra ciudad”.

Hacer parte del consejo superior de la Fundación Ewo ha hecho sentir “bendecida” a Margarita Lora que desde su trabajo social ha logrado “crecer” y colaborar con el desarrollo, el fortalecimiento y el crecimiento de las diferentes niñas que durante 16 años de labor han pasado por las aulas de clases del Colegio Sister Johanna.

“Yo trabajo feliz aquí. Es un reto supremamente grande, nos toca hacer mucho para poder recaudar todo lo que necesitamos para nuestras niñas, pero quiero seguir vinculada en esta planeación de convertir la fundación 100 % sostenible y que instituciones internacionales inviertan aquí, porque la educación es la herramienta más poderosa para transformar la sociedad”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.