El Heraldo
Hospital Dr. Ángel Marzetti, donde laboraban los falsos médicos. Tomada de internet
Mundo

Dos brasileros usurpaban identidad de médicos para ejercer en clínica argentina

Felipe Nori y Thais Soares Costa trabajaron durante meses en el hospital Dr. Ángel Marzetti y ahora son señalados por uso de identificación falsa, estafa, falsificación de documento público y ejercicio ilegal de la medicina.

Dos ciudadanos brasileños que ejercían ilegalmente la medicina en un hospital cerca de Buenos Aires fueron denunciados por usurpar durante meses la identidad de dos profesionales de la misma nacionalidad, informo el hospital.

Además, otros cuatro médicos, también brasileños y trabajadores del hospital Dr. Ángel Marzetti fueron separados de la plantilla y son investigados por la justicia tras una denuncia realizada por una consejera municipal de Cañuelas, a una hora de Buenos Aires, donde queda el centro de salud.

Durante nueve meses, Felipe Nori simuló ser un médico recibido en la Universidad de Morón, en la cual había estudiado hasta que abandonó antes de recibirse. Usando la identidad, matrícula y el diploma de un compañero compatriota consiguió que el hospital Marzetti lo contrate en agosto del año pasado para cubrir guardias clínicas.

En abril de este año, el falso médico inició los trámites para casarse con su pareja y se detectó que parte de la documentación que presentaba no era fidedigna. Cuando se le solicitó presentar los papeles originales, abandonó el hospital y nunca regresó.

El caso encendió la alarma de las autoridades del concejo deliberante de Cañuelas y las autoridades del centro de salud, que iniciaron una investigación interna que incluyó congelar los salarios de toda la plantilla de profesionales hasta que presenten la matrícula provincial al día y la inscripción en el colegio de médicos.

Ahí es cuando detectaron el segundo caso. Una mujer llamada Thais Soares Costa había ejercido como médico en el mismo hospital usurpando la identidad de otra mujer también brasileña, según el hospital.

Además, se dieron de baja los contratos de otros cuatro médicos de la misma nacionalidad, "por no haber acreditado la documentación correspondiente", según indicó en un comunicado el hospital.

Ahora asumen cargos por uso de identificación falsa, estafa, falsificación de documento público, ejercicio ilegal de la medicina y usurpación de títulos y honores.

El caso motivó la dimisión del titular del nosocomio y los falsos médicos fueron denunciados a la justicia por la consejera Elizabet Romero, quien se valió de una información conseguida por el sindicato de Trabajadores Municipales. 

"Para contratar a un médico se hace una entrevista personal con documentación. La persona que se ocupaba de contratar estos médicos es imposible que no haya comprobado que la fotocopia que él presentaba no era de su cara", dijo Romero al periódico Clarín.

Diana Barcia, administradora del hospital, expresó que otros municipios también podrían haber sido engañados.

En otro comunicado, el centro de salud informó que "se han revisado todos los legajos personales de cada uno de los Profesionales" y verificó que están actuando con matrículas y requerimientos al día.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.