Barranquilla

Las acciones para evitar una nueva crisis de agua

Triple A dio a conocer detalles de la situación registrada durante las últimas dos semanas y las acciones implementadas para superarla.

Durante más de dos semanas, una serie de anomalías han afectado la prestación del servicio de agua potable en Barranquilla y su área metropolitana.

Coloración amarilla, sabor a tierra y hasta mal olor son algunas de las “nuevas características” que el líquido ha presentado en la ciudad, de acuerdo a los crecientes reportes por parte de los ciudadanos (ver recuadro).

La situación ha generado descontento entre la comunidad y la intervención de las autoridades, mientras que  la empresa Triple A puso en marcha un plan de contingencia para poder superar la coyuntura.

Ramón Hemer, gerente de Operaciones de esta compañía, explicó que el plan de acción se puso en marcha teniendo en cuenta que las intensas lluvias que se han generado durante los últimos días han llevado a que se incremente el arrastre de residuos y sedimentos de algunos caños que desembocan en el río Magdalena a la altura del municipio de Soledad.

Por esa razón ha desplegado varios frentes de trabajo en dicha zona de influencia, con la intención de crear diques para que dichas aguas fluyan.

Microbiólogos en los laboratorios de la Triple A. Orlando Amador

“Queremos mejorar toda esa agua contenida con mucha vegetación y sedimentos, que cuando sube el nivel del río empezó a drenar. Lo que se busca es que haya una mejor mezcla del agua”, dijo Hemer en diálogo con este medio.

Recalcó que el sistema de tratamiento del acueducto distrital toma el agua cruda del río. Este insumo es el que ha presentado una variación en sus características a causa de la sedimentación que se ha evidenciado en algunos cuerpos lagunares que desembocan en el Magdalena.

Explicó que se han desplegado siete frentes de trabajo en igual número de puntos, los cuales avanzan en la remoción de dichos materiales con equipos especiales.

Agregó que el laboratorio de calidad realiza un muestreo diario, el cual se analiza para determinar los ajustes necesarios en el proceso de potabilización para garantizar que el agua que se suministra esté dentro de los estándares establecidos por la normativa nacional.

“El agua es potable. Debido al trabajo que se ha venido realizando, los ligeros cambios que se han presentado en el color no han afectado el nivel de calidad del líquido”, expuso el gerente de Operaciones de Triple A.

Una de las fases del proceso de potabilización de agua. Orlando Amador

Según el diagnóstico presentado por la empresa Triple A, desde el año 2015 se perdió la conexión del caño Soledad y el arroyo El Salao con el río Magdalena, lo que también ha tenido incidencia en dicha problemática.

También reportaron que el fenómeno erosivo se ha acelerado, durante los últimos años, en la margen derecha, mientras que en la margen izquierda se registran afectaciones debido a la alta sedimentación.

Solución a largo plazo

Evitar una nueva crisis en la prestación del servicio de agua potable en Barranquilla y su área metropolitana es otro de los objetivos de la empresa Triple A.

Por esa razón puso en marcha un plan para poder conocer los cambios que el río Magdalena tendrá en su morfología en los próximos 20 años.

“El Río ha venido cambiando y parte del problema viene asociado a esto. Tenemos que proyectar hacia dónde se va a mover para poder estructurar una solución de infraestructura”, explicó Jairo De Castro Peña, gerente general de la empresa Triple A.

Expuso, además, que una serie de factores han acelerado los procesos erosivos  y cambios dentro del Río: “El invierno ha sido muy fuerte, no teníamos estos niveles desde el 2010 o 2011. El crecimiento ha acentuado la situación que vivimos actualmente”.

Agregó que se han identificado una serie de puntos que necesitan intervención “urgente”, con el fin de evitar que tengan un fuerte impacto en las dinámicas del Río.

“Una vez terminemos los diseños, debemos tener claro cuáles son las obras que serán viables para que se pongan en marcha y así brindar mayor seguridad”, expuso el gerente de la compañía.

Procesamiento del agua. Barranquilla y 14 municipios del Atlántico son abastecidos de agua potable desde el río Magdalena.

La captación se realiza de forma directa en 4 puntos, dos de ellos en Barranquilla. En Sabanagrande y Ponedera se ubican otros espacios para la captación de agua cruda.

Cabe destacar que en su recorrido de 1.500 kilómetros el río Magdalena arrastra partículas contaminantes. Por esa razón, Triple A adelanta un proceso de 5 etapas (ver infografía) para así entregar “una de las mejoras aguas del país”.

Tras finalizada la potabilización, a través de estaciones de bombeo de alta presión es enviada a Barraquilla y 14 municipios en el Atlántico por medio de más de 3.400 kilómetros de tuberías.

Nivel de calidad

El Instituto Nacional de Salud (INS), en el boletín de vigilancia de la calidad del agua para consumo humano, reportó que en Barranquilla no existe riesgo por el consumo del líquido.

Dicho informe es construido de acuerdo con la resolución 2115 de 2007, en la cual se explica que el Índice de Riesgo de la Calidad del Agua (IRCA) expone el grado de riesgo de ocurrencia de enfermedades relacionadas con el no cumplimiento de las características físicas, químicas y microbiológicas del agua para el consumo humano.

Aspecto de la planta de Triple A en el barrio El Ferry. Archivo

Según la normativa, cuando el valor del IRCA se encuentra entre 0% y 5%, el agua se clasifica como apta para el consumo humano.

En el mes de agosto, Barranquilla registró un IRCA de 0,402%, mientras que en Soledad y Galapa fue de 0,313% y 0,176%, respectivamente.

Cabe destacar que estos valores se encuentran por debajo de los que han reportado, a lo largo del año, ciudades como Medellín (1,20%), Santa Marta (1,60%), Bogotá (0,70%) y Manizales (0,70%). En ese mismo periodo, Triple A ha tenido un IRCA de 0,05%.

Asimismo, Triple A expuso que –en la última medición– solo hubo variación en uno de los 22 componentes que son utilizados para el cálculo del IRCA.

Usuarios, inconformes con la prestación del servicio

Múltiples quejas han hecho los ciudadanos en Barranquilla debido a las afectaciones generadas por las anomalías en la prestación del servicio de agua potable.

A través de la línea Wasapea a EL HERALDO, decenas de usuarios han expresado su inconformidad por “la baja calidad del agua”, lo que presuntamente ha tenido incidencia en su salud.

“El agua mejoró su color, pero sigue sin ser potable, tiene mal sabor y está causando molestias a la salud de mi familia”, informó un ciudadano.

Desde el sector de Alameda del Río, otro usuario manifestó: “Tuve que llevar a mi hija a urgencias por un dolor de barriga que tenía y vómitos constantes que la llevaron a la deshidratación. El médico le detectó una gastroenteritis y tuvimos que internarla”.

En Villa Carolina, Paula Lambis señaló que sus papás, adultos mayores, han sufrido de daños estomacales y que otro familiar ha presentado alergia.

“Antes estábamos hirviéndola, pero ya optamos por comprar porque nos sigue generando desconfianza. Hemos improvisado filtros en las plumas y quedan negros al cabo de un tiempo”, indicó Lambis.

Ante estos señalamientos, la Secretaría de Salud informó que los indicadores fisicoquímicos y microbiológicos que llegan a la dirección de salud se encuentran en parámetros normales.

“Triple A está al frente del tema, tiene vigilancia de la Superservicios, esperemos que sea superada lo más pronto posible”, expresó el secretario de Salud, Humberto Mendoza. 

El funcionario insistió en que la empresa de acueducto debe atender la queja ciudadana y que hasta la fecha no tiene referencias de enfermedad asociada al caso.

Las anomalías se registraron en varios barrios de la ciudad. Orlando Amador
Seguimiento de Superservicios

Este viernes, la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios anunció que reforzará las acciones de control de la prestación del servicio de agua potable en Barranquilla, Soledad y Galapa.

A través de un comunicado de prensa, la entidad expuso que realizará pruebas directas para analizar la calidad del agua.

“Una vez se surta el proceso de verificación y de acuerdo con los hallazgos, definiremos las acciones de control a que haya lugar contra la empresa”, sostuvo la superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios, Natasha Avendaño García.

La Superservicios busca determinar si el agua suministrada es potable, a pesar de la alteración del color; o si la empresa está incumpliendo los parámetros de agua apta para el consumo humano establecidos en el Índice de Riesgo de Calidad del Agua (IRCA) determinado por el Gobierno.

“Recordamos a las alcaldías que deben tomar medidas de contingencia para mitigar o prevenir posibles afectaciones a la salud de los usuarios, en cumplimiento de su función de garantes de la prestación del servicio público en sus territorios”, cerró la superintendente Avendaño.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.