El Heraldo
Atlántico

La ‘parálisis’ que el mundo experimentó durante seis horas

Los usuarios registraron en Twitter afectaciones y reflexiones en torno a las horas de desconexión que tuvieron tras la caída de Faceboo, Instagram y Whatsapp.

Poco más de seis horas de ‘parálisis’ experimentaron los usuarios alrededor del mundo tras la caída de Facebook, Whatsapp e Instagram, que no solo representó una interrupción en las actividades que millones de personas realizan a diario a través de estas plataformas, sino también un espacio para reflexionar sobre la dependencia que como usuarios tenemos de cada una y el valioso tiempo que pasamos haciendo uso de ellas.

Y es que las masas se volcaron hacia Twitter como lugar de refugio para expresar sus opiniones y quejas, puesto que otras opciones de redes sociales, por cuenta de las migraciones masivas de usuarios, también presentaron fallas en su funcionamiento.

“Esto es un apocalipsis virtual, debemos aprender de él”, escribió en su cuenta @EricPedraza101.

Por su parte, @AlfonsoDurazo dijo: “Una mañana diferente, 6 horas sin algunas #RedesSociales, sin notificaciones, sin #WhatsApp y la necesidad de comunicarnos de otras maneras. Nos hace reflexionar sobre el uso y tiempo que le damos a estas herramientas”.

Otros, en cambio, develaron ansiedad y preocupación, como el caso de @JereAguiar, quien expresó: “Como que no sé qué hacer sin instagram y wsp, la ansiedad que manejooo”.  Hubo quienes incluso se preguntaron: “La caída de Whatsapp, de Facebook, de Instagram, provocó en el mundo el Síndrome de los Tecolines: ansiedad, angustia, desesperación...Levante la mano quien lo sufrió”, dijo @adriantrejo.

También se presentaron los casos de aquellas personas que se encuentran en teletrabajo o trabajo en casa, y vieron interrumpidas sus actividades por cuenta de lo sucedido.

“Implementamos el teletrabajo para que las personas pudiéramos guardar la distancia en medio de la pandemia y cuidarnos, pero no nos dimos cuenta de que ello nos generó una dependencia de los espacios digitales y las redes sociales”, explicó a este diario Tomás Guzmán, empleado de una empresa de telecomunicaciones en Alemania.

Afectaciones económicas

En el ciberespacio se presentaron también los mensajes de la frustración de muchos cibernautas, que además dependen del funcionamiento de las redes para, por ejemplo, sostener sus negocios.

“Para muchos fueron horas de chistes y memes, pero quienes vivimos de la visibilidad en las redes y son nuestro espacio de  obtención de ingresos no la pasamos tan bien. En nuestro caso fue un día perdido para contarle a la gente nuestras historias y lograr apoyo”, explicó a EL HERALDO Andrés Álvarez, desde Tailandia, bloguero de Renunciamos y Viajamos.

De igual forma, Andrea Arévalo, dueña de Dotti Brownies, un pequeño emprendimiento que se vio paralizado y que obligó a su propietaria a llamar a sus clientes para poder vender sus productos, pues Instagram es su único canal de ventas, dijo: “Fueron horas muertas en las que ni siquiera pude comunicarme con algunos compradores para entregarles sus pedidos. Los pequeños empresarios debemos buscar canales alternativos para situaciones como esta”, indicó.

Un sistema vulnerable para los usuarios

La caída prolongada de los servicios en las redes sociales develó también la vulnerabilidad en la que se encuentran las plataformas digitales pese a tener años de desarrollo, como es el caso de los sistemas de integración de Facebook, Whatsapp e Instagram.

Cabe recordar que la de este lunes, aunque ha sido la más larga, no es la única caída que ha registrado el conglomerado. El pasado 22 de julio, por ejemplo, un fallo en los servicios de la empresa estadounidense Akamai provocó interrupciones en el servicio de importantes empresas como Airbnb, bancos como BBVA, plataformas de videojuegos como Playstation Network o Steam y la aerolínea Delta Airlines.

Otro recordado episodio fue el fallo global en la red de distribución de contenidos Fastfly, que el 8 de junio causó la caída de páginas como Amazon, Twitch, y medios como The New York Times y el Financial Times. Esta falla duró casi una hora.

Tampoco se olvida la caída en los servicios de Google que ocurrió en diciembre de 2020. Sumado a lo anterior, durante este tipo de escenarios se propicia la filración de información, y este lunes Privacy Affairs indicó que los datos de al menos 1.500 millones de usuarios de Facebook se habrían puesto a la venta en un foro de hackers, lo cual permite que cualquiera pueda acceder a información relevante como nombre, correo electrónico, número de teléfono, ubicación, sexo e incluso identificación de cada personas. Todo bajo la modalidad de “raspado de datos”.

De confirmarse, esta sería la mayor filtración registrada en la historia de Facebook, superando a la que afectó a 500 millones de usuarios a principio de año.

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.