Ciencia | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Microalga scenedesmus dimorphus encontrada en las ciénagas de Mallorquín y Santiago Apóstol.
Cortesía.
Ciencia

Microalgas son empleadas para descontaminar agua

La recuperación en la ciénaga Santiago Apóstol y Arroyo Grande le dieron al proyecto Ficosucre el premio Latinoamérica Verde.

El proyecto Ficosucre con el que se trabajó la descontaminación del ecosistema hídrico del municipio de San Benito Abad, en Sucre, fue galardonado en la categoría Agua de los premios Latinoamérica Verde 2020.

Natalia Acuña, quien hace parte del equipo investigador del proyecto, explicó que por medio del trabajo con las microalgas se logró la recuperación de la ciénaga Santiago Apóstol y del Arroyo Grande de Corozal. 

Dicho trabajo se hizo merecedor del reconocimiento otorgado por el festival de sostenibilidad Latinoamérica Verde que premia y visibiliza a los 500 mejores proyectos sociales y ambientales latinoamericanos. Cabe destacar que el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo es uno de los aliados estratégicos del evento.

De acuerdo con Jaime Gutiérrez, asesor nacional  del proyecto y director del laboratorio de tecnología de microalga de la Universidad Simón Bolívar, este mismo procedimiento de descontaminación de aguas se realizó hace dos años en la ciénaga de Mallorquín y en el embalse del Guájaro arrojando resultados positivos.

Sin riesgos

Según Gutiérrez, médico y candidato a Doctor en Ciencias Biológicas, este proceso está basado en la capacidad natural de las algas del cuerpo de agua seleccionado. “Las especies las sacamos de ahí y las fortalecemos. Este método es conocido como bioaumentación”.

 La razón por la que las microalgas son tomadas del mismo entorno es para no afectar el ecosistema. 

El experto también aclara que con este tipo de métodos no existen riesgos, ya que las microalgas no son consideradas como agentes patógenos y tienen la capacidad de autorregularse.

El experto reitera que este procedimiento se desarrolla con el fin de rescatar el ecosistema intervenido, pero que el agua, a fin de cuentas, no puede ser considerada como potable. 

“El agua no es para el consumo humano. Sirve para el riego agrícola y el consumo animal”, recalca Gutiérrez. 

Así funcionan

Dichas microalgas trabajan por medio de su aparato metabólico, este biodegrada las sustancias tóxicas y las convierte en no tóxicas. 

“No son súper héroes, pero tienen una gran resistencia gracias a su pared celular”, describe.

Estos organismos actúan sobre la carga orgánica, o sea, los desechos que llegan a estos cuerpos de agua. 

Estos procesos se han empleado ya en otras partes del mundo. En particular, este tratamiento ejecutado por la Gobernación de Sucre en alianza con la Universidad Simón Bolívar, la Universidad de Sucre y la Universidad de Los Andes, contó con la presencia del investigador y consultor de la India,  V. Sivasubramanian, experto en investigación y desarrollo de la tecnología de “biorremediación basada en algas” para manejar una variedad de efluentes industriales, incluyendo industrias químicas, textiles y de cuero.

Laboratorio

En la Universidad Simón Bolívar se encuentra el laboratorio de tecnología de microalgas con el que se dio el soporte científico a dicha iniciativa. 

En sus instalaciones se realizan los estudios y la selección inicial de los conglomerados de los organismos que serán utilizados en el cuerpo de agua a intervenir.

“No son súper héroes, pero tienen una gran resistencia”.

Ficosucre es la planta de ficocultivo más grande de Latinoamérica. Fue construida para producir más de 10 mil galones diarios de concentrado de microalgas que son inoculadas en la parte baja de la cuenca del Arroyo Grande, el cual vierte a la Ciénaga de Santiago Apóstol. Hasta la fecha, la contaminación por carga orgánica de aguas residuales se redujo a la mitad y de bacterias nocivas, en un 90%. Previo a este proceso la ciénaga tenía un nivel 25 de contaminación, que equivale a cuatro veces más del límite.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Aguas contaminadas
  • Algas
  • ciénaga de mallorquín
  • estudio científico
  • Investigación científica
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web