El Heraldo
Opinión

… ¡Y les cayó la gota fría!

Ciro Quiroz siempre ha sido inquieto para investigar y conocer de primera mano las historias y los personajes de su tierra. En una bella crónica que escribió tiempo atrás, describe así la llegada del fotógrafo Nereo López a Valledupar a mediados de siglo pasado. 

“Nereo, que había sido amigo de infancia de Manuel Zapata Olivella en Cartagena, recibió un día una carta del médico originada en La Paz (Cesar). Lo invitaba a participar en un reportaje gráfico sobre unos músicos de acordeón que ejecutaban sus melodías usando guacharaca y tambor, cuyas letras narraban con humor los sucesos de la comarca. Allí, conoció a Rafael Escalona en casa de María Calderón, único sitio donde vendían cerveza fría con el inconveniente del viejo y destartalado enfriador, que unas veces enfriaba y otras no. Los sedientos clientes debían conformarse con la mala noticia de la propietaria, que les decía con cara de desazón: “el aparato no quiso colaborar”. 

Es tanto lo que se ha escrito y contado sobre Escalona que sorprenden nuevas miradas sobre este personaje. Quiroz, quien fue su amigo personal, acaba de publicar un libro llamado Y les cayó la gota fría, donde recuerda la lejana vocación del maestro por la abogacía y pasa luego a describir con lujo de detalles, a partir de media docena de sus cantos, la influencia del derecho en sus composiciones. Pudo haberlo titulado El derecho penal en la música de Escalona, pero el libro no va solo de eso. Quiroz nos lleva de la mano para mostrarnos también la historia de personajes del folclor nacional, como Hernando Marín Lacouture, Jorge Villamil y Emiliano Zuleta. 

Así como con la música del maestro del vallenato, el libro hace lo propio con muchas otras canciones, no ya vallenatas sino de otros géneros musicales de importancia en todo el mundo, tal cual sucede con Cambalache, uno de los tangos más grabados a lo largo del mundo; con El preso o con Pedro Navajas. En estos casos, el derecho penal pierde importancia y el protagonismo corre por cuenta del significado que cada canto específico juega en la sociedad actual. Quiroz se toma el trabajo de deconstruir estos cantos, en más de una ocasión palabra por palabra, verso por verso, hasta descubrir para el lector una narrativa novedosa.  

Pero el libro es mucho más que un extenso ensayo sobre la música popular. Quiroz aporta también una reflexión sobre la Colombia actual, más allá de la coyuntura del conflicto y la reconciliación. Como si se tratara de su testamento intelectual, enumera los más importantes cambios sociales, desde lo popular –y he ahí lo que hace más interesante su mirada– que viene enfrentando Colombia desde la última mitad del siglo XX. Lo hace a partir de una serie de ensayos cortos enriquecidos con historia, literatura, pasajes religiosos y, por supuesto, filosofía popular, una faceta en el que su autor se ha distinguido desde sus inicios como estudiante de derecho en la Universidad Nacional. 

 @sanchezbaute

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Orlando Caballero Diaz

Vergüenza nacional

¿Cómo voto?  Preguntó Anatolio Hernández Lozano, representante a la cámara por el Departamento de Guainía, curul que coronó en representación del Partido de la U, con 2.338  votos.  Rauda la presidente de la corporación Jen

Leer
El Heraldo
Roberto Zabarain

¡Al fin un godo!

El Partido Conservador mantuvo siempre su vocación de poder y defendió su doctrina. Así, terminado el Frente Nacional en 1974 con el mandato de Misael Pastrana, transcurrieron sólo dos períodos para retomar la presidencia con Belisario Betanc

Leer
El Heraldo
Haroldo Martinez

Desde Rusia, con amor

No se trata de la famosa película acerca del Agente 007 enfrentando el complot armado por Smersh, la agencia del contraespionaje soviético, para matarlo con apoyo de Spektor, la temible máquina decodificadora codiciada por el MI6 de Londres. La

Leer
El Heraldo
Fabrina Acosta Contreras

Brujeres

Las mujeres a lo largo de la historia hemos tenido que soportar la adjudicación de diversos apelativos, como brujas, perras, zorras, lobas o bagres; todos ellos enmarcados en estereotipos de género que develan fácilmente su estructura machista,

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.