El Heraldo
Tomado de Internet
Tecnología

Internet profunda: más allá del mito

Lo que usted conoce de Internet es solo la punta de un iceberg de información secreta que circula a diario por las redes. Navegar con total anonimato y seguridad en una red que pocos conocen es posible.

¿Qué pensaría si le dijeran que todo lo que conoce como Internet, con todas las páginas que ha visitado desde que cuenta con acceso a la red, representan apenas un 5 por ciento de todo el contenido real de la web?

 

Aunque suene casi que irreal, la verdad es que la telaraña virtual es mucho más vasta de lo que se puede apreciar a clics de distancia.

Algunos la conocen como Internet Profunda, invisible, oculta u oscura. Como quiera que se le llame, existe una parte de Internet que es desconocida por la gran mayoría de las navegantes.

Conforma el 95 por ciento del total de la red mundial, y se requieren algunas habilidades para poder ingresar en ella. En palabras más claras, Internet es un océano extenso navegado por usuarios que solo surfean por la superficie, ignorando lo que se esconde bajo las profundidades.

¿Por qué es desconocido?. Esos miles de sitios permanecen ocultos a la vista y acceso de los usuarios comunes debido a que sus creadores prefirieron mantenerlos así, discretos y que ningún buscador pudiera encontrarlos.

Están protegidos con contraseñas, y otros tienen códigos en sus estructuras que impiden ser indexados por servicios como Google, Yahoo, Bing, entre otros. Así, estas direcciones quedan a merced del anonimato, al igual que los internautas que las visitan.

Para el año 2000 se estimaba que el tamaño de la Internet Profunda era de 7.500 Terabytes, cifra que en la actualidad es irrisoria, teniendo en cuenta el ‘boom’ que tuvo la red durante esa década hasta la actualidad, hecho que sugeriría que la Internet Profunda tendría hoy día unos 100.000 terabytes de peso, aproximadamente.

Todo este enorme flujo de información que permanece oculto y con difícil accesibilidad, tiene su razón de ser. A decir verdad, la Internet Profunda es un mercado de datos de todo tipo, en los que se pueden encontrar bibliotecas con millones de libros, hemerotecas, portales de noticias de disidentes que buscan en el anonimato una salida a la represión de gobiernos, datos financieros, bases de datos con información clasificada (tipo Wikileaks), foros, directorios con correos electrónicos de personas en la web, sitios con contenido audiovisual para descargar, redes privadas de compañías, entre muchas otras cosas más.

Este es el lado de la Internet Profunda del que se podría obtener información de interés para algunos, a pesar de que no marche del todo en la legalidad, aunque hay que resaltar que en la misma ‘superficie’ o sitios normales e indexados, la piratería abunda y es bien conocida por todos al momento de descargar contenidos.

Pero hay una parte de la Internet Profunda que se mueve en la ilegalidad, y que por el simple hecho de bajar materiales de allí, cualquiera podría afrontar duras sanciones por parte de las autoridades.

En ese lado negativo se pueden encontrar sitios de pornografía infantil, venta de drogas, armas y objetos robados, hackers, e incluso asesinos a sueldo. La mayoría de estos servicios son para ciudadanos de Estados Unidos y Europa, aunque su popularidad se va extendiendo poco a poco a otros lugares del mundo, tal y como sucedió alguna vez con la Internet.

¿Cómo entrar?. Una de las formas que se ha popularizado entre internautas para ingresar a la Internet Profunda es a través de una herramienta llamada TOR. Este software gratuito le permite al usuario acceder a una red completamente anónima, en la que no se revela la dirección IP del usuario y la información que allí se comparta mantiene su integridad.

TOR permite que los mensajes que viajan a través de esta red pasen por varios routers especiales, conocidos como Routers Cebolla, debido a que funcionan como capas que recubren la red. (Ver infografía).

En palabras más simples: la persona no se conecta directamente a una dirección específica, sino que se conecta a un servidor, y este lo conecta a otros más hasta llegar al destino final. Con este tipo de tecnología, es muy difícil rastrear la procedencia de un mensaje o usuario.

No obstante, las agencias de seguridad de países como Estados Unidos, Inglaterra, Rusia y China le ponen todo el cuidado necesario para vigilar a los usuarios que entran y salen, debido a la ilegalidad que puede manejarse en ese territorio. Si bien no todo lo que hay en la Internet Profunda es negativo, la anonimidad que ofrece da para que algunos se sientan con plena libertad para delinquir.

Una vez dentro, es necesario conocer la dirección exacta a la cual se ingresará, o recurrir a la conocida ‘Hidden Wiki’, que funciona como un directorio con sugerencias de sitios conocidos en la Internet Profunda. Es la ruta más segura para moverse dentro de esta red, pues en los sitios sugeridos hay bibliotecas, páginas con contenido político, y recursos sobre seguridad informática.

La Internet Profunda todavía es un mito para los usuarios de la red. Son millones los que desconocen de su existencia, y otros millones más que han oído hablar de ella pero no se han atrevido a ingresar.

Cualquiera que pudiera interesarse en conocer más sobre el tema, podría acceder con algunos conocimientos en informática y verificar que la información que allí se puede encontrar resulta, en muchos de los casos, de gran utilidad. Como en la misma ‘superficie’, hay sitios para todo tipo de público, con contenido variado. La Internet Profunda se convierte en ese espacio donde prima el anonimato y se goza de cierta libertad.

Los niveles de la Internet Profunda (Infografía)

@LuisIglesiasM

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.