El Heraldo
EFE
Mundo

Niña fingió su muerte en tiroteo de Texas untándose con sangre de compañero

La menor relató que las balas volaron junto a ella y los fragmentos golpearon sus hombros y cabeza. 

Miah Cerrillo, una niña de 11 años, sobrevivió el martes al tiroteo en la Escuela Primaria Robb, en Uvalde, Texas, donde Salvador Ramos dejó 21 muertos, 19 niños y dos profesoras.

La menor se untó con la sangre de uno de sus compañeros para fingir su muerte.

De acuerdo con la versión de la niña, en entrevista con el programa "New Day" CNN, ella y sus compañeros de clase estaban viendo la película Lilo y Stitch en el salón de clases de las docentes Eva Mireles e Irma García cuando se enteraron de que había un atacante en el edificio.

En ese momento, una de las docentes fue a cerrar la puerta con llave, pero el atacante estaba justo allí y disparó por la ventana de la puerta, según manifestó Miah.

Relató también que las balas volaron junto a ella y los fragmentos golpearon sus hombros y cabeza. 

La menor indicó que el sospechoso atravesó una puerta hacia un salón de clases contiguo. Y escuchó gritos, y el sonido de disparos en ese aula de clases. Sin embargo, después de que cesaron los tiros, manifestó que el atacante comenzó a tocar música triste.

Aseguró que, en medio del temor de que el atacante regresara a su salón de clases para matarla a ella y a otros sobrevivientes, sumergió sus manos en la sangre de un compañero de clase, que ya había fallecido, y luego se untó en su cuerpo.

Blanca Rivera, tía de la niña, dijo que Miah lo hizo para sobrevivir: "Es demasiado para mí reproducir esa escena una y otra vez, pero eso es lo que dijo mi cuñada, es que vio a su amiga llena de sangre y se la puso", dijo la tía.

La niña resultó herida pero fue llevada al hospital y fue dada de alta. “Mi hermano dijo que tenía fragmentos de bala en la espalda”, dijo Rivera.

La familiar contó además que Miah parecía estar bien hasta que llegó a casa el martes por la noche: “Alrededor de la medianoche, mi cuñada me llamó y estaba llorando (...) Estamos en casa y ella sólo está llorando y teniendo un ataque de pánico'”, contó la mujer.

Familiares relataron además que no se han separado un solo minuto de Miah para ayudarla a recuperarse física, emocional y espiritualmente. “En este punto, sólo tenemos que orar y pedirle a Dios que nos ayude a superar esta situación, sé que es traumatizante. Ahora quiere estar sola, no ha dormido mucho, ha sido muy duro para ella", explicó la tía de la menor.

Los padres de la niña comenzaron un GoFundMe específicamente para pagar su terapia.

La hermana de Miah, también asiste a la primaria Robb. Es alumna de segundo grado y afortunadamente no resultó herida durante el trágico hecho.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.