Barranquilla

La cuadra de la basura que ahora es deporte y cultura

En la calle 40 entre carreras 52 y 53, en Barrio Abajo, la comunidad lideró la intervención de un basurero que ahora buscará convertirse en un museo.

Ofrecer una permanente oferta cultural, deportiva y recreativa es la idea que motivó el inicio de la transformación de una de las zonas más abandonadas de Barrio Abajo.

Se trata de la calle 40, entre carreras 52 y 53, un sector marginado que por más de 20 años fue depósito de basuras, refugio de habitantes de la calle y un entramado ideal para la delincuencia.

Hoy luce irreconocible, los cientos de desechos fueron recogidos y la calle resplandeció para darle paso a la esencia que caracteriza a este barrio: la cultura y el deporte.

La iniciativa de la comunidad, el respaldo del Distrito y la empresa privada fueron claves para desarrollar el proyecto que quiere no solo darle una nueva cara a la zona, sino afianzar el camino hacia la industria creativa.

Para empezar, sus propios habitantes empezaron a pintar murales, dibujar carteles y a recrear los juegos tradicionales que reposan en la memoria de los barriobajeros.

“La bola e’ trapo, el parqué y el dominó son algunos de los juegos que queremos destacar. La idea es hacer torneos y generar un espacio para el disfrute de la comunidad”, dijo Johan Parra, líder de la comunidad.

También se busca propiciar encuentros culturales, gastronómicos y artísticos que permitan darle una nueva identidad a la zona, antes conocida como la calle del cartucho o de la basura.

“Queremos que este sea un símbolo de cultura ciudadana. Aquí lo más importante es que hay participación y compromiso ciudadano”, dijo David Montero Jalil, jefe de la Oficina de Cultura Ciudadana.

Como el trabajo es articulado, la empresa privada, presente en la zona, también se sumó a las primeras pinceladas del proyecto.

Muestra las pilas de desechos y las casuchas de los habitantes de calle y recicladores. Luis Rodríguez

“Hemos logrado avanzar en la recuperación de este entorno entregándole insumos a la comunidad para pintar el espacio”, dijo John Becerra, gerente operativo de Tuboplast S.A.S.

Una de las estrategias que se tienen pensadas es la creación de un museo a cielo abierto que permita darle espacio a exposiciones, muestras folclóricas y hasta gastronómicas. Una plataforma para visibilizar trabajos creados por los artistas del barrio y de otros lugares que habitualmente legitiman el arte.

En esta primera fase se están concertando y conceptualizando las ideas para diseñar un plan que se ajuste a las necesidades del barrio.

“Mientras haya actividad se cambiará la costumbre que se tenía, por eso la idea es crear un trabajo con historiadores y artistas para tener siempre algo que contar en el lugar”, contó Montero Jalil.

La idea es crear un vínculo con el territorio y con experiencias personales para que permanezca en el tiempo.

Definitivamente lo que se busca es incentivar actividades creativas por considerarse Barrio Abajo como un sitio con alto potencial de economía creativa para reconocer y darles valor a las actividades que, más allá del Carnaval, tienen lugar en los grandes patios, en donde se hacen los famosos sancochos, en las terrazas coloridas y en las cuadras, en las que es usual encontrar a un artista o hacedor cultural.

En ese sentido, los barriobajeros, líderes de la iniciativa, esperan que este corredor sea considerado dentro de la oferta creativa como un área de desarrollo naranja (ADN), declaración que recibió este vecindario por considerarse un sitio con alto potencial de economía creativa.

Justamente uno de los propósitos de las ADN es transformar estas ideas y convertirlas en proyectos sostenibles en el tiempo, e impulsar procesos de renovación urbana, permitiendo transformar espacios no aprovechados o áreas deprimidas en nuevos motores de desarrollo económico, social y cultural.

Por lo pronto, mientras se realizan las intervenciones, la Secretaría de Tránsito y Movilidad permitió que las calles fueran cerradas temporalmente. La Policía está ejerciendo mayor vigilancia para garantizar la tranquilidad de los residentes de este vecindario.

La Policía y la comunidad propician encuentros para la recuperación integral del sitio. Luis Rodríguez

Trabajo con habitantes de calle

Uno de los trabajos que adelanta el Distrito, a través de la Secretaría de Gestión Social, es la rehabilitación de los habitantes de calle que permanecían en esta zona.

Con ellos se está adelantando un trabajo de sensibilización para mostrarles un nuevo camino.

“Estamos contándoles que pueden tener una mejor calidad de vida, que ellos pueden ser útiles para su familia y para la sociedad. Les estamos diciendo que lejos de esta calle en la que ya no hay basura tienen una segunda oportunidad”, dijo Luisa Mora, líder del programa Habitante de Calle.

Seis de los habitantes que deambulaban por este sector decidieron aceptar la oferta institucional del Distrito. La iniciativa incluye alimentación, salud, acompañamiento psicosocial y atención básica en salud en el Hogar de Paso y el Centro de Atención Día.

Precisamente, un exhabitante de calle que vivía en este sector fue testimonio para los que aún permanecen en las zonas aledañas.

Arnold Ripoll convivió ocho años en este sector marginado por las drogas y la abundante basura, que fueron parte de su cotidianidad.

Al llegar al sitio se sorprendió de ver la transformación del lugar donde él pasó cientos de noches.

“Fueron ocho años consumiendo, no sé cómo pudimos estar tantos años aguantando malos olores, y viviendo entre la basura”, contó.

Este sector, protagonista de relatos que rememoran hazañas del pasado como su importancia para descongestionar los vagones del transporte férreo alrededor de la Estación Montoya, ahora cuenta una nueva historia.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Cultura
  • deporte
  • Basuras
  • cuadra
  • barrio abajo
  • basurero
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web