Economía | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Cocinas cerradas son un salvavidas para restaurantes que venden a domicili
Johnny Olivares
Economía

Se conmemora este viernes un inusual Día del Trabajo

Empresarios y empleados le contaron a EL HERALDO cómo están afrontando la parálisis laboral desatada por la emergencia sanitaria. DANE revela que se han perdido 1,5 millones de empleos en marzo. Barranquilla tiene la tasa más baja del país. 

Este viernes, Día del Trabajador, y en medio de una cuarentena por la COVID-19, varias empresas y empleadores consultados por El HERALDO en Barranquilla sobre cómo están enfrentando la emergencia sanitaria y los costos que les genera, después de más de un mes de parálisis, coinciden en que los esfuerzos deben apuntarse a salvar los empleos.

Sin embargo, todos hacen cuentas y advierten de una crisis que solo permitiría una recuperación en el segundo trimestre del próximo año.

El endeudamiento con bancos y los pagos de arriendos son los aspectos que más presionan para una pronta recuperación de las actividades como el comercio. Este sector económico reúne a las actividades con más peso en el PIB de Atlántico. En 2018 transporte, hoteles y restaurantes crecieron 4,1% y mantuvieron una participación del 20,5%.

Carlos Guerra Schemel, gerente administrativo de una marca de restaurantes hecha en Barranquilla y con presencia en seis ciudades del país, dijo que no cerrarán ningún local y resistirán. En medio de una crisis para la que nadie estaba preparado y menos en un sector que depende de su venta diaria, sin importar el tamaño de la empresa, Guerra Schemel dice que lo ideal es superar la cuarentena sin estar “muy endeudados”.

“Hemos manejado alivios laborales: vacaciones colectivas, anticipadas. Arreglos para que los empleados reciban sus salarios básicos, sin comisiones. Lo justo pensando en ellos y en su seguridad social. Estamos tratando de sostener la fuerza laboral con toda la consciencia. Por eso le pedimos al Gobierno que ayude a este sector”.

Se calcula que en Colombia al menos 10 mil restaurantes no volverán a abrirse. Esto representa un 10% de un universo en el que el 66% de los negocios está cerrado por la cuarentena y espera medidas del Gobierno para reactivar sus actividades.

“La realidad es así de cruda en todas las principales ciudades del país. La caja de los restaurantes no resiste más de 15 días y por eso no van a volver 10 mil, siendo la presión de los arriendos lo que más peso tiene”, dijo Guillermo Enrique Gómez, presidente de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica.

Cambia el chip y le apuesta a los domicilios

Cierra los ojos y se imagina que en próximos años su restaurante y centro recreacional, después de las enseñanzas que dejará la COVID-19, tendrá la ambientación de viviendas japonesas, en donde hay divisiones de espacios y cerrados para compartir por familia o en pareja. “Esto de la emergencia sanitaria y el cierre ha sido duro. No me lo imaginé”, admite Jaime Corzo, gerente y fundador de Las Vegas. “Pero me ha tocado cambiar el chip”, agrega el emprendedor de Galán, Santander.

Cuenta que está estudiando la cultura japonesa, que ya vivió pandemias. “Ellos hacen lo que ahora nosotros hacemos: no besarnos, tocarnos, hablar de lejos. Visiono un cambio en la cultura del servicio de restaurantes. Creo que tendremos áreas de mesas con divisiones en acrílicos, muy livianos, separados y un diseño específico. Cada familia con su protocolo”.

Mientras termina la cuarentena, su negocio (que no paga arriendo porque es de su propiedad) tiene la misma incertidumbre que amenaza a grandes y pequeños. De puertas hacia adentro, las 200 mesas en las que departían sus clientes y en las áreas de recreación y piscina solo reciben el peso de las sillas.

La mayoría de los 60 empleados directos, que representan una masa salarial de $100 millones cada mes, están de vacaciones adelantadas. Los $300 millones y $400 millones por ventas, que lograba en promedio, ahora están por el piso. Su decisión ahora es tratar de levantarse con los domicilios que antes representaba un 2% de las ventas.

Corzo reconoció que ahora está más endeudado. “Lo que presté ya me lo gasté. No puedo despedir personal, son los activos de la empresa; para tener ingresos para pagar servicios públicos y nómina. Esto es un batacazo. Me ha tomado por sorpresa. Sin ahorros ni colchón. Invertí $2 millones para cumplir protocolos de higiene y bioseguridad para meterme a la tendencia de vender domicilios”.

Sin liquidación y sin ingresos

¿Cómo están haciendo los 380 extrabajadores de Pizano, empresa que cerró planta el Miércoles de Ceniza de 2018 y hoy está en proceso de liquidación, en la emergencia de la COVID-19 y la cuarentena en Barranquilla? Fernando Bujato no sospechaba el cierre de Pizano. Lo admite.

Aunque escuchaba el rumor que la empresa había superado una Ley 550 y que había vendido activos. Durante 28 años había trabajado en la planta, cotizó más de 1.000 semanas en el régimen público de pensión, terminó con un promedio de ingresos mensuales de $2.200.000 en el área administrativa de Pizano y una lesión profesional que determinó que tenía limitación de un 18% en su columna.

En sus proyecciones hipotecó su casa para ayudar a su hija a graduarse de licenciatura de Lenguas Modernas. Cuando ella estaba en su tesis, Pizano cerró y despidió al personal. Tiene una deuda de $60 millones de la hipoteca de su vivienda, y otros $10 millones en refinanciación. Después de 25 meses (en febrero de 2018 comenzó el proceso de liquidación de Pizano) no tiene ingresos. Bujato está confinado. Recibe la ayuda de sus familiares, vende hielo, minutos y recargas. “¿Quién me va a contratar? Estoy desprotegido”.

Supersociedades dice que la liquidación está “en procedimientos de los procesos”. Fredy Sánchez, otro extrabajador de Pizano, agrega que “el liquidador pagará con la venta de activos. "Seguimos esperando y con muchas necesidades”.

“Toca enfocarnos en nuevas líneas de negocio”

La cuarentena ha puesto a prueba a Hayeth Askar y Alejandro Espejo. Los dos propietarios y fundadores de una pequeña industria de alimentos en Barranquilla dicen que uno de esos desafíos es proteger a los 10 empleos que generan y sobrevivir en medio de condiciones como solo vender por pedidos. “Nuestras ventas han caído un 85%”, cuenta Alejandro Espejo.

Hace dos años, en una apuesta a ojos cerrados lograron atraer inversionistas al ceder un buen porcentaje de la empresa y la producción se instaló en Bogotá. Dicen que no los han desamparado y les han ofrecido alternativas para capacitar a sus empleados, que en su mayoría atienden puntos de venta. Es una fórmula para mantenerlos con la empresa, hacer teletrabajo, a no suspender contratos y atender algunas de sus necesidades. Dos de los empleados han dicho que “no” a la capacitación y han sido tajantes: “Pague lo que nos debe o si no los demandamos”, cuenta Askar. Alejandro Espejo explica las dificultades para acceder a la banca, pues le han dicho que le prestan si producen más de $1.000 millones.

“Nos toca enfocarnos en nuevas líneas de negocio con Bendito Arroz, como ofrecer nuestros productos para que los hagan en casa y venderlos en empaques de bolsa de más de 2 kilos”, señaló.

No se realizarán marchas

Las centrales obreras del país anunciaron que para este viernes, Día Internacional del Trabajo, “exigiremos al Gobierno nacional que la crisis no la paguen los trabajadores”. Afirmaron que los sindicatos y manifestantes izarán las banderas con trapos rojos –símbolo de las casas que piden ayuda humanitaria, sobre todo alimentaria, en la cuarentena– a las 12 del día y convocarán a un cacerolazo nacional desde las viviendas.

“Ante la pandemia del coronavirus son cientos los sectores de la producción afectados y aunque la decisión de prorrogar la cuarentena obligatoria hasta el próximo 11 de mayo es saludable para el país, no lo es así la apertura de actividades de los sectores de la construcción y las manufacturas, que están determinadas por el afán de activar esos renglones económicos, colocando en primer lugar el interés del lucro y la ganancia, pero sometiendo al enorme riesgo del contagio a más de 4,2 millones personas y la propagación del virus de manera incontrolable”, señalaron las centrales en un comunicado.

Aseguraron que los retos emitidos en el marco de la emergencia económica, social y sanitaria por el Gobierno, van encaminados a “resolver en primera instancia las necesidades del sector financiero y los bancos, los grandes monopolios nacionales y extranjeros, los fondos privados de pensiones, las nefastas intermediarias EPS”.

Consideran que siguen los tributos y cargas a los trabajadores y empleados, pocos estímulos y ayudas a las mipymes, a los sectores informales e independientes. “Millones de personas confinadas desesperadas entre el virus y el hambre, por la ausencia efectiva de las ayudas monetarias o en mercados que aún no han llegado en la mayoría de las ciudades y pueblos del país”. Por último, piden la disposición “de la renta básica universal que garantice la subsistencia digna de la población con o sin emergencia”. 

La soledad y el presente de los restaurante en Barranquilla. Johnny Olivares
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
Ver el especial

Más noticias de:

  • cuarentena
  • Empleo
  • empresarios
  • Trabajadores
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web