El Heraldo
Bolívar

En audiencia de acusación revelan detalles sobre asesinato del fiscal Pecci

La reciente diligencia judicial fue realizada en contra de un exmilitar considerado como el coordinador del homicidio ocurrido en la isla de Barú, Cartagena.

En la playa donde horas antes se fotografiaba amorosamente con su esposa, quedó el cuerpo inerte del fiscal Marcelo Pecci, que inicialmente era sometido a infructuosas labores de reanimación mientras la sangre que le brotaba a borbollones, se diluía con el inmenso mar Caribe.

Arrodillada junto al cuerpo se veía a Claudia Aguilera, su compañera sentimental, a la espera de una señal de vida, tan solo un estertor, un espasmo muscular que le devolviera la esperanza de poder vivir la vida que días atrás se habían prometido en el altar.

En las playas de Barú hay una docena de salvavidas acostumbrados a lidiar con muertes por inmersión y motores averiados, pero el pasado 10 de mayo no fue una emergencia habitual, pues aunque la víctima se ahogaba no era por efecto de las aguas del embravecido mar, sino por la sangre que se acumulaba en sus pulmones producto de un balazo en el tórax y otros dos en el rostro.

Los sicarios llegaron y se fueron a bordo de una moto acuática, dejando caos a su paso, y algunas prendas de vestir que según las autoridades, abandonaron a propósito para evitar ser identificados.

10 días como hombre casado, dos décadas como fiscal, y 45 años de vida finalizaron allí, ante la mirada impotente de su amada, ante el atisbo curioso de un puñado de turistas, frente al impasible mar, que a pesar de la sangrienta escena que contrastaba con el paradisíaco paisaje, seguía arremetiendo contra la playa, totalmente indemne de todo lo que ocurría.

El crimen, que se conoció a través de imágenes de celular, estremeció a un continente entero, pero no paralizó a la Fiscalía de Colombia que en las últimas horas entregó detalles que relacionan al exmilitar Francisco Luis Correa Galeano con el asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci, ocurrido en la isla de Barú, en mayo pasado.

Según el ente acusador Correa Galeano, quien luego de retirarse del Ejército perteneció a la banda criminal ‘los Paisas’, habría sido el encargado de coordinar la acción proporcionando el arma de fuego, los equipos celulares, y el dinero que permitió la llegada de los sicarios y de los dos campaneros a Cartagena.

Por este mismo hecho ya fueron procesados Cristian Camilo Monsalve y Marisol Londoño, quienes habrían sido los encargados del seguimiento y ubicación de la víctima, es decir los campaneros; Eiverson Adrián Zabaleta, encargado del transporte; y  Wendel Scott Carrillo, presunto sicario.

También se encuentra implicado un ciudadano identificado como Gabriel Salinas, reseñado como como encargado de conducir la moto acuática, quien se encuentra prófugo de la justicia.

Hasta el momento todos los capturados han aceptado su responsabilidad en el crimen, y fueron condenados a 23 años de prisión como coautores del asesinato; a excepción de Francisco Luis Correa, quien niega su participación, aunque se presume que cumplía órdenes de dos narcotraficantes colombianos, quienes ordenaron la muerte del fiscal antimafia.

Reconstrucción del crimen

Según el documento de la Fiscalía, revelado durante la reciente audiencia de acusación, el 5 de mayo, un día después de la llegada de Pecci junto a su esposa a Cartagena; en la ciudad de Medellín, Antioquia, en el sector de la Plaza Minorista, Correa Galeano se reunió con los ejecutores del asesinato.

“Cristian Camilo Monsalve y Marisol Londoño serían los encargados del seguimiento y ubicación de la víctima, reportando a Correa Galeano, encargado de coordinar la acción criminal proporcionando el arma de fuego, dinero y los equipos celulares, insumos criminales que los pondría en Cartagena y entregados directamente a Gabriel Salinas y este se la entregaría al sicario Wendel Still Scott. Además, Eiverson Zabaleta sería el encargado de transportar a los sicarios, Wendel y Gabriel, hasta playa blanca y sacarlos del lugar posteriormente a consumar el hechos”, dice el escrito de acusación de la Fiscalía.

De acuerdo con la investigación, Salinas Mendoza conduciría la moto acuática que transportó al sicario, Wendel, hasta la playa del hotel Decameron y sacándolo del lugar de los hechos después de asesinar a Pecci. Por su parte, Scott sería el encargado de disparar el arma de fuego. En la tarde del 5 de mayo, Monsalve Londoño y Londoño Bedoya, hicieron una reserva para hospedarse en el Hotel Caribe de Cartagena, haciendo uso de ella al día siguiente.

Entre tanto, Scott Zabaleta y Salinas, en horas de la tarde, viajaron por tierra desde Medellín hasta Cartagena, arribando el 6 de mayo en horas de la tarde. Este mismo día se hospedaron en un apartamento del edificio Tres Calaveras.

“El mismo día, Correa Galeano viajó por vía aérea desde Medellín a Santa Marta por la empresa Viva Air y posteriormente se desplaza vía terrestre desde Santa Marta a la ciudad de Cartagena, registrándose a las 16:00 horas en el edificio Palmetto Elíptic”, señala el escrito de acusación de la Fiscalía.

En el documento de 27 páginas se relata que Correa llamó 32 veces a Gabriel Salinas Mendoza, conductor de la moto acuática color rojo usada para cometer el homicidio y también, este último, llamó en cuatro oportunidades a Francisco Luis.

“Esa misma noche, Francisco Luis Correa, desde otro de sus celulares, llamó 27 veces a Marisol Londoño Bedoya y esta, a su vez, desde su celular, (...) llamó 12 veces a Francisco Luis, con lo cual se logra establecer el aporte trascendente para cometer el homicidio del fiscal Pecci, entre Francisco Luis Correa Galeano y los demás partícipes del hecho”, detalló la Fiscalía.

Sostiene el ente acusador que en todo momento se presentó una comunicación constante entre los sicarios y las personas que se encontraban en el hotel realizando el seguimiento del fiscal, pues a las 9:29 a.m. se le informa a Marisol que la “moto va a salir en cinco minutos”.

“Desde Playa Blanca, Gabriel Carlos Luis Salinas Mendoza, conductor de la moto acuática color roja, inició el desplazamiento con destino a la playa del hotel Decamerón Barú, en un recorrido aproximadamente cuatro minutos, llevando como pasajero al sicario Wendel Still Scott Carrillo”, se indica en el documento.

Narra que “fue este mismo hombre el que al descender de la moto acuática se acerca al fiscal Pecci saca una pistola calibre 9 m.m., se dirige al lugar donde se encontraba la víctima sacudiéndose la arena frente a su esposa, y le impacta con el arma de fuego, dos veces a la altura del rostro y uno más en el tórax, que le causan la muerte de manera instantánea. Inmediatamente, regresan a la moto para volver a Playa Blanca y entregar todos sus elementos. En su huida estos sujetos se van despojando de sus prendas de vestir, todo esto con el fin de evitar reconocimientos. En medio del caos, Cristian y Marisol se fueron a una playa para descansar durante una hora y media. Acto seguido se dirigen al hotel y salen de manera inesperada”.

En su reconstrucción la Fiscalía sostiene que una vez cometido el crimen, Correa se  comunicó vía telefónica con sus compañeros e informó “Ya hicimos la vuelta”.

Se presume que el 11 de mayo todos los integrantes de la banda se reunieron con Correa Galeano en el edificio Palmetto Elíptic para coordinar el regreso a Medellín.

“Por su papel, que fue fundamental en la consolidación del crimen, Correa Galeano fue llamado a juicio por los delitos de homicidio agravado como coautor, y fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego”, concluyó.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.