El Heraldo
Reporteros Gráficos EL HERALDO
Atlántico

El Palomar, una reserva con 772 hectáreas de pura naturaleza

La reserva forestal y protectora ubicada en Piojó completará 87 nuevas hectáreas como parte de un proceso de compensación ambiental.

Que un área natural que se encuentra protegida obtenga nuevos terrenos significa conservación para la biodiversidad. 

El Palomar, una extensa zona de pura naturaleza, situada en Piojó, logró hasta hace poco tiempo la compra de 62 hectáreas como parte de un proceso de compensación ambiental. 

El enorme ecosistema se destaca por su atractivo paisajístico y turístico. 

Pertenece a las zonas montañosas del Atlántico, alberga el bosque seco tropical y gracias a sus fuertes pendientes dificulta la intervención antrópica de actividades agrícolas y ganaderas. Lo que permite conservarse en muy buenas condiciones ecológicas. 

Su área de cobertura contiene el nacimiento de arroyos de carácter intermitente, que hacen parte de la cuenca hidrográfica litoral, cuyas aguas drenan al mar Caribe y a la ciénaga del Totumo.

Su ubicación es “altamente estratégica” para la conectividad con otros ecosistemas protegidos como es el caso de Luriza en Usiacurí y Los Rosales en Luruaco. 

 

Reporteros Gráficos EL HERALDO

Especies

En sus entrañas habitan la guacharaca caribeña, guacamaya roja,  el mono aullador, el perezoso, el carpinterito canelo, el chamicero bigotudo, el venado, el tití cabeciblanco y la tortuga morrocoy. Esta última en estado vulnerable de amenaza y el tití en estado crítico. 

“Estas especies de fauna silvestre cumplen un ciclo ecológico importante en este ecosistema, por ello resulta imprescindible su conservación”, cuenta el biólogo Joe García, especialista en Análisis de Gestión Ambiental de la CRA.

Son en total 183 especies entre anfibios, reptiles, aves y mamíferos las que habitan y merodean las 772 hectáreas que se protegieron en el El Palomar. 

Dentro del plan de manejo ambiental, la Corporación Autónoma Regional  también destaca las especies de flora tales como el caracolí, el carreto, lata, belencita nemorosa, el guayacán, el macondo, la palma de corozo, el algarrobo, el laurel, la ceiba roja, el palma amarga. Algunas de estas con nivel de amenaza. El estudio de vegetación arrojó 246 especies. 

En la reserva se destaca la presencia del bosque seco tropical, un ecosistema característico  del Caribe.  

Senderos ecoturísticos
Reporteros Gráficos EL HERALDO

A través de las diferentes actividades financiadas por la CRA, en el área han sido identificados tres senderos ecoturísticos con los que se busca acercar al caminante a los atractivos paisajísticos y más llamativos del sector. 

Uno de estos inicia  en una finca que lleva el mismo nombre del área protegida. Cada sendero cuenta con unas vallas informativas que cuentan las características ecológicas del lugar e indican el camino de cada sendero. Cada recorrido comprende 8,44 kilómetros. 

La autoridad ambiental también trabaja en planes de sensibilización ambiental y alternativas sostenibles dirigidas a las comunidades aledañas para que tengan sentido de pertenencia por el terreno que debe conservarse, esto teniendo en cuenta que dentro del área hay zonas de preservación, uso sostenible, restauración y uso público. 

“En lo posible buscamos obtener terrenos en las zonas de restauración y preservación, ahí es donde necesitamos hacer las compensaciones ambientales”, explica el biólogo García.

La zona de preservación es un espacio donde el manejo está dirigido a evitar su alteración, degradación o transformación por la actividad humana.

En la de restauración es un espacio dirigido al restablecimiento parcial o total a un estado anterior, de la composición estructura y función de la diversidad biológica.

Titís cabeciblanco habitan en la reserva. Reporteros Gráficos EL HERALDO

Y la de uso sostenible se relaciona con los espacios para adelantar actividades productivas compatibles con el objeto de conservación del área protegida.

Por último en la zona de uso público se busca alcanzar objetivos particulares de gestión a través de la educación, la recreación, el ecoturismo y el desarrollo de infraestructura de apoyo a la investigación.

Si bien es cierto que se están conservando los ‘parches’ de bosque seco en las áreas protegidas, la autoridad ambiental ha mostrado preocupación por las alteraciones que está sufriendo esta especie de ecosistema.

 En eso coincide el Sistema Regional de Áreas Protegidas (SIRAP). Para la entidad el impacto de la actividad humana ha sido uno de los mayores causantes para que el bosque seco tropical, ecosistema predominante del Caribe, se encuentre fragmentado en un 88%, lo que pone en riesgo el 80% de todo su entorno.

Compensación ambiental

El proceso de compensación ambiental ocurre cuando hay pérdida de biodiversidad por cuenta de la ejecución de obras en donde, por ejemplo, pudo haber tala de árboles. 

Esto obliga a las entidades o empresas a compensar el daño. 

En este caso la autoridad ambiental decidió que ese plan correctivo se hiciera con la compra de terrenos dentro del área donde se ubica la reserva. 

A su vez permite tener mayor control por parte de la CRA sobre el área, evitando que terceros o privados que se encuentran dentro de la zona puedan degradar el ecosistema.  

Después de recibir oficialmente el terreno, lo siguiente es desarrollar planes de restauración. 

Esto consiste en sembrar especies propias  de fauna que sirvan de hábitat para las especies de fauna que hacen parte del ecosistema.

Cerámicas Malibú

Además de los importantes hallazgos naturales que se descubrieron,  en El Palomar también se halló piezas de cerámica Malibú que data de 1200 -1600 d.C.

De acuerdo con el antropólogo, Juan Guillermo Martín, se trata de un estilo cerámico que se encuentra desde Córdoba hasta la margen derecha del río Magdalena. 

Las piezas fueron entregadas por la CRA al Instituto Colombiano de Antropología e Historia.

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.