Judicial | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Judicial

Fiscalía prioriza investigación por brutal agresión a mujeres

Informaron que el caso de Dalila y Carmen se maneja con un enfoque de género, lo que le daría celeridad al proceso judicial. 

Si bien en un principio Dalila Peñaranda Fairuth había contratado a Carmen Pérez Monterrosa para que la ayudara en su casa, hoy los papeles se han invertido.

Luego del brutal ataque del que fueron víctimas el pasado viernes 4 de septiembre, Dalila es quien ha prestado a Carmen la mano que necesita para llegar hasta los entes judiciales a interponer la denuncia en contra de sus agresores.

No es para menos, pues juntas se convirtieron en símbolo de la necesidad de una cultura ciudadana sólida en la ciudad y del llamado de las autoridades al cumplimiento de las normas de convivencia por parte de todos y cada uno de los barranquilleros. Sobre todo en tiempos en los que la distancia social parece ser lo más (bio) seguro.

Sin embargo, sus heridas no han sanado. Si bien los golpes y rasguños empiezan a reducir su coloración  violeta, en sus memorias sigue el duro recuerdo del ataque, que solo logra motivarlas a seguir buscando justicia.

“La señora Carmencita llora cada vez que se acuerda –aseguró Dalila en diálogo con EL HERALDO– (...) Aunque a mí me dolieron los golpes, lo que más duro me ha dado ha sido ver los videos y ver cómo la trataron. Me pareció muy cruel”.

Por eso, para la pediatra, no ha sido ningún inconveniente acompañar a Carmen a Medicina Legal, a la Sijín o a la Fiscalía. A fin de cuentas, Carmencita también la acompaña a ella.

En ello, Dalila se ha hecho cada vez más consciente de que, tras imponer denuncias contra cuatro personas señaladas como responsables del delito de lesiones personales con perturbación funcional transitoria, las autoridades no pueden “perder de vista que este es un caso en el que se evidencia el maltrato hacia dos mujeres que están en desventaja”.

De hecho, la Fiscalía General de la Nación informó este martes que trabaja en concordancia con este postulado, pues aseguró que las investigaciones por las agresiones se realizan “con un enfoque de género”.

El proceso avanza

 Según conoció EL HERALDO, la violenta agresión registrada en el pasillo del piso 10 del edificio La Ría, ubicado en el barrio Villa Santos, se divide judicialmente en dos casos: uno por lesiones personales con perturbación funcional transitoria, perpetrado contra ambas mujeres denunciantes; y una investigación paralela por violencia contra servidor público, teniendo en cuenta que uno de los policías que intervino terminó siendo agredido.

Cabe recordar que las personas denunciadas en este caso son los arrendatarios del apartamento,  Martín Caro Parra y Fanny Franco Pérez, y dos de los invitados a la fiesta, identificados como Jalim Rebaje y Asad Barake.

Una fuente de la Fiscalía confirmó a este medio que a cada caso se le asignó un fiscal, lo cual ha permitido avanzar en la recopilación de entrevistas a los vecinos, al personal de seguridad del edificio, a las víctimas, los uniformados presentes y otros testigos del violento ataque. Así mismo, se conoció que ya se ha recopilado la mayoría de videos de la agresión, algunos tomados por cámaras de seguridad del edificio y, otros, por vecinos del habitáculo.

El abogado de las víctimas, Alfonso Camerano, explicó, en diálogo con EL HERALDO, que el anuncio de la Fiscalía sobre el enfoque de género al caso por lesiones personales contra Dalila y Carmen significaría una prioridad y celeridad en el proceso judicial.

“La investigación va a tener todas las garantías como si la tuviera cualquier otro fiscal que no sea de género investigando cualquier conducta de tipo penal. Pero como es de género, tiene una prioridad y celeridad. Esa es la intención, que sea mucho más ágil el proceso”, indicó el abogado.

Cabe aclarar que si bien las investigaciones avanzan, tal y como lo informó la Fiscalía, se desconoce si al final de las mismas se proceda a una captura e imputación de cargos, sobre todo porque el delito lesiones personales con perturbación funcional transitoria califica como querellable y, usualmente, se resuelve en acuerdos entre las partes, teniendo en cuenta, sobre todo, el dictamen de Medicina Legal.

Aprender a Celebrar

Sobre el caso, Dalila Peñaranda añadió que, además de darle visibilidad a otros casos de violencia contra la mujer, el proceso legal que se desarrolla es “una oportunidad para aprender a celebrar con mesura, con moderación. A realmente celebrar”.

En ello, la pediatra hizo énfasis en que desde hace 15 meses se había venido presentando inconvenientes en el edificio con los habitantes del apartamento en el que se desarrolló la fiesta y que ya se les había hecho llamados de atención e impuesto sanciones de tipo monetario.

Incluso, dijo Dalila, la administración del edificio había interpuesto una querella contra los arrendatarios del apartamento por faltas a las normas de convivencia.

Gremios y autoridades repudian la agresión y se solidarizan con las mujeres víctimas

Desde que se conoció la agresión de la que habían sido víctimas Dalila Peñaranda y Carmen Pérez, autoridades y gremios en Barranquilla y el Atlántico –y la comunidad en general– se han pronunciado en total rechazo a la violenta reacción de un grupo de ciudadanos ante un reclamo amparado en las normas de convivencia ciudadana.

Por medio de una carta, la gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, lamento el hecho y expresó su solidaridad con las víctimas, asegurando que el caso la “ha llevado a reflexionar una vez más sobre la difícil situación que atraviesan muchas mujeres que fueron víctimas de violencia durante la cuarentena obligatoria”.

Por su parte, el presidente de la Sociedad de Pediatría del Atlántico, Gustavo Romero, pidió un castigo ejemplarizante para los involucrados en la agresión contra ambas mujeres, una de ellas pediatra. Hizo énfasis en que lo ocurrido “rompió los esquemas de la conciencia, de la sensibilidad y la responsabilidad social”.

Por otro lado, la junta directiva del Colegio Médico Colombiano envió una carta pública a la pediatra en la que expresan “solidaridad y repudio por los actos de barbarie recibidos” por ambas mujeres, “a manos de un grupo de exaltados violadores de la ley y carentes de toda noción de respeto hacia los demás”.

“Esperamos que se haga justicia y se sancione efectivamente a los perpetradores de semejante brutalidad”, indicaron en el documento compartido en sus redes sociales, a la vez que ofrecen a las víctimas “apoyo jurídico y asistencial”.

Comparendos a anfitriones e invitados de la fiesta que derivó en ataque a las dos mujeres

La administradora del edificio La Ría, los arrendatarios del apartamento en el piso 10 donde inició la agresión y cinco de sus invitados, ya han sido multados por parte de la Policía por la fiesta que realizaron en la noche del viernes, que terminó en la agresión contra Dalila Peñaranda y Carmen Pérez.

Según informó el comandante de la Policía Mebar, general Ricardo Alarcón, los primeros sancionados fueron Martín Samir Caro Parra y Fanny Franco Pérez, arrendatarios del apartamento en el que desarrollaba la fiesta con licor, música en vivo y alrededor de 20 invitados –sin tapabocas–, en plena pandemia de Covid-19. También han sido sancionados Heber Blanco Bendek, Gustavo Pavajeau Maestre, Alfredo Bendek Suárez, Ivan Cepeda Morales y Nerge Manzur Paliz, quienes, según la Policía, asistieron a la fiesta. A cada una de estas personas se le impuso una orden de comparendo por "incumplir, desacatar, desconocer e impedir la función o la orden de Policía", correspondiente al artículo 35 del Código Nacional de Policía, numeral 2.

Esta multa corresponde a 32 salarios mínimos diarios legales ($936.320), y la participación en un programa comunitario o actividad pedagógica de convivencia.

Eso sí, el general Alarcón destacó que no serían los únicos en ser sancionados, pues dijo que analizando los videos se había logrado identificar a al menos 18 participantes de la fiesta, por lo que planeaban imponer al menos 11 comparendos más. Por otro lado, en la tarde de este lunes impusieron una multa a Gleny Barranco Vargas, quien se desempeña como administradora del edificio. Además, este martes, la Policía y el Distrito visitaron nuevamente las instalaciones de La Ría para verificar la implementación de los protocolos de bioseguridad, tras el ataque a las dos mujeres.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

La Región Caribe ha sido resiliente tras la pandemia, ya se está reactivando el turismo y cambiando las formas de realizar sus fiestas y festivales.

Conoce más aquí

Más noticias de:

  • agresión a mujer
  • agresiones
  • denuncia
  • Fiscalía
  • Pediatría
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web