El Heraldo
Martha Riva Palacio. Cortesia
Libros

“En el lenguaje está contenida la historia de nuestra escucha”: Martha Riva Palacio

Una charla con la autora mexicana a propósito del estreno hoy de Entrelibros, programa radial de la Secretaria de Educación y Círculo Abierto.

Con una lectura de su poemario Lunática, una obra en la que la casa, los sueños y una visión afectiva del cosmos se tejen para elaborar un relato sobre la intensidad que acompaña a ciertos eventos de la infancia, la escritora mexicana Martha Riva Palacio vuelve hoy Barranquilla. Esta vez lo hace a través de la gestión de la Secretaría de Educación del Distrito y de la Fundación Círculo Abierto, que estrenan a las 9:30 a.m. el programa radial Entrelibros, a transmitirse este y los próximos viernes por Vokaribe radio (89.6 FM).

Riva Palacio estudió Psicología y es maestra en Artes Visuales. Por su trabajo que incluye poesía, novela, ensayo y cuento, recibió el XVI Premio de Literatura Infantil Barco de Vapor; el Premio de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil de Cuento para Niños y Jóvenes y el White Raven Award, entre otros. Con EL HERALDO habló del mes del libro y de cómo el lenguaje se construye desde la ambivalencia de significados. Entrelibros se repetirá a la misma hora los días domingo y podrá encontrarse en la web circuloabierto.org.

P.

¿Qué es un libro para usted?

R.

Un libro es para mí un umbral, una posibilidad. Está en evolución constante. Un libro es lenguaje, imagen, objeto pero también espacio.

P.

¿Qué significado tiene la celebración del mes del libro en medio de la pandemia por coronavirus?

R.

Los libros son un punto de encuentro, nos permiten crear y fortalecer vínculos. Especialmente en este momento, en el que nos toca pensar como individuos pero también como colectivo, los libros nos sirven para crear redes y acompañarnos a la distancia.

P.

¿Qué quiso decir con el título “Todo cabe en un poema si lo sabes acomodar”?

R.

Las metáforas nos permiten nombrar los aspectos más complejos de esta realidad que siempre va a estar un paso más allá del lenguaje. La poesía surge en ese punto casi imperceptible en el que la voz se topa con el silencio, tiene que ver con lo que se dice pero también con lo que se evoca. Por eso a veces no podemos decir del todo qué significa realmente un poema aunque éste nos conmueva y haga resonar.

P.

Otro aspecto que se conmemora en estas fechas es la propiedad intelectual. En tiempos en que la difusión mediante canales virtuales y archivos digitales es más fácil, ¿cómo protegerla?

R.

Me parece que es un tema muy complejo: por un lado es importante proteger y valorar la obra de personas artistas, artesanas o escrituras, evitar que haya apropiación o robo. Pero por otro, también es necesario permitir que todas las personas puedan tener acceso a los libros, independientemente de su situación económica. Cada vez estoy más segura de que la respuesta son las bibliotecas públicas (físicas y/o virtuales). Las bibliotecas son un punto de encuentro, de intercambio de saberes en las que también, en el mejor de los casos, se puede tener acceso a libros que de otro modo sería muy costoso conseguir.

Carátula de Lunática.
P.

Usted ha realizado obras de arte sonoro. La literatura también es sonido: como el que produce un poema dicho en voz alta, o una historia que nos leen o cuentan antes de dormir. ¿Qué relación guardan los sonidos y las palabras en su obra?

R.

El lenguaje es sonido y en él está contenida la historia de nuestra escucha tanto individual como colectiva. En mi caso, busco explorar cada vez más a fondo el concepto de la voz: mi voz como autora, ligada a un estilo, pero también la voz que es cuerpo, memoria. Me parece muy importante al hablar sobre la voz, preguntarme qué voces están o han sido silenciadas. No sólo por los demás sino por mí misma. 

P.

¿Cómo reconocer la importancia de las librerías (que engloban el trabajo de autores, editores, distribuidores, promotores, etcétera) y la necesidad de su supervivencia en esta situación?

R.

Creo que estamos en un momento en el que es importante sabernos parte de una comunidad, de una red que puede ser también de apoyo. En México, por ejemplo, están surgiendo algunas iniciativas que buscar ayudar a que las librerías independientes puedan seguir a flote: talleres virtuales, promociones y alianzas con editoriales también independientes... Es complejo, nos toca ir resolviendo sobre la marcha pero creo que es necesario pensar en conjunto para poder continuar.

P.

Hace aproximadamente un año, durante su presentación en el Festival Épico en Barranquilla, usted contó una anécdota sobre una niña y su relación con el lenguaje al decir y callar ciertas palabras con el fin de producir un efecto. ¿Podría recordarla?

R.

¡Claro! Cuando mi sobrina tenía alrededor de dos años, casi tres, descubrió la palabra “tonto” y por supuesto, todo era “tonto”: tonta casa, tonta tía, tonta mamá, tonto perro... por supuesto cada tonto iba acompañado de un regaño por parte de mi prima. El goce de descubrir las palabras prohibidas. Un día íbamos en el coche y después de que le habían dicho por quinceava vez que no dijera “tonto”, mi sobrina empezó a decir “to... to... to...” el placer de tener a cuatro adultos pendientes de lo que vas a decir a continuación. “To... to... tortilla”, dijo triunfal mi sobrina con tono de “a ver, regáñame: dije tortilla pero estoy pensando en tonto.” 

Y pues esa anécdota me encanta porque fue ver justo ese momento en el que alguien descubre que las palabras pueden significar dos o más cosas al mismo tiempo. Ahí surge la poesía.

P.

Un libro para leer en cuarentena...

R.

Se me ocurren dos que me gustan mucho: Cuaderno de faros de Jazmina Barrera y Libro de hallazgos de Yessica Chiquillo Vilardi.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.