El Heraldo
Johnny Olivares
Barranquilla

Tres rutas de oportunidades productivas del Distrito

EL HERALDO relata la historia de una beneficiaria del Centro de Oportunidades, la estrategia distrital para brindar intermediación laboral.

Barranquilla siempre se ha caracterizado por ser un territorio de oportunidades y es lo que más reclaman en este momento sus habitantes, especialmente las poblaciones de  jóvenes y migrantes. 

Son muchas las historias de personas que han podido progresar con el apoyo de la oferta institucional del Distrito, tras recibir orientación y formación.

Tal es el caso de Giomary Perozo, quien emigró de Venezuela buscando mejores oportunidades para ella y su familia, y quien hoy en día ha podido construir una empresa de alimentos típicos venezolanos.

Esta mujer, que de profesión es trabajadora social, ha encantado el paladar de las personas con pasteles, tequeños, chicha venezolana, entre otros productos propios de su país.

Todo comenzó el 2 de enero de 2018, cuando ella, su esposo y su hija tomaron sus maletas cargadas de esperanzas y salieron de Venezuela.

Contó que el camino fue tedioso, pues tuvieron varios percances como la varada del vehículo donde se movilizaban: “Fueron más horas de viaje de lo que esperábamos y pensábamos, no solo en nosotros, sino en los niños que venían. Uno aguanta esas cosas, pero ellos son niños”.

Cuando llegaron a Riohacha tomaron otro carro hacia Barranquilla, donde su cuñada la esperaba con un trabajo que consistía en vender servicios funerarios puerta a puerta, pero al llegar la realidad fue otra debido a que no lo consiguió.

Con el dinero escaso para sobrevivir pocos días, decidieron alquilar una “habitación 4x4” como la llama ella y pensar en la manera de obtener ingresos rápidos.

“Ahí duramos 15 horribles días de sufrimiento y estrés porque no estábamos haciendo nada”, dijo Giomary. En ese momento se le ocurrió hacer trufas para vender.

La mujer caminaba por las calles del sector donde vivía e incluso en el parque Las Nieves, pero las personas no conocían el producto y no le compraban todo. Logró vender los que había hecho a las personas de la casa donde vivía.

Siguió probando hasta que hizo pasteles y tequeños (deditos) los cuales tuvieron mejor acogida. Con el tiempo las personas comenzaron a pedirle un “acompañante” e incluyó el café y los jugos naturales.

Giomary Perozo prepara los alimentos por pedidos para reuniones familiares y empresariales. Johnny Olivares

“A los 15 días logramos alquilar un apartamento donde teníamos más espacio y podíamos hacer más pastelitos”, dijo.

Con una cava, una taza de pasabocas y las salsas en un tarrito salía a recorrer los sectores de Simón Bolívar, la Plaza de las Banderas, Las Nieves y Los Trupillos.

Desde las 7 a. m. comenzaba a vender. Regresaba a la casa poco antes del mediodía y ayudaba a su esposo, quien preparaba los alimentos. Volvía a salir a las 3 p. m. a ofrecer bolis y poco antes de 6 p. m. retomaba la venta de sus pasteles y tequeños hasta las 11 p. m., que finalizaba su jornada de trabajo.

A su hija la pudieron inscribir en la Institución Educativa Distrital de Las Nieves y después de un tiempo comenzó a conocer personas que le hablaron del Centro de Oportunidades.

“Unas personas que conocí me dijeron que me registrara en el Centro de Oportunidades porque me podían ayudar con el emprendimiento”, aseguró.

Su negocio comenzó a tener frutos. Se convirtió en la proovedora de refrigerios a empresas. Un día fue a llevar un encargo –relativamente grande– a una universidad, pero la fecha que le dieron estaba equivocada, por lo que pensó que iba a perder ese producto.

Sin embargo, aprovechó el tiempo libre que le había quedado para ir al Centro de Oportunidades, ahí le dio a probar a una de las asesoras los productos que tenía y de lo encantada que quedó le dijo a sus compañeros, quienes terminaron comprándole los refrigerios.

A partir de ahí, su vida dio un giro ya que se inscribió en los programas que le ofrecían y ha podido aprender más a fondo acerca del crear empresa y aprovechar los cursos.

Pese a que llegó la pandemia, su negocio siguió a flote y le permitió mudarse a un mejor sector de la ciudad. Hoy en día trabaja bajo pedidos para personas e incluso empresas con su marca Los Chiquinquireños

Rutas de atención

El Centro de Oportunidades cuenta con tres rutas de atención: empleabilidad, formación para el empleo y desarrollo productivo, además de incluir un componente transversal de atención diferencial.

El proceso en la ruta de empleabilidad no consiste solo en entregar una hoja de vida y esperar a que sean contactados por las empresas. Ofrecen apoyo en el registro en el Servicio de

Empleo para que el equipo pueda programar una orientación individual de asesoría profesional psicosocial y manejo de la plataforma para lograr una eficaz postulación en las vacantes ofertadas; luego, participar en los talleres de Formación Integral del Ser, así como en toda la oferta de capacitación que ofrecen en el Centro.

Para ver las vacantes disponibles y postularse, los ciudadanos pueden seguir las redes de la Secretaría de Desarrollo Económico y del Centro de Oportunidades, en donde todas las semanas se publican nuevos puestos de trabajo. 

Además, la ruta de atención diferencial comprende la orientación a personas con discapacidad, migrantes, víctimas del conflicto armado, madres cabeza de hogar además de coordinar el nuevo programa con jóvenes en búsqueda de su primer empleo. 

El Centro de Oportunidades es reconocido a nivel nacional por su labor para garantizar una atención integral a personas con discapacidad y por su modelo de inclusión laboral con enfoque de cierre de brechas, que incentiva la la contratación de esta población en las empresas que han decidido eliminar las barreras para la empleabilidad de esta población.

Entre los servicios que se ofrecen se encuentran visitas a la empresa para sensibilización, acompañamiento en el proceso de selección y entrevistas, taller de abordaje a la población con discapacidad, estudio de puestos de trabajo, asesoría para realización de ajustes razonables, capacitación en uso de herramientas para facilitar la comunicación y relacionamiento con personas con discapacidad, así como asesorías en beneficios tributarios a los que pueden acceder al vincular a esta población. 

A través de la Formación para el empleo, el Centro de Oportunidades –a partir de la articulación con otras entidades clave– ofrece formación complementaria a los ciudadanos en búsqueda de empleo. 

Esta ruta conecta las necesidades del sector empresarial con las competencias e intereses de los usuarios, con el fin de fortalecer conocimientos, habilidades, destrezas y aptitudes para que puedan acceder a oportunidades laborales.

El desarrollo empresarial también forma parte fundamental de la línea de servicios del Centro de Oportunidades. Desde aquí se prestan servicios de apoyo en la identificación y desarrollo de ideas de negocio, formación y articulación con otras entidades aliadas como la Unidad de Apoyo al Empresario, además del acompañamiento y promoción de sus unidades productivas, entre otros.

Para acceder de manera virtual o presencial a cualquiera de los servicios, pueden comunicarse a través de todos los canales habilitados como: el correo centrodeoportunidades@barranquilla.gov.co, vía WhatsApp (3183386973) y las redes sociales de la Secretaría de Desarrollo Económico y el Centro de Oportunidades.

Más de 55 mil personas atendidas en el Centro de Oportunidades

El secretario de Desarrollo Económico del Distrito, Ricardo Plata, explicó que durante la actual administración han atendido más de 55.000 personas y empresas en todos sus servicios: empleabilidad, formación para el empleo y desarrollo productivo.

Dijo que también se han registrado más de 16.800 hojas de vida en el portal del Servicio Público de Empleo. Asimismo, el Centro brindó orientación individual ocupacional a más de 7.200 personas. 

Han tenido más de 3.600 asistentes a los Talleres de Formación Integral del Ser, enfocados en prepararlos para las más de 2.200 oportunidades laborales disponibles que se han gestionado.

Se han contactado a más de 1.800 empresas que generaron 900 vacantes, para las cuales se remitieron más de 5.000 hojas de vida.

Más de 1.000 personas han sido incluidas en el mercado laboral, entre las que se destacan 92 personas con discapacidad, 141 personas víctimas del conflicto armado y 66 migrantes. 

Hay más de 1.800 empresas inscritas en plataforma para recibir asesoría en la intermediación. 

Más de 3.600 personas se han certificado en instituciones como Google, Amazon, Universidad Autónoma de Barcelona, Tecnológico de Monterrey, University of Michigan y la Pontificia

Universidad Católica de Chile, entre otras, gracias a la alianza con Coursera. 

Además, solo en el 2021 se inscribieron más de 5.600 personas en los cursos de formación ofrecidos por los aliados Sena y Fundación Telefónica.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Centro de Oportunidades
  • empleos
  • Barranquilla
  • Distrito de Barranquilla
  • Alcaldía de Barranquilla
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.