Antiguas bodegas donde se almacenaba el algodón que se cultivaba en Codazzi, Cesar, hoy están en ruinas.
Antiguas bodegas donde se almacenaba el algodón que se cultivaba en Codazzi, Cesar, hoy están en ruinas. Miguel Barrios

Cultivos tradicionales de la Costa que están quedando en el olvido

El sorgo y el algodón son dos de los productos que impulsaron el crecimiento del agro en la región y que ahora registran significativa reducción del área sembrada.

Economía

El sorgo y el algodón son dos de los productos que impulsaron el crecimiento del agro en la región y que ahora registran significativa reducción del área sembrada.

La dramática reducción de las áreas sembradas y la producción de cultivos como el algodón y el sorgo, que tradicionalmente impulsaron el crecimiento del agro en la Costa Caribe, pone en amenaza su supervivencia en el tiempo. Junto a ellos,  hay varias especies de frutas y árboles maderables de la región que están en riesgo de desaparecer.

No hay una sola razón que explique los cambios que se han presentado en el panorama del sector agrícola en la Costa Caribe, pues van desde el aspecto económico hasta el fitosanitario.

Jaime Cárdenas López, subgerente de Protección Vegetal del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), explicó que en general las variaciones climáticas y el cambio en los patrones de comportamiento de las lluvias pueden generar cambios en las actividades de los productores del campo, reemplazando un cultivo por otro. “También está el tema propio de la dinámica comercial de la agricultura, que tiene que ver con la oferta y la demanda”, indicó.

Martha Ligia Guevara Quintero, directora del Centro de Investigación Caribia de Agrosavia, aseguró que son varios los cultivos tradicionales que se han dejado de sembrar en la Costa Caribe, y que cada vez son menos frecuentes en el paisaje, los mercados, las mesas y las preparaciones regionales.

“Ejemplos de estos productos son la guinda, la ciruela campechana, el mamey, el caimito, el níspero, el sorgo, el millo, el ajonjolí, el maní, el fríjol guandul, la grosella y el icaco”, señaló.

Indicó que otros cultivos que se encuentran amenazados y en peligro de extinción son algunos maderables, en los que Agrosavia Caribia trabaja en la conservación, como son macondo, carreto, nazareno, teca, samán o campano, roble, guayacán, ebano, ceiba roja y solera.

“No se puede dejar de mencionar que actualmente hay cultivos comerciales que están reduciendo las áreas sembradas por problemas fitosanitarios.  Es el caso de la palma de aceite por la pudrición de cogollo y algunos cultivares de cítricos por HLB (Dragón Amarillo)”, dijo la experta. Señaló que Agrosavia trabaja en el desarrollo de un paquete tecnológico para el manejo y control del insecto vector del HLB, que incluye el control biológico.

El subgerente de Protección Vegetal del ICA dijo que en la región hay seis departamentos que tienen focos o presencia del HLB, que afecta los cítricos, donde se trabaja con los pequeños productores para que siembren árboles indexados que estén libres de la bacteria.

En Atlántico

Datos de Agronet del Ministerio de Agricultura indican que en Atlántico dos de los productos que presentaron una reducción en la producción y el área cultivada fueron la yuca y el sorgo.

En el caso de la yuca, el área sembrada pasó de 9.357 hectáreas en 2013 a  5.198 en 2017, mientras que la producción se redujo de 66 mil toneladas en 2013 a 53 mil toneladas en 2017.

El área sembrada de sorgo en el departamento pasó de 2.193 hectáreas en 2013 a 1.008 en 2017, igualmente la producción cayó de 3.260 toneladas en 2013 a 2.080 toneladas en 2017. Otros productos que presentaron reducciones fueron el ñame, la guayaba y el plátano.

Las razones

La directora de Caribia asegura que las causas que explican la disminución de los cultivos tanto en área como en producción en la región Caribe pueden ser agronómicas o económicas.

Por un lado, se encuentran aquellos que fueron afectados por la apertura económica como el maní, el ajonjolí y cereales (sorgo y millo), que conllevó al aumento de las importaciones de productos del agro, entre ellos cereales.

Por el lado de frutales como guinda, ciruela, mamey, caimito, níspero, grosella e icaco se presentan dificultades para la multiplicación de plantas élite, de excelente calidad, precocidad y producción. 

Señala que los viveros en general carecen de una oferta de materiales de calidad de estas especies y de las técnicas adecuadas para su conservación y multiplicación.

Las salidas

Para la directora de Caribia, es importante que las especies mencionadas cuenten con arraigo cultural tanto en el campo, entre los agricultores, como en el mercado para promover modelos de fomento exitosos que lleven a emprendimientos.

En cuanto a los cultivos comerciales que enfrentan problemas fitosanitarios, considera que se deben desarrollar procesos de investigación de mediano y largo plazo que brinden materiales tolerantes a los fenómenos sanitarios y que los productores acojan las recomendaciones de buen manejo agronómico e integral de los mismos.

En el Centro de Investigación Caribia de Agrosavia se avanza en las investigaciones, tales como la palma de aceite con el híbrido OxG, que es tolerante a la enfermedad de la pudrición de cogollo y será lanzado en los próximos meses.

Adiós al sorgo en Córdoba

Datos de la Secretaría de Desarrollo Económico y Agroindustrial de Córdoba indican que el 8% del territorio, unas 170 mil hectáreas, se usa para cultivos semestrales, anuales y permanentes. Los principales productos son maíz, arroz, ñame, yuca, plátano, coco, sorgo, ajonjolí, y el algodón, este último fue altamente explotado en la década de los años 50 y esto hizo que Cereté se denominara como ‘la capital del oro blanco’. De todos los productos agrícolas que se generan en Córdoba, el sorgo, el maíz y el algodón son quizás las tres especies que más cambios han presentado en la vocación agrícola de los diferentes municipios. Rosmy Rojas Luna, presidente de la Asociación Departamental de Usuarios Campesinos de Córdoba, Anuc, recuerda que el sorgo se sembraba para un uso masivo, pero desapareció porque los campesinos comenzaron a producir maíz a nivel industrial. “El sorgo se sembraba en unas 50 mil o 60 mil hectáreas en Córdoba, pero con el inicio de la industrialización los campesinos comenzaron a sembrar el maíz porque era uno de los productos del campo que más fácil se comercializaba”. La productividad del maíz hizo que se llegaran a sembrar 80 mil hectáreas; sin embargo, con el pasar del tiempo ha bajado esa cifra. “Por causa del Tratado de Libre Comercio, TLC, ya no se siembra esa misma cantidad de hectáreas, se puede decir que hoy se están sembrando unas 18 mil o 15 mil hectáreas de las dos clases de maíz, el amarillo y el blanco”, indica Rojas Luna.

La sequía afecta cultivos en Sucre

El verano que ha azotado en los tres últimos años a Sucre ha sido nefasto para la agricultura. Así lo revela Dagoberto Mulett, funcionario de la Secretaría de Agricultura de la Gobernación de Sucre que se encarga de las áreas de siembra. Asegura que los cultivos de ñame, yuca, arroz y maíz han disminuido en gran proporción por cuenta de la sequía que también afecta la productividad. Dice que en Sucre se llegaron a sembrar 10 mil hectáreas de cada uno de esos productos y que “eso hoy hace parte de la historia”, por ejemplo, el cultivo de ñame, tanto espino como criollo, no llega a las 6 mil hectáreas de siembra. Lo mismo ocurre con el arroz que se siembra en la Mojana, donde anteriormente se cultivaban hasta 45 mil hectáreas del cereal, y que en el 2018 no llegaron a las 40 mil. El panorama en Sincelejo, capital de Sucre, también es similar y ha impactado a la economía de los pequeños productores que han decidido dejar el campo y migrar a la ciudad para trabajar como mototaxistas. En Sincelejo se ha reducido la siembra de banano cuatrofilo, maíz, ñame, berenjena, fríjol, guayaba, papaya, candia, ahuyama y ajonjolí.

La crisis del algodón en Cesar

En la década de los 70, el algodón llegó a ser el producto del agro más importante en el Cesar, pero casi 5 décadas después, se ha reducido a su mínima expresión. Mientras que en 1978 se sembraron 125 mil hectáreas en este departamento, en la última cosecha, a finales de 2018, solo se cultivaron 900. Cifras entregadas por el presidente del Comité Agropecuario del Cesar, Dagoberto Poveda, indican que el otrora principal renglón económico del departamento está prácticamente extinguido, con una caída del 99,28% en el área cultivada. Entre 1991 y 1992 los productores perdieron más de $20 mil millones por las insuficientes medidas del Gobierno para enfrentar al fenómeno de El Niño, la apertura de la economía, el recrudecimiento de la violencia y la aparición de cultivos ilegales a pocos kilómetros de las zonas productoras, como Codazzi, en la serranía del Perijá.

Actualmente, las tierras de cultivo están áridas, muchas llenas de maleza; otras fueron reutilizadas para la ganadería y el cultivo de palma de aceite. A mediados de los 70, Codazzi era el primer productor de algodón en Colombia. Un extrabajador de la Central Algodonera, Cenalgodón, de la que solo quedan las ruinas en Codazzi, contó que en los tiempos de bonanza almacenaban hasta 3.000 toneladas en bodegas. Allí funcionaban cuatro desmotadoras, una báscula, y se generaban 125 empleos. Pero no solo el algodón está en vía de extinción en el Cesar, el sorgo también desapareció. Dagoberto Poveda dijo que de las 42 mil hectáreas que se sembraron entre 1990 y 1995, en la actualidad solo hay sembradas 300.

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Economía
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web