El Heraldo
Opinión

El futuro del agro

EL HERALDO abre mañana un ciclo de encuentros para debatir sobre las perspectivas de los sectores agrícola y agropecuario, y sus retos para ser más competitivos y perfilar el campo colombiano como despensa alimentaria mundial.

Colombia es una de las siete naciones llamadas a convertirse en despensa mundial de alimentos, según las estimaciones de la FAO, Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. Basta un breve repaso a la geografía del país para constatar ese potencial en sus largas porciones de tierra sin utilizar y su diversidad climática, oportuna para desarrollar una amplia variedad de cultivos.

El agro, no obstante, se mantiene como una asignatura pendiente en todo el país. Podría decirse que hay una vocación general clara, así como una creciente consciencia de las condiciones que favorecen el desarrollo en este sector y los beneficios que supondría, a distintas escalas. No obstante, el problema ha sido –y sigue siendo– cómo transformar ese potencial en una realidad; cómo poner en marcha planes e inversiones con acciones concretas para aprovechar al máximo lo que, hasta ahora, se viene desaprovechando.

Este será el eje de los Debates Caribe Agro, un ciclo de encuentros organizados por EL HERALDO con la participación de los principales actores del sector, y que empiezan mañana en Valledupar.

El panorama económico global y su impacto en el entorno nacional no dan más espera. Con la caída del precio del petróleo, la diversificación de las exportaciones ha pasado a ser una necesidad apremiante. Si bien se han dado pasos en este sentido, aún es largo el camino por recorrer para corregir el que, sin duda, es un error histórico: la desatención de la apuesta por el campo.

El conflicto armado interno aparece como uno de los principales obstáculos históricos para desplegar en todo su alcance el campo colombiano. Más allá de los avances hacia una posible terminación negociada del conflicto, esta no es la única causa de que la industria del agro no haya cobrado la importancia que debería en el crecimiento económico. También es necesaria una reflexión sobre la efectividad de las gestiones que se han emprendido hasta ahora, para adoptar los ajustes a los que haya lugar; y revisar, por supuesto, las políticas públicas destinadas a impulsar los negocios del agro. ¿Si están respondiendo a las necesidades del sector? ¿Qué más hace falta para potenciar la labor de los pequeños y los grandes productores? ¿Se están garantizando las condiciones para una agroindustria competitiva?

Un reciente decreto que libera de aranceles la importación de ajo, lentejas, fríjoles y aceites, a pesar de que son producidos también en el país, puso el dedo en la llaga.

El desarrollo regional del campo no puede seguir siendo desplazado de las prioridades de la agenda pública. Miles de familias derivan hoy su sustento de actividades productivas en el sector rural, en medio de asfixiantes dificultades. Merecen un mejor porvenir, y cobrar el rol protagónico que puede ejercer en el plano internacional una fuerza productiva como la suya.

Aún está por cumplirse la promesa de que la Región Caribe sería la mayor beneficiada con los tratados de libre comercio, como la gran despensa alimentaria.

Este es un término con el cual se ha familiarizado la Costa en los últimos años, al tratarse de un potencial que vuelve a resonar en los planes políticos con cada nueva campaña. Es hora de aterrizar ese potencial.

La industria del agro es un motor de desarrollo económico y social que no se ha utilizado como es debido. Golpeado por la guerra, por condiciones climáticas extremas y por la desidia administrativa, mantiene sin embargo su capacidad para impulsar a Colombia como potencia alimentaria. Hay que aceitar la máquina agroindustrial para que dé todo lo que puede dar.

Ahora disponible en: Spotify
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Editoriales

El Heraldo
Editorial

PAE a cuentagotas

Justo cuando comienza el cuarto mes del año en curso y dos meses después del inicio del calendario académico, de los siete departamentos de la región Caribe tres no han comenzado aún a ejecutar el Programa de Alimentación Escolar al que est

Leer
El Heraldo
Editorial

Inflación sin control

La decisión de la Junta Directiva del Banco de la República de subir las tasas de interés al 5 %, en un nuevo intento para contener la galopante inflación en el país, podría quedarse corta o ser insuficiente ante el alza de los precios que,

Leer
Ver más Editoriales
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.