En video | Letanías del Carnaval: el desparpajo hecho verso

    ¿Quieres recibir notificaciones?
    Si
    No
    5/10 INGRESAR Explora tu perfil

    Tienes 5 artículos gratis restantes

    Suscríbete a EL HERALDO y disfruta de contenido ilimitado y muchos beneficios.

  • SUSCRÍBETE

Últimas noticias

Mark Zuckerberg, fundador de Facebook.
00:00

La divisa, que se usará en WhatsApp y Messenger, ...

00:00

La trifulca ocurrió en la tarde del pasado domingo y horas...

00:00

Las viviendas se encontraban adosadas a la parte trasera de...

00:00

El ya procesado y sancionado exgobernador de Córdoba,...

Aspecto de una sesión en el Congreso de la República, el cual entra mañana en un receso por un mes.
00:00

Conciliados los proyectos del asbesto, las leyes inútiles,...

Imagen de referencia.
00:00

Según la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, ya...

00:00

Mindefensa dijo que en julio el Consejo de Estupefacientes...

Daimler Paul Corrales Figueroa, sobrino de ‘Marquitos Figueroa’.
00:00

Juez ambulante bacrim de control de garantías revocó la...

El estudiante liberado tras encontrarse nuevamente con sus familiares.
00:00

Por su liberación los delincuentes exigían $80 millones. En...

Michel Platini.
00:00

El Fiscal Nacional de Finanzas de Francia ordenó el arresto...

En video | Letanías del Carnaval: el desparpajo hecho verso

Son consideradas la palabra dentro de la celebración del dios Momo, uno de los pilares de la tradición oral.

Por: Deniro Guete Acuña @Deniroguete

Son consideradas la palabra dentro de la celebración del dios Momo, uno de los pilares de la tradición oral.

El desparpajo y la alegría a la hora de contar sucesos de la sociedad hacen que en las letanías se encuentre la forma de hablar, en Carnavales, de lo que no se puede hacer en cualquier otro momento del año.

Sin embargo, aunque es sencillo verlas de desfile en desfile, el origen de las letanías del Carnaval de Barranquilla va más allá de la misma historia de la celebración.

Según el profesor Edmundo Ramos, investigador e historiador de letanías, la existencia de estos cantos existen desde las épocas egipcias, donde las configuraciones de letanías eran usadas para pedirles a los dioses por las almas de los muertos.

Es así como nos explica, según su investigación, que el texto más antiguo que consagra el término de letanía es el ‘Libro de los muertos’, donde los egipcios hacían una recopilación de textos funerarios con el fin de escoltar a los difuntos en su paso hacia la eternidad.

“Allí aparecen condensados himnos y encantamientos y, por primera vez, letanías. He aquí una muestra de la letanía de Osiris, en el mencionado libro: en honor a ti, creador de los dioses, rey del norte y del sur, oh Osiris victorioso, gobernante del orbe en tus gláciles estaciones. Eres el señor del mundo celestial, concédeme un sendero por el que pueda discurrir en calma pues soy justo y verás. No pronuncié mentiras de intento ni hice nada con falsedad”, entonó el profesor Edmundo.

El correo de las brujas.
El correo de las brujas.

Buscando la relación de los inicios de las letanías, llega el contexto religioso en las mismas, que, aunque parezca contradictorio, la jocosidad de las que hoy conocemos también tuvo éxito en épocas donde los romanos hicieron del cristianismo una religión poderosa.

“Al lado de las órdenes reglamentadas por Roma existían extraordinarios movimientos de clérigos y laicos como los goliardos, que eran, fuera de la iglesia, la orden más escandalosa que fruto de la pobreza era un grupo de vagabundos cínicos que practicaban una parodia grosera contra las devociones, contra los santos, los actos litúrgicos y los textos sagrados. Vagaban de ciudad en ciudad presentando sus argumentos absurdos, gracias a los cuales existían”, cuenta Ramos.

En ese sentido, Hugo Primas de Orleans, reconocido poeta lírico del siglo XII, quien también hacia parte del movimiento de los goliardos, escribió la siguiente letanía para parodiar la existencia de un obispo.

“El tal monje prohibido al obispado, al que llega pálido y enclenque en cuanto está el instalado devorando seis bocados, terminando su cena con un soyo, ha ganado en menos de dos años peso y manteca”, recuerda el profesor Edmundo en cuanto al escrito de Orleans.

Calancho y su zafarrancho.
Calancho y su zafarrancho.

Colombia, Carnaval y escuela

Los españoles trajeron consigo, además del idioma, las tradiciones culturales y religiosas dentro de las cuales se encuentran las letanías.

Es así como en los poemas de Las Elegías de Varones Ilustres de Indias, obra de Juan de Castellanos se encuentra el primer registro de la palabra letanías en la literatura colombiana. Para el profesor Ramos, se trata del inicio de la letanía en el lenguaje de nuestro país.

“En el canto primero de la elegía octava dice: hecha la prevención que voy diciendo, hicieron procesión con letanía, Suazo, con la cruz que va siguiendo esta desconsolada compañía. Él cantando los otros respondiendo, según uso de nuestra madre pía. Pero la dulcedumbre de estos cantos era todo lágrimas y llantos”, dice el investigador que se trataba de un relato sobre una procesión española en nuestro territorio en tiempos de la colonia.  “Allí Los españoles, además de recorrer los espacios realizando procesiones cantaban letanías para solicitar a Dios protección, cuidado de la vida, fertilidad en la tierra, fuentes de agua, entre otras cosas”, agrega.

Los Turpiales.
Los Turpiales.

Sin embargo, fue hasta 1930 cuando en el Carnaval de Barranquilla se comienzan a escuchar las letanías, siendo el barrio Rebolo el pilar de las creaciones orales de esta tradición.

Con un toque goliardo y la entonación católica, las letanías barranquilleras, de la mano de la Ánimas de Rebolo (hoy conocidas como las Ánimas Blancas), tomaron su espacio en el carnaval para ridiculizar situaciones o personas, yendo en ocasiones a lo vulgar. Esto último significaría dentro de algunos años, casi su extinción, pero con el tiempo pudieron ser sacadas del peligro.

“Las Ánimas Blancas de Rebolo se han dedicado a trabajar uno, por vestir la letanía de frac, dos por intentar quitar el estigma de vulgar que la letanía posee. Tres, por trabajar en las generaciones de relevo, y así garantizar que nuestras tradiciones culturales continúen”, asegura Freddy Cervantes, quien actualmente es el Rey Momo del Carnaval, primer título de esta envergadura para un letaniero en las festividades barranquilleras. 

Hoy, dentro del proceso por mantener la importancia de las letanías dentro de las tradiciones orales del Carnaval de Barranquilla, varias escuelas en la ciudad la permiten dentro del plan educativo de los niños y jóvenes.

“Cuando comenzamos con los Turpialitos, la idea era difundir la manifestación y luego que ellos mejoraran la lectura con esa estrategia. Por eso las letanías la usamos como un método para mejorar la lectura y la entonación”, manifiesta el profesor Renny Padilla, quien labora en la Escuela Normal La Hacienda y es director del grupo de letanías Los Turpiales.

Fue en este popular colegio donde inicio el proceso escolar de las letanías, un proceso que se encarga de inculcar en los más pequeños el amor y respeto por las mismas.

“Ya como el Carnaval es patrimonio de la humanidad, una de las condiciones que se exige para mantener esa condición es que se difundan las tradiciones que lo convierten en patrimonio”, expresó el educador.

Hoy, luego de pasar por épocas positivas y negativas, las letanías toman fuerza para seguir liderando la oralidad dentro del Carnaval. La designación de un rey momo letaniero podría ser un título esperado para una tradición que le ha aportado cultura al carnaval por más de 80 años.

Ánimas blancas de Rebolo.
Ánimas blancas de Rebolo.

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Entretenimien...
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

Estimado lector,

Lector de noticias
Acceso ilimitado
Rincón Juniorista
¿Ya tienes una cuenta?
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
Copa america Brasil 2019 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí