Deportes

“Luis Díaz va a marcar una época bonita en la Selección”: Abel Aguilar

El volante bogotano, con raíces costeñas, fue el invitado especial del programa En La Jugada de EL HERALDO para hablar del Junior y de la Amarilla, previo al duelo de hoy ante Perú.

Abel Aguilar, una voz autorizada para hablar de la Selección Colombia, fue el invitado especial ayer del programa ‘En La Jugada de EL HERALDO’, donde se habló de la Amarilla, previo al duelo de hoy frente a Perú, por la jornada 15 de la Eliminatoria Sudamericana al Mundial de Catar.

El exjugador bogotano, con raíces costeñas, espera que a Colombia se le abra el arco y pueda celebrar una victoria clave ante un rival directo.

Aguilar, de 37 años, también habló de Junior, equipo del cual es confeso hincha.

P.

Usted es hincha de Junior. ¿Cuéntenos cómo lo ha visto en estas dos primeras fechas?

R.

Siempre lo he dicho, soy hincha de Junior desde niño. Al Cali le tengo un cariño especial porque fue el equipo que me brindó la posibilidad de ser jugador de fútbol y siempre voy a estar muy agradecido, pero a Junior es al equipo que sigo, junto a mi familia. Ayer (el miércoles) tuve la posibilidad de ver el partido. Es un inicio en muchas cosas, es un proyecto nuevo con un entrenador diferente, con muchos jugadores que están llegando y acomodar eso toma tiempo, y más por la estructura del fútbol en Colombia donde no hay mucho tiempo de preparación, y eso se necesita, es muy importante. Yo veo grandes jugadores y creo que el equipo se va a ir acomodando a medida que pasen los partidos, eso esperamos todos. Hay que darle tiempo de trabajo al entrenador para que pueda organizar muy bien su idea de juego.

P.

Solo van dos fechas, pero ¿qué le ha gustado de este Junior de Juan Cruz Real y en qué cree que debe mejorar?

R.

A mí me gusta la intención que tiene. Creo que es un entrenador que en estos dos partidos ha mostrado esa intención de querer ir a buscar desde el planteamiento. Con colocar a Yesus (Cabrera) en primera línea manda un mensaje importante de lo que quiere. Ante Nacional los cambios que hizo son para ir a buscar algo más, entonces creo que no tiene temor y eso es importante en un club como Junior, que debe tomar la iniciativa siempre y que tiene jugadores para eso. Claramente cuando hay goles en contra hay errores, hay situaciones que se deben mejorar, y ahí está el trabajo. Para lograr esa solidez defensiva se necesita mucho trabajo y mucha repetición.

P.

Eso que usted dice de apostar siempre por más se vio reflejado cuando mantuvo a Fernando Uribe en el campo, pese a que no había aparecido, y mire que finalmente el goleador le respondió con un gol que metió a Junior en el partido…

R.

Sí, eso es lo que he visto y es lo que me gusta de esa idea que él tiene. Y con los jugadores que tiene es que debe ser así. Junior es un equipo que siempre debe ir al frente, más porque se armó para eso, no para especular ni para ser tímido. Juan Cruz se está acomodando a lo que son los jugadores, pero esperemos que con el paso de las fechas él mantenga en esa idea de siempre ir al frente a buscar los partidos.

P.

El jugador colombiano tiene en su chip que cuando sale de su casa el planteamiento es otro, se reprime un poco, se vuelve más conservador. ¿Cree que eso puede ser un obstáculo en los planes de Juan Cruz Real?

R.

Esa es la labor del entrenador, de cambiar ese chip, que el jugador entienda que no solo se debe apretar cuando se juega de local, sino que afuera también se puede hacer. Yo creo que él está en la capacidad de hacerlo. Esa mentalidad hay que empezar a cambiarla. Nosotros en Colombia, tanto en clubes como en Selección, ya pasamos de ser un país que solo participa a uno que tiene que ser protagonista. Ya dejar de dar pasos hacia atrás y empezar a pensar siempre en caminar hacia adelante. Ya debemos dar ese paso al frente, entender que sea de local o de visitante hay que ir a buscar los partidos.

P.

¿Le parece que haber cambiado todo el cuarteto defensivo de un partido a otro y para enfrentar a un rival como Nacional fue una apuesta arriesgada?

R.

El tema de las rotaciones es bastante complejo. Yo considero que las rotaciones se debe hacer buscando darle descanso a algunos jugadores porque hay muchos partido o de pronto por lesiones o por situaciones que se estén presentando, y también para darle continuidad a todos los jugadores, porque eso es importante, uno como jugador necesita jugar, pero hay que tener cuidado con las rotaciones porque puede pasar lo que pasó ante Nacional. Tiene que ser muy consensuado, que no permita que el equipo se descompense y no mantenga la misma estabilidad.

P.

Ya metiéndonos en el tema Selección Colombia… ¿Qué opina de la no inclusión de un jugador como Teófilo Gutiérrez?

R.

Creo que como hinchas queremos muchas cosas y queremos muchos jugadores. Teo es un gran jugador, que está en un momento importante y que retomó ese nivel que le conocemos. Además es un jugador que ha dado muchas cosas importantes, no solo a Junior, sino también al Cali y la Selección. Los momentos son los momentos y el profe Reinaldo (Rueda) tiene algo en la cabeza y esas decisiones nosotros las tenemos que respetar. El hincha quiere ver a Teo, pero el hincha no sabe el trabajo que hay día a día en la Selección, entonces hay que entenderlo un poco. Lo cierto es que los jugadores que están son jugadores de nivel, que están haciendo un buen trabajo. ¿Qué falta gol? Sí, pero se está ganando en solidez defensiva, que era algo que no teníamos hace muchos años. Esperemos, de pronto si Teo mantiene el nivel puede hacer parte de la Selección más adelante. Lo importante es que cuando esté haga lo que sabe hacer, jugar bien al fútbol.

P.

¿Cómo es su relación con Teo después de esos encontronazos que tenían cada vez que rivalizaban en el fútbol colombiano?

R.

Esa es la competencia, y cuando estábamos en la Selección estábamos en el mismo equipo y tirábamos para el mismo lado, pero cuando nos enfrentábamos cada uno defendía sus colores, y eso era lo que hacíamos. Yo entendía que Teo era un jugador determinante, que tenía que marcarlo bien, y él sabía que si me tenía cerca yo no lo iba a dejar, y se generaba esa discusión deportiva, pero la relación con él siempre ha sido muy buena. Yo recuerdo que un partido Junior-Cali aquí en Barranquilla se generó cierta polémica porque teníamos que ir a la Selección después. Entonces nos tomamos una foto (risas)… para que la gente vea que no pasaba nada, sino que solamente cada quién defendía los intereses de su club y listo.

P.

¿Es muy cansón Teo en los partidos?

R.

Sí, claro, es cansón, pero es muy competitivo, y lo que decimos siempre, ese tipo de jugadores yo los quiero tener siempre en mi equipo porque te dan muchas posibilidades. Es un jugador con carácter, con personalidad, que nunca se esconde. Yo disfruté mucho jugar con Teo, porque cada vez que yo tenía el balón, levantaba la cabeza y siempre lo tenía ahí, siempre te daba una opción e pase, siempre se muestra, y ese tipo de jugadores para nosotros los volantes son una bendición, porque nunca te dejan solo, por eso la importancia de un jugador como Teo.

P.

¿Qué le decía para ‘bajarle la caña’, como se dice popularmente?

R.

No él a mí nunca me ‘bajó caña’. Me decía cosas, como: ‘hey, pilas, como la agarres voy’. Y yo le respondía: ‘ven, apriétame, no se qué’ (risas). Pero nunca nos ‘bajábamos la caña’ ni nos decíamos nada personal, al contrario, lo repito, nos llevamos muy bien, tenemos una buena relación y nunca hubo un inconveniente fuera de la cancha.

P.

¿Cuál es el jugador de la Selección Colombia actual que se parece más a usted?

R.

Por mis características, yo diría que Víctor Cantillo. Yo creo que es un jugador que tiene un muy buen pie, que sabe lo que va a hacer cuando recibe la pelota, recibe perfilado y tiene esos gestos y esos movimientos muy marcados.

P.

¿Qué piensa del rendimiento de los delanteros de la Selección?

R.

Cuando no hay goles, son los delanteros. Es cierto que han tenido muchas opciones y que la falta de gol genera también esta incertidumbre en cuanto a los delanteros, pero el gol es un trabajo de todo el equipo. Cuando se está en un proceso de adaptación no es fácil. Son jugadores que en sus clubes marcan goles, marcan en Italia, en Alemania, en España, pero todo ese potencial que muestran afuera debe ir acomodándose de a poco en la Selección y ese es el trabajo. Yo estoy seguro que a la Selección se le va a abrir el arco y en el momento que eso pase vamos a tener una Selección goleadora, porque ellos son goleadores, ellos lo tienen. Yo creo que mañana (hoy), ante Perú, va a ser un partido donde a Borja, a Falcao, a Borré, a Morelos y a Suárez, el que esté, se les va a abrir el arco y vamos a retomar esa confianza que tenemos en los delanteros.

P.

¿A qué delantera, siendo usted el técnico, le daría la continuidad?

R.

Para mí Falcao es un jugador que, por todo lo que ha vivido, por su experiencia y por el momento de la Selección, debe estar. Borja te brinda muchas cosas desde lo físico. Creo que ambos son los jugadores con más experiencia en la Selección y el equipo necesita un poco de eso, sobretodo de inicio. Yo pongo a uno de los dos, porque también hay que ver el planteamiento general, pero hablo específicamente de ellos porque son los jugadores que llevan tiempo y de pronto podrían soportar un poco más la presión en caso que el partido no se dé como se piensa.

P.

Siempre hay discusiones de por qué convocó a este jugador experimentado que no tiene continuidad en tal parte y no llamó a este pelao que la está empezando a romper en tal club. ¿Usted, que duró tantos años en la Selección, por qué cree que se da esto?

R.

Más allá del tema deportivo, si juegue o no juegue, hay un trabajo fuera de las canchas, en las concentraciones, en las comidas, en el desayuno, hay una unión y uno convive muchas cosas, que el que tiene más experiencia le brinda al más joven. Lo que pasa es que eso no se ve. Una de las funciones que por ejemplo yo tenía era poder darle un mensaje al más joven de muchas situaciones. Para estar en la Selección Colombia se necesita hacer mucho, porque a nosotros nos costó, a mí me costó, a muchos nos ha costado y ponerse la camiseta debe costar. Que pidan a jugadores es normal, pero sí es cierto que la Selección marca una exigencia más alta y muchas veces eso experimentados, con charreteras encima, son más útiles en momentos claves.

P.

¿Faltan líderes en esta Selección?

R.

Sí, hay líderes, lo que pasa es que el liderazgo se muestra de muchas formas. Hay unos que hablan menos que otros, pero en su día a día, en la forma de comportarse y entrenarse, muestran liderazgo. Hay muchos, Cuadrado, Ospina, Falcao… James también es un jugador que es líder, porque tiene carácter, porque nunca se esconde y en los momentos difíciles, así tenga un dolor, pide el balón, eso es liderazgo. A veces cuando los resultados no se dan se dice que no hay liderazgo, pero no, para mí esta Selección sí tiene líderes.

P.

¿Es arriesgado poner a jugar en la Selección a un jugador como Yaser Asprilla, con 18 años?

R.

Para nada. Es que si demuestra, como lo está demostrando, podría tener la posibilidad. Si es mejor a los que están y lo demuestra, tiene que jugar, tenga la edad que tenga. Qué bueno que a esa edad haya un jugador así, porque creo que es un jugador diferente, es un jugador que tiene una confianza impresionante, que cuando habla dice lo que dice, pero lo dice porque se tiene confianza, tiene carácter, se la cree y lo demuestra en la cancha, entonces creo que es coherente. Tiene que entender también que está en un proceso, y ese es el trabajo que hay que hacer con los chicos para que sepan manejar la presión y todo ese tema mediático.

P.

¿Cómo ve la actualidad de James?

R.

A James lo he visto bien en los últimos partidos con su club, físicamente lo he visto mucho mejor, ya tirándose al piso, ya ahí uno ve cómo puede estar. Si James está bien en la parte física nos va a dar muchísimo y nos va resolver muchas cosas por su calidad.

P.

Rafael Santos Borré dijo en rueda prensa que para este partido hay que tener una preparación psicológica especial y una fortaleza mental diferente. ¿Por qué cree que dijo eso?

R.

Totalmente de acuerdo con él, pero yo creo que no solamente para este partido sino para todos. La preparación psicológica y mental debe ser algo constante, del día a día, no para un solo partido. Lo que pasa es que este juego ante Perú tiene una presión diferente, porque es ganar o ganar, y seguramente él lo dice por eso. A eso me refería cuando te hablaba anteriormente de lo que se debe hacer en las concentraciones, más allá de entrenar. Hay otras cosas que también tienen su valor, lo que se habla, lo que se vive, las dinámicas grupales que se hacen, todo esto ayuda para quitarse un poco la presión y poder encarar un partido trascendental de la mejor forma.

P.

¿Qué opina de Barranquilla como plaza?

R.

Es que Barranquilla tiene que ser la plaza de la Selección. Acá yo tuve la oportunidad de vivir dos clasificaciones a los mundiales y lo que se vive en Barranquilla no lo he visto en ninguna otra ciudad, el ambiente que hay, y eso se siente desde que uno cuando llega a la ciudad. Evidentemente ahora, con todo lo que está pasando con el tema de la salud, no es el mismo, pero sigue marcando diferencia. Yo creo que con el tema del clima ya nosotros hemos creado una huella, sabemos cuándo tenemos que apretar y cuando tenemos que manejar los partidos. De pronto ese mismo recambio en el que está la Selección hace que se vea que el equipo de pronto físicamente no esté, pero con la experiencia van a ir adquiriendo ese conocimiento que nosotros ya tuvimos y supimos sacarle provecho.

P.

¿Usted era cabalero?

R.

Yo no, para nada. Un día traté de hacer algo, creo que con una pulsera que me puse cuando jugaba en Francia y ese día hice un buen partido. Para el siguiente partido me la puse y me fue mal (risas), y dije, ‘nooo, eso no existe, eso es puro cuento’ (risas). Y nunca más hice más nada.

P.

Ahora que se menciona el tema de las cábalas, ¿cuándo Pékerman era técnico de la Selección había alguna que seguía todo el equipo?

R.

Hay cosas que no puedo decir (risas). Él era cabalero, los argentinos son cabaleros, unos más que otros, y el grupo de trabajo de él la mayoría eran argentinos y eran cabaleros. Había muchas cosas (risas)… pero eso es algo que queda en la Selección. Pero sí eran cabaleros, en detalles, en cosas con gente que llegaba, mil situaciones.

P.

¿Compartió habitación con compañeros que eran cabaleros y hacían cosas extrañas?

R.

Sí claro, pero no puedo decir los nombres (risas). Habían jugadores que tenían, de pronto, espiritualmente otras maneras de hacer las cosas y yo respetaba mucho, trataba como de cerrar los ojos y me dormía rápido para no escuchar (risas). Yo soy católico y creo en Dios y por eso no soy cabalero. Siempre me encomiendo a Dios.

P.

Pero hacían cosas de santería o algo así…

R.

No, no, para nada, nunca vi cosas de santería ni nada de eso, pero sí culturas diferentes y situaciones diferentes. Pero nunca tuve problemas, respetaba mucho las creencias de todos.

P.

¿Había jugadores que se afectaban cuando rompían accidentalmente la cábala?

R.

Sí, claro. Incluso pasó con uno, que se le olvidó algo, estaba autosugestionado y ese día fue figura. Y nosotros: ‘¿ajá y entonces qué pasó?’. Y nos decía: ‘no pero es que de todas maneras no me puede pasar eso’ (risas). El tipo estaba convencido que le iba bien era por eso.

P.

¿Qué considera que se debe mejorar en Colombia a nivel de fútbol base y qué aspectos trata de innovar desde su escuela?

R.

La enseñanza. Yo me he dado cuenta en este proceso con la escuela que, respetuosamente lo digo, se piensa solo en ganar. Y le meten a los niños que solo vale ganar y cuando no ganan o no juegan bien entonces no sirven y los desechan, y no se les enseña. Esa formación creo que no se está haciendo de una manera correcta. Me he encontrado partidos donde los padres de familia le quieren pegar a los árbitros y entonces lo niños ven eso y quieren pelear. No hay un trabajo de formación real. No hay que presionar a los niños porque quieren que saquen a la familia adelante. Yo le trato de inculcar a los niños y a sus padres que el fútbol no lo es todo, que esta carrera es corta. Uno como jugador debe disfrutar del fútbol, sino lo disfrutas no tiene sentido.

P.

¿Por qué jugó Fredy Guarín el 4 de julio de 2014, cuando Colombia enfrentó a Brasil en el Mundial?

R.

Yo creo que todos tenían esa pregunta para hacérmela, no (risas). Fue una decisión técnica. Cuando el profe da la charla técnica da el equipo y pone a Fredy. Me sorprendió, porque venía jugando, me sentía bien y quería jugar, pero lo acepté. Y esa era una de las cosas que había en esa Selección, aquí todos apoyaban independiente las decisiones del entrenador. Con Fredy siempre me apoyé, con él tengo muy buena relación y por eso yo acepté la decisión. Nunca hablé con el profe de eso. Dos años después del Mundial hablamos de eso, él dio el paso, pero me dijo lo mismo que dijo en la charla, pensó un partido con Fredy, de pronto teniendo su media distancia, más avanzado, y así fue. Me dolió mucho no jugar ni un minuto, porque tampoco entré, pero así es el fútbol y esas situaciones son las que forman el carácter de los jugadores. Igual nadie garantiza que si yo hubiese jugado hubiésemos clasificado, de pronto perdemos 4-0, no lo sabemos. Así es el fútbol. Yo siempre estuve tranquilo y siempre sentí el apoyo del profesor Pékerman.

P.

¿Con Pékerman ha vuelto a hablar?

R.

No, con el profe Pékerman no he vuelto a hablar. Él se desconectó un poco del fútbol y de Colombia. Me alegra verlo volver, él sabe hacer esos procesos como el que va a empezar con Venezuela y seguramente le va a ir muy bien.

P.

¿Qué opina de la proyección de Luis Díaz en la Selección Colombia?

R.

Yo creo que es un jugador que se acomodó, son esos jugadores diferentes que no necesitan mucho tiempo, mucho trabajo, para acomodarse a un sistema. Le pasó a James, llegó, fue figura en la Eliminatoria ante Bolivia y se quedó. Luis Díaz es igual. Son jugadores diferentes. Luis Díaz va a marcar una época bonita en la Selección.

P.

¿Hubo un sueño en su etapa como jugador que le hizo falta cumplir?

R.

Hacer algo más en los Mundiales o en las Copas Américas. Me faltó ganar algo con la Selección. Bueno, gané un Sudamericano sub-20, que fue importante, pero me refiero a algo con la Selección mayor.

P.

Háblenos un poco de ese proyecto que está haciendo con la Secretaría de Deportes en los distintos barrios de Barranquilla…

R.

Sí, agradecer, porque la Secretaría me ha tenido en cuenta para ayudar. En diciembre hubo un programa de escuelas de formación muy bonito con el ‘Pibe’ y otro exjugadores de Junior. Me gusta mucho hacer parte de estos proyectos porque van de la mano con lo que yo hago, y que me tengan en cuenta para poder aportar algo de lo que yo he podido aprender desde mi experiencia como futbolista, para mí tiene mucho valor.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.