Ciencia | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
La hicotea es otra de las especies que más sufre por culpa de los traficantes de especies.
Cortesía
Ciencia

S.O.S por especies silvestres amenazadas en cuaresma

Hicoteas, iguanas, babillas, entre otros, son cazados de manera indiscriminada. Su carne es comercializada durante la cuaresma.

El consumo de especies silvestres durante la cuaresma es una de las problemáticas a las que se ven enfrentadas las autoridades en esta época del año.

La “costumbre” de consumir carne blanca durante esta temporada pone en grave riesgo a iguanas, hicoteas, babillas, entre otras especies que son cazadas de manera ilegal e indiscriminada.

Ante este panorama, las autoridades hacen un llamado a la comunidad para no traficar con animales silvestres teniendo en cuenta las graves implicaciones que este accionar tiene para la naturaleza.

Comercio ilegal

En la vía que comunica a Barranquilla con Santa Marta se puede ver a varios vendedores de huevos de iguana. Estos pueden cargar en sus cuellos un racimo con hasta 100 de ellos. En otros casos, la carne de tortugas, hicoteas y morrocoy son camufladas en neveras de icopor.

La normativa ambiental tiene tipificado este comportamiento como venta ilegal y puede arrojar penas de hasta 108 meses de cárcel y acarrear multas de hasta 35 mil salarios mínimos. Pero cabe recordar que este tipo de acciones no se dan solo en esta zona, en otros territorios de la región Caribe continúa esta práctica.

Las autoridades han identificado que durante esta época del año, previa a la Semana Santa, es cuando más se percibe esta comercialización ilegal.

Esto se da, según el biólogo Carlos Andrés Acosta, porque en la tradición religiosa se prohíbe en ciertos días el consumo de carne roja.

Muchos de los que siguen esta tradición lo hacen bajo el imaginario de no caer en pecado”, afirma el experto.

Ante esto, la investigadora del programa de biología de la conservación y uso de la biodiversidad del Instituto Humboldt, María Piedad Baptiste, afirma que la Semana Santa en el país se ha convertido en una época crítica para muchas especies de la fauna silvestre.

Entre las especies se identifican areptiles como iguana verde (Iguana iguana), tortuga hicotea (Trachemys callirostris), tortuga morrocoy (Chelonoidis carbonaria) y babilla (Caiman crocodylus).

Incautación de huevos de iguana.

“Todo esto se da debido al alto consumo de su carne y huevos”, denuncia la bióloga.

La demanda de especies silvestres en Colombia tiene varias motivaciones. En el caso de los reptiles es por el consumo de su carne y huevos, una presión que aumenta considerablemente durante la Cuaresma y los días de Semana Santa; las aves, mamíferos y anfibios son para tenencia ilegal como mascotas”.

El Área de Protección Ambiental y Ecológica de la Policía Nacional adelanta durante esta época del año diferentes campañas con el fin de identificar y prevenir el delito de tráfico de fauna silvestre.

En 2020 debido a las restricciones de movilidad que se impusieron como consecuencia de la pandemia por covid-19 se redujo el tráfico, pero las autoridades fueron enfáticas en explicar que quienes se dedicaban a esta práctica ilegal buscaron nuevos medios para transportar a las especies, esto como alternativa a las vías cerradas.

Se espera que este año los operativos terminen con un mayor número de incautaciones debido a que ya hay más movilidad intermunicipal e interdepartamental.

La Policía Nacional reveló en un balance de gestión que el tráfico ilegal de especies silvestres es considerado como el tercer negocio ilegal más grande y lucrativo a nivel mundial. “Según la Interpol, este tráfico genera anualmente una cifra cercana a los USD 17.000 millones a nivel mundial”.

Las babillas también son cazadas para consumo.

Incautaciones

Según cifras oficiales, en los últimos días, más de 9.000 huevos de iguana fueron decomisados en Magdalena y Bolívar: 4.300 en viviendas del municipio de Ciénaga y 5.000 decomisados en un bus que transitaba por Magangué.

Práctica de antaño

Andrés Rymel Acosta, curador de la colección biológica de herpetología del Instituto Humboldt, dijo que el consumo de estas especies de reptiles es una práctica de antaño en el país.

“Es una práctica histórica en el Caribe. Por ejemplo, en enero de 1967 el Inderena emitió el decreto 23 sobre la protección de la iguana por el alto consumo de carne y huevos durante la Cuaresma y Semana Santa, al prohibir su caza con fines comerciales y establecer su veda entre diciembre y mayo. Las tortugas dulceacuícolas también son consumidas desde hace tiempos remotos, en especial en zonas de Bolívar, Cesar, Córdoba y Sucre”, advirtió el experto.

Ante este panorama, Carlos Andrés Acosta afirma que es necesario que la comunidad tome conciencia sobre el riesgo que sufren los ecosistemas ante la caza indiscriminada de especies. “Cuando vemos que una especie reduce su población nos enfrentamos a un desequilibrio en el ecosistema que a la final termina afectando a los seres humanos”, dice.

Crueldad animal

De acuerdo con el Instituto Humboldt, los vientres de las iguanas son rellenados con piedras luego de extraer sus huevos, mientras que las tortugas son sumergidas vivas en agua hirviendo durante su preparación.

Iniciativas

En la Universidad del Norte se creó un grupo que tiene como iniciativa la protección de animales silvestres.

Faunaticos está conformado por estudiantes que buscan “luchar por la protección y conservación de la fauna en el ecocampus de la Uninorte”. De igual forma, describen, buscan ampliar y adquirir conocimiento sobre las distintas especies que hacen parte de los ecosistemas del Caribe.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • animales en peligro
  • animales
  • peligro de extensión
  • Cuaresma
  • iguanas
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web