El Heraldo
Aspecto del interior de la iglesia con las remodelaciones terminadas. Orlando Amador
Barranquilla

Finalizan las obras de remodelación en la Torcoroma

El párroco Dimas Acuña dice que cumplieron con las recomendaciones entregadas por la comisión de Arte Sacro. Arquitectos piden que no se hagan más cambios a la infraestructura eclesiástica.

Los feligreses de la iglesia Nuestra Señora de las Gracias Torcoroma, ubicada en la calle 84 con carrera 51B esquina, en el norte de la ciudad, ya pueden ver el resultado final de las obras de adecuación y transformación que tuvo el templo durante los últimos cinco meses.

Un nuevo cristo, un vitral alusivo a la basílica de San Pedro y un altar en mármol son algunas de las modificaciones que se le realizaron a la iglesia y que tienen “feliz” a la comunidad, pues consideran que estos cambios son positivos e “imponentes”.

“Los feligreses estamos muy contentos con esta obra; particularmente me ha encantado la transformación de la iglesia porque se ha hecho una gran labor, su diseño es bellísimo e ingresa más luz. Este ha sido un cambio para beneficio de los barranquilleros”, manifestó Josefina Better, feligrés de la Torcoroma.

Lorena Lozada también coincidió con Better en que la transformación que se está realizando en el templo es “muy importante, ya que permite que la comunidad se apropie de su parroquia, miren los cambios que se necesitan para poderla sostener, teniendo en cuenta que está ubicada en una zona de gran desarrollo de la ciudad y cada cosa que se intervenga va a ser beneficioso”.

En diálogo con EL HERALDO, el párroco Dimas Acuña –encargado de liderar las obras que se realizaron en el templo– afirmó que en este proceso se mantuvieron las imágenes y piedras originales. Sostuvo, además, que con estos cambios la iglesia ha tenido más acogida por parte de los feligreses.

“Nosotros realizamos el diseño y lo presentamos a la comisión de Arte Sacro, que es autoridad en la Arquidiócesis, y quienes me entregaron una indicaciones que respetamos. Del modernismo no se quitó nada, lo que hicimos fue mejorar lo que había, una muestra de eso es que tenemos agenda de matrimonios hasta diciembre, eso es algo que antes no se veía y eso nos deja ver que a las personas les ha gustado como quedó”. 

“Atentado a la historia”.

Las obras se detuvieron durante varias semanas debido a las continuas quejas por parte de la comunidad de arquitectos que consideraron la intervención del templo como “un atentado” contra el arte moderno que evoca el lugar.

“Lo que hicieron fue un falso histórico que no va con el diseño original, las proporciones del Cristo y otras transformaciones que hicieron en el altar tampoco van acorde al estilo de la iglesia y es una falta de respeto a lo que hizo la comunidad ocañera. Eso dañó el lenguaje del templo”, afirmó Guido Seoanes, arquitecto fundador del Buró del Movimiento Moderno (BMM).

De acuerdo con Seoanes, en la Torcoroma quieren “imponer” una arquitectura neoclásica que no tiene nada que ver con el movimiento moderno y por eso desde el Buró se solicitó a la iglesia que “se respete la estética original y ya no le haga más remodelaciones”. 

“Para mí es un descontento porque la gente no entiende la joya que tienen, por eso la alteran y esos daños son muy costosos de arreglar”, dijo. 

Según el Distrito, esta es una edificación diseñada bajo los fundamentos básicos de la arquitectura moderna, en la década de los 50 y 60, en donde la tendencia y valiéndose de la generosidad de las formas y dimensiones, permitieron construir el hormigón, así como también cubiertas paraboloides y paraboloides hiperbólicos.

 

¿Es patrimonio?

Según el informe de la Sociedad Colombiana de Arquitectos, la iglesia Torcoroma actualmente no cuenta con una declaratoria, sin embargo, las autoridades pusieron en conocimiento a la parroquia de los valores estéticos, arquitectónicos, históricos y simbólicos del inmueble y los cuales debían ser preservados. Se realizaron varias visitas con expertos y con miembros del Consejo de Patrimonio, dando las recomendaciones pertinentes para la conservación del inmueble.

Por su parte, la Secretaría de Cultura y Patrimonio ha venido adelantando el proceso de inventario para finalmente obtener la declaratoria al realizar la solicitud ante el Consejo de Patrimonio, elaborar la ficha de inventario y valoración e incluirla en la lista indicativa de candidatos a bienes de interés cultural (LICBIC). Actualmente cuenta con el concepto previo favorable para continuar con el trámite.

Todo esto —dijo el Distrito— siguiendo el marco jurídico que brinda la ley general de cultura a través del régimen especial de protección. Para que un inmueble pueda ser patrimonio debe contar con una declaratoria individual como Bien de Interés Cultural o estar dentro de un área declarada. Es importante mencionar que debe tener unos criterios de valoración de tipo simbólico, estético e histórico.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.