El Heraldo
Policía Metropolitana de Barranquilla.
Judicial

Dos guardias capturados tras hurtar un carro de valores en Barranquilla

El caso se registró en el norte de Barranquilla. Los dos detenidos fueron judicializados. Policía busca a los demás implicados. 

Un aproximado de 1.000 millones de pesos fueron los que se hurtaron de un carro de valores, la mañana de este jueves en el centro comercial Viva, norte de Barranquilla.

Por el hurto de esta suma de dinero, la Policía de Barranquilla logró la captura de los guardas de seguridad que movilizaban el dinero y que laboraban en la empresa Brinks. 

Las hipótesis que manejan los agentes de inteligencia de la Policía es que se trató de un autorobo realizadas por  estas personas, las cuales  fueron judicializadas ante la Fiscalía General de la Nación. 

¿Cómo fue el robo?

Una fuente judicial le aseguró a EL HERALDO que no descartan que otras personas hayan participaron en el millonario hurto y que estas laboren en la empresa de seguridad.  

“Lo que se ve en las cámaras de seguridad es cuando los guardas se bajan del vehículo para recoger el dinero, uno de ellos se devuelve y deja entre abierta la puerta del mismo”, precisó la fuente judicial. 

Al dejar esta parte sin seguridad llegaron dos hombres en un vehículo de color gris y que, al parecer, vestían los uniformes de la empresa se llevaron el dinero. 

“La cámara de seguridad no muestra placas por la contra luz, pero sí se logra ver la sombra de los otros dos supuesto guardas de la empresa”, agregó la fuente. 

Fueron varios uniformados de la Reacción Caribe de la Policía fueron alertados del caso y llegaron para verificar lo que ocurría, pero encontraron todo en aparente calma. 

“Los dos policías que llegaron, le preguntaron a los guardas que si los habían robado, pero estos dijeron que no y los policiales se fueron. Después, la comunidad volvió a llamar y aseguraron que dos personas en un carro particular se habían llevado el dinero”, relató la fuente. 

En ese momento, los uniformados volvieron al sitio y habrían cambiado su versión asegurando que sí habían sido víctimas de un hurto, pero, al parecer, estos no quisieron atender a los policías hasta que llegaran sus superiores. 

“Los guardas se encerraron en el vehículo y no querían abrir las puertas hasta que llegaran sus jefes y cuando estos llegaron colocaron cierta resistencia para abrir las puertas. Ellos aseguraban que solo estaban recibiendo órdenes”, precisó la fuente. 

En varios videos que circulan en redes sociales se observan cómo los uniformados de la Policía bajan a estas dos personas del vehículo blindado, le colocaron esposas y los trasladaron hasta la Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía para su judicialización.

Esta casa editorial pudo establecer que personal de inteligencia de la Policía se encuentra adelantando las pesquisas correspondientes y así determinar qué fue lo que realmente ocurrió. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.