Barranquilla

“Este es un momento para estar unidos”: médico José Julián Buelvas

En medio de las manifestaciones de apoyo, el médico barranquillero envió un contundente mensaje de unión durante la pandemia tras ser objeto de amenazas de muerte.

Veinticuatro horas después, el miedo ya es una sensación del pasado para el médico José Julián Buelvas. Las distintas muestras de apoyo recibidas tras las amenazas de muerte lo han motivado a seguir realizando su labor, en medio de una complicada situación por la propagación de un enemigo invisible, al que muchos no le temen.

“He tenido mucho apoyo y agradezco sinceramente a todos. Han sido momentos muy duros pero he tenido el respaldo incondicional de la gente”, sostuvo este profesional médico, cuya angustia tuvo eco en todos los medios del país, incluso, en algunos espacios noticiosos del exterior. 

Consciente de su responsabilidad con la comunidad en plena pandemia, la misma que inculcaron durante su proceso formativo como médico, hizo un enérgico llamado a sus colegas y amigos de profesión para no claudicar ante la desinformación y, por ende, los ataques contra ellos.

“Este es un momento para estar unidos, para fortalecernos. La única petición que les hago es que no abandonen sus cargos de trabajo, hay que seguir adelante. Debemos unirnos para que esto no siga pasando, que haya un alto a las agresiones”, agregó el galeno. 

Buelvas ratificó que el principal propósito del personal de la salud es servir a la comunidad y, por eso, “es imposible que nos hagamos a un lado”: “Hay que reflexionar sobre esta situación pero no podemos estancarnos, hay que seguir adelante”.

Una calle de honor

Uno de los momentos más emotivos se registró en la mañana de este martes en las afueras de la Clínica La Asunción, al norte de Barranquilla, cuando sus compañeros de trabajo le brindaron un conmovedor homenaje. 

Ondeando pañuelos blancos, los trabajadores de este centro asistencial se apostaron a lado y lado de la calle –guardando la distancia social– para participar de una calle de honor para el galeno. 

 

“En este sitio se defiende la vida, que es un derecho fundamental. Dios es el único que dispone y nosotros somos instrumentos de él”, sostuvo la hermana Olivia Noreña, una de las integrantes de la Congregación de Hermanas Franciscanas Misioneras de María Auxiliadora que se sumó a la espontánea muestra de afecto y respeto para el galeno.

Aunque reflejaba cierta melancolía en los ojos, el médico Buelvas se mostró conmovido por el sentido recibimiento: “Es algo muy motivante, estoy feliz que lo hayan hecho, era algo que necesitaba”.

Mientras el médico intensivista continuaba saludando “de codito” a sus compañeros, varios conductores hacían sonar las bocinas de sus autos como símbolo de apoyo a toda la misión médica. 

“Este es mi lugar de trabajo, tengo muchas ganas de seguir trabajando. Estoy muy agradecido por este recibimiento”, agregó Buelvas.
Asimismo, indicó que el hecho debe convertirse en un punto de reflexión para la comunidad médica y la ciudadanía en general de cómo afrontar esta crisis sanitaria, que implica muchos sacrificios de parte del personal de la salud. 

“Esta situación invita a todos a reflexionar. Estamos en un dilema porque nos pueden hacer daño por realizar nuestra labor. Sin embargo, yo tengo un deber que cumplir, hay pacientes que requieren de mí, si no lo hago yo, no lo habrá nadie y van a fallecer”, dijo el galeno al tiempo que ingresaba a realizar su acostumbrada ronda matutina. 

En medio de la manifestación, que también se realizó a las afueras de otras clínicas y hospitales de la ciudad, los trabajadores del centro asistencial también exigieron garantías para el desarrollo de sus labores, teniendo en cuenta los reiterativos episodios en contra de la misión médica en la ciudad.

Misael Ortiz, gerente de la Clínica La Asunción, resaltó el profesionalismo y la calidad humana del médico Buelvas y expresó su respaldo a su labor en este centro asistencial. 

“Resaltamos la labor del doctor Buelvas, no solo en lo profesional, sino su calidad humana. También queremos rechazar estos hechos, que son muy lamentables. Nosotros lo único que hacemos es tratar de salvar vidas”, dijo.

Asimismo, envió un mensaje a la ciudadanía en general para comprender la situación que se vive en el mundo entero: “Entendemos el dolor de los familiares, hay cosas que se salen de nuestras manos. Hay situaciones que salen de nuestras manos”.

Ocho médicos renuncian en Adela de Char

Un grupo de médicos de urgencias de la Clínica Materno Infantil Adela de Char presentaron su renuncia en solidaridad por las amenazas de muerte que el intensivista José Julián Buelvas recibió en medio del desarrollo de sus labores. 

Luis Fábregas, secretario de Salud de Soledad, informó que debido a la renuncia de los ocho galenos, la administración del centro de salud –ubicado en este municipio– cerró los servicios de urgencia.

“Ya estamos hablando con el gerente, vamos a hablar con los médicos. Ellos han dicho que tienen miedo de seguir ejerciendo sus labores, pero este es el momento en que más los necesitamos, que la comunidad más los necesita", expuso Fabregas. 

El secretario de Salud también indicó que los 13 pacientes recluidos en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) por COVID-19 continúan recibiendo la respectiva atención médica.

Los médicos intensivistas siguen trabajando. Hago un llamado al gremio médico para no abandonar en este momento a la comunidad soledeña”, expuso Fábregas. 

A su turno, Leonella Barraza, gerente Operativa de la Clínica Adela de Char, expresó que la situación ha incrementado la percepción de inseguridad entre el personal médico. 

“Se sienten atemorizados por la situación. Estamos en una zona demasiado vulnerable y nos hace correr más riesgos que otras instituciones”, expresó. Barraza también puso de presente que “somos la clínica que más camas de UCI tiene disponible en el municipio”. 

Además, indicó que colocaron una unidad de Policía durante las 24 horas para atender cualquier novedad: “Eso no mitiga el riesgo pero hay apoyo en la revisión del personal que ingresa a la institución”.

Barraza recordó que la decisión de que el personal ingrese en ropa particular busca incrementar la protección: “Hay personas que deben ir en bus y no les paran. Nos tocó tomar medidas más drásticas”.
 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.