El Heraldo
Cortesía
Magdalena

Más de 100 metros del terraplén se tragó el río en Salamina

Los continuos eventos erosivos en este punto del Magdalena han acabado prácticamente con el terraplén de la vía a El Piñón.

Con una misa en el punto crítico de la vía Salamina - El Piñón, en donde en las últimas horas el río socavó la orilla amenazando con producir una inundación sin antecedentes, los salamineros esperan contener el ímpetu del agua y mitigar las angustias.

El oficio religioso fue elevado a cielo abierto por el párroco de la iglesia Nuestra Señora del Tránsito, reverendo Luis Alberto Sevilla, quien manifestó que “había que implorar la misericordia por el pueblo y por su gente”.

“Algo importante en esta emergencia es orar y buscar la ayuda de Dios”, dijo el sacerdote.

Expresó, además, que con este acto litúrgico se envió un mensaje de esperanza.

“Hay que saber que aún en momentos difíciles, cuando acecha la naturaleza, lo mejor es pedir la ayuda al Todopoderoso”, anotó.

Por su parte, los salamineros se mostraron angustiados por la actual situación y solicitaron ayuda a las diferentes autoridades para evitar una tragedia.

“Es una situación ya muy complicada. Menos mal que el caudal se calmó un poco, pero el agua está a punto de entrar a las fincas . Ojalá el río nos tenga piedad”, dijo uno de los vendedores de la zona.

Noche en vela

Y es que el temor no se aparta de los pobladores, muchos de los cuales pasan noches en vela, trabajando en las obras de mitigación para contener el proceso erosivo en el kilómetro 2,1 de la vía a El Piñón.

La comunidad, personal de la Alcaldía municipal, bomberos y policías, con sus propias manos y utilizando maquinaria amarilla, construyen un dique artesanal para frenar la socavación que produce la fuerza del río al golpear en la orilla por la margen derecha. Para ello se trata de proteger el terraplén con sacos y palmiches, con el objetivo de evitar la entrada de agua.

“Este es un proceso de mitigación, es un control temporal”, dijo el comandante de los bomberos de la localidad, Carlos Cabrera.

Comentó que el río Magdalena se llevó más de 100 metros lineales en el sector de la finca de William Orozco, y que lo grave es que “no hay presencia del Estado”.

Gobernación hace presencia

Ante la nueva emergencia registrada por la erosión producida por el río Magdalena, la Gobernación se trasladó hasta el sitio con el propósito de evaluar la situación y seguir con los trabajos que se vienen realizando con la maquinaria amarilla para mitigar la problemática.

Jaime Avendaño, jefe de la Oficina de Gestión del Riesgo y Desastres departamental, se apersonó de la problemática y bajo las directrices del gobernador Caicedo trabaja en lo que es de su competencia.

 “Nos encontramos en Salamina evaluando la situación que se presenta por el avance del fenómeno erosivo en el sector de la antigua vía nacional y el propósito de esto es seguir apoyando con maquinaria, sacos y técnicamente las acciones que se requieran realizar en los puntos focalizados”, expresó el funcionario.

Durante la mañana del jueves se efectuó un puesto de mando unificado, PMU, en coordinación con todas las autoridades y organismos de socorro para trazar nuevas acciones que ayuden a mitigar la emergencia.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.