Mujer E Igualdad | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
Hansel Vásquez
Mujer e Igualdad

Retos de la mujer para este 2021

La falta de compromiso en temas de igualdad, empleo, violencia y paridad son las preocupaciones de las defensoras de derechos.

En este comienzo de año las activistas le ponen el pecho a los nuevos desafíos que trae el 2021.

Saliendo de un 2020 en el que se vivieron hechos inimaginables que tocaron la fibra de la humanidad, el tema de mujer e igualdad reposó sobre la mesa.

De acuerdo con Carmen Mendivil, docente y activista, la pandemia ha develado que existe una “gran brecha de empleabilidad” para las mujeres, por tanto hay trabas en el acceso a la formalidad.

“Un gran reto sería empezar a reconocer la importancia de las tareas de cuidado, reconocer el trabajo de atención a personas enfermas, adultos mayores, a niños y cuidados del hogar”, dijo.

Lo ideal, contó Mendivil, es seguir insistiendo en proyectos de ley que cobijen los derechos de esta población para que el Estado colombiano “pague” las tareas de cuidado.

Dentro del listado de objetivos por cumplir en este 2021 también se encuentra un reto permanente que es la protección a la vida, tanto física como emocional, de las mujeres.

La activista contó que lleva un profundo deseo dentro de su corazón que es encender el televisor o leer noticias y que no aparezca el caso de una niña violada, o una mujer asesinada en el mundo.

Las denuncias, más que un reto, las ve como un compromiso que no pueden pasar por alto las víctimas o mujeres en riesgo. Mendivil hace énfasis en lo necesario que es instruir a la comunidad sobre la ruta de atención en casos de emergencia o vulneración de los derechos.

Aunque, “lastimosamente”, un feminicidio es “impredecible”, no está de más aprender a identificar desde la más mínima violencia cuándo debe ponerse un alto para que no trascienda.

“Suena difícil, pero también se debe cambiar esa idea de relaciones amorosas bajo el sentido de la propiedad. Muchos feminicidios se dan bajo el pensamiento de si no eres mía no eres de nadie”, explicó.

Las activistas coinciden en que las marchas han logrado sensibilizar a la sociedad en ciertos aspectos.

Influencia del sistema

En términos de derechos sexuales y reproductivos “debemos conocerlos” para entender que nadie manda sobre un cuerpo ajeno.

La experta enfatizó en que estos compromisos no son exclusivamente de las personas, sino también del Estado como garante del cumplimiento y difusión de estos derechos.

“Se debería comenzar a incluir de forma sistemática y organizada una cátedra de derechos sexuales y reproductivos porque desde allí empezamos a hablar de equidad de género”.

La docente comentó que instruir a los más pequeños lo más pronto posible promete un futuro esperanzador en temas de igualdad.

Recalcó la importancia de la divulgación de la Ley 1258 de 2008 que reglamenta y sanciona cualquier tipo de violencia contra la mujer, ya sea psicológica, física, sexual o patrimonial.

No olvida el compromiso hacia la comunidad Lgbti, que de a poco ha alzado su voz y tiene el apoyo de muchas organizaciones y entidades. Sin embargo, reconoce que se deben ofrecer más alternativas para el beneficio de esta, ya que también son una población productiva.

Los avances

Según Mendivil, aún queda mucha tela por cortar, “pero el solo hecho de que tengamos legislaciones que permanezcan y que sigamos apostándole a visibilizar estas situaciones, siguen siendo avances. Que se tenga al menos sobre la mesa el tema del aborto legal también lo es, así como el hecho de que las personas denuncien”.

La activista e investigadora Emma Doris López, por su parte, sostuvo que en el tema de la emisión de normativas que favorezcan a las mujeres “se han tenido avances significativos”. 

Considera que es importante la construcción de discursos en relación con los derechos de las mujeres como sujetos políticos y mayor reconocimiento por otros sectores.

“La pandemia colocó un reflector sobre las mujeres haciendo visibles temas como la mujer y las violencias en los escenarios donde comparten con el agresor, las mujeres y la salud, sin dejar de lado los abusos sexuales y las triple jornadas”.

Lo anterior sirvió como un llamado a los entes territoriales para disponer de un mayor recurso en función de satisfacer completamente este tipo de demandas de las mujeres.

“En materia de igualdad necesitamos frente al reconocimiento de nuestros derechos fundamentales a la participación política, a la inclusión y a la paridad. Las mujeres necesitamos que se haga efectivo el derecho a ser elegida, esto implica una paridad en reconocimiento con un sistema electoral que garantice que lleguemos a ese escenario de poder, pero que nos dejen tener libertad y que nuestra voz sea escuchada”, añadió.

Emma Doris actualmente es miembro de la iniciativa ‘Paridad ya’, una plataforma en la que “exigen” una Barranquilla incluyente con espacios de participación política de las mujeres en diferentes cargos. “Deben haber presupuestos específicos que faciliten la formación de estas profesionales”, afirmó.

La activista mencionó que es de suma importancia que las tareas de cuidado sean una responsabilidad compartida. De esta manera, “las mujeres podrán formarse y ser autónomas”.

Según López, con estas acciones integradas el país podría alcanzar la “anhelada democracia, paz y desarrollo”.

Para este 2021, las dos expertas tienen altas expectativas con respecto al tema, y esperan que se sigan aprobando proyectos en pro de las mujeres.

Adiós violencias: un compromiso colectivo

En el marco de las violencias, López contó a EL HERALDO que espera que todos los entes territoriales inviertan en más recursos “para hablar de desarrollos de democracia y de inclusión dentro del tema del empleo y la igualdad salarial”.

Las rutas de atención deben activarse y ser el mecanismo idóneo para que las víctimas sepan a quién y a dónde recurrir en cualquier caso, comentó.

Las afectadas deben aprender a identificar en qué situaciones están siendo vulnerados sus derechos y cuándo pasa a ser violencia (en cualquiera de sus manifestaciones). En este punto reitera el gran reto que tiene  el sistema educativo del país, teniendo en cuenta “cómo se ha normalizado el micromachismo”.

Emma Doris, que coincide en este aspecto con Mendivil, anotó que la responsabilidad que recae sobre el Estado es tan grande como el que tiene la misma sociedad en términos de la lucha por la erradicación de la violencia basada en género.

Por otro lado, las redes sociales han servido como una plataforma de denuncias “efectiva”. La inmediatez y el alto alcance que tienen se han convertido en un método eficiente para estos casos. López hace énfasis en seguir con estos canales abiertos a la comunidad para servicio al cliente y para dar a conocer también otras líneas de atención.

Marco legal

Ley 1258 de 2008:  “Por la cual se dictan normas de sensibilización, prevención y sanción de formas de violencia y discriminación contra las mujeres, se reforman los Códigos Penal, de Procedimiento Penal, la Ley 294 de 1996 y se dictan otras disposiciones”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • derechos
  • Empleo
  • igualdad de género
  • Mujer
  • Violencia
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web