Sociedad

‘No se habla de Bruno’, la mezcla de música latina y funky que encanta

El tema es el mayor éxito musical de Disney desde 1995. Expertos en música y cine analizan el porqué de su aceptación.

Además del éxito en taquilla obtenido por la película animada de Disney Encanto, inspirada en la cultura colombiana, que hasta la fecha ha recaudado 222.6 millones de dólares a nivel mundial, su banda sonora también hace historia. 

Las canciones de esta cinta lograron el número uno en la lista de los discos más vendidos en Estados Unidos, que Billboard elabora desde 1956, superando a Adele con su nueva producción Easy On Me. 

Además han marcado un nuevo hito con la canción No se habla de Bruno (We don’t talk about Bruno), interpretada principalmente por Carolina Gaitán y Mauro Castillo en sus dos versiones (español e inglés), que se convierte en el primer tema de una cinta de Disney que llega al cuarto puesto del Billboard Hot 100 en más de 26 años.

Este pegajoso sencillo se convirtió en el éxito más importante de las producciones cinematográficas de La Casa del Ratón desde 1995 y también ha destronado a Let It Go (libre soy), de la película Frozen, que llegó al número 5 en abril de 2014 y ganó el Óscar a la Mejor Canción Original.

En los registros de los mayores éxitos musicales de Disney, No se habla de Bruno solo está por detrás de A Whole New World, de la cinta Aladdín, que llegó al número 1 en marzo de 1993.

Esto convierte al sencillo en uno de los más exitosos de Disney desde 1994, junto a Can You Feel the Love Tonight, canción de Elton John para El Rey León, y Colors of the Wind, de Vanessa Williams, perteneciente a Pocahontas (1995).

El tema producido por Lin-Manuel Miranda está centrado en el personaje de Bruno, el tío supuestamente desaparecido de la familia, cuyo don era la profecía, solo que las mismas estaban cargadas de mala suerte. 

También cuenta con las voces de la samaria Olga Lucía Vives, Daniela Sierra, Isabel Garcés y Juanse Diez.

La pregunta que muchos se están haciendo es: ¿a qué se debe su éxito mundial? Para resolverla EL HERALDO consultó a expertos de la industria musical y cinematográfica, para comprender mejor este fenómeno.

Alberto Marchena, gran conocedor de la industria musical a nivel global, explica que un factor clave para que se desencadenara su éxito fueron las plataformas de Apple y Disney Plus. “Cuando se estrenó Frozen, no estaban desarrolladas estas plataformas, ahora los niños le piden la canción a sus padres y estos la reproducen. La canción está en los momentos claves de la película y por eso es de la preferencia de los niños, que son abiertos a cualquier propuesta musical. Revisándola esencialmente tiene una mezcla de ritmos latinos como la Guajira cubana y otros como el funky, lo cual ha llamado la atención.

Además tienen como cabeza visible de la banda sonora a Lin-Manuel Miranda que es prenda de garantía en Disney”.

Julio César Lara, docente de la Universidad Autónoma del Caribe y formador de públicos en cinematografía, señala que Disney ha logrado una amalgama entre la animación y lo musical. 

“Había precedentes muy serios como lo hecho por Elton John con Can You Feel the Love Tonight, canción que recordamos en El Rey León, o la interpretación de Vanessa Williams en Pocahontas con Colors of the Wind.  También puedo citar el musical memorable Fantasía de 1940, el experimento más audaz de Disney hasta la fecha”.

 

Las redes lo impulsaron

Para Juan Pablo Osman, doctor en comunicación y docente de la Universidad del Norte, el cine y la música históricamente han mantenido una relación estrecha, incluso mucho antes de que los actores tuvieran diálogos  en 1927.

 Con No se habla de Bruno Osman destacó que surgió un nuevo aliado: las redes sociales. “Especialmente Tik Tok por la coreografía que se hace durante la canción, esto ha servido para que los niños y adolescentes hagan lo propio. Por otro lado la música es una mezcla de ritmos latinos con hip hop, dancehall, el hecho de que tenga muchas voces también funciona muy bien, y al final es un tema que con todos estos elementos genera identificación”.

Leopoldo Calderón, docente de Música de la Universidad del Norte, recuerda que la primera película sonora de la historia es El cantante de Jazz (1927), y que es la música la que le da sonido a esta industria. “No se habla de Bruno se escucha en un momento clave de la cinta. Además, es una pieza coral, eso la hace muy llamativa. Creo que siendo una película colombiana debía tener ritmos nuestros, pero en su gran parte es una Guajira cubana estilizada con elemento de R&B y latin pop, muy parecida a lo que fue Havana, de Camila Cabello, y en eso también puede estar su éxito por la recordación que genera”.

Hablan sus intérpretes

La actriz y cantante Carolina Gaitán reaccionó sobre la gran acogida que ha tenido la canción. 

“Haber tenido que actuar y cantar en las dos versiones, saber que en este momento está sonando por todas las plataformas es muy grande, y eso es una muestra de que no tienes que decidir ser cantante o actriz, sino que puedes hacer las dos cosas y creo que eso ha sido a lo largo de mi carrera en el teatro musical, es poder entender que también van de la mano”.

Mauro Castillo también se mostró feliz por la aceptación y contó que aunque nunca tuvo la oportunidad de compartir set con sus compañeros, desde su estudio se sintió libre para cantar. “Me dieron toda la libertad y por eso fluyó mágicamente. No me cabe en el corazón el orgullo de ser colombiano y de haber sido parte de este súper proyecto”.

Como dato curioso esta canción no podrá ir por el premio Óscar en la categoría Mejor Canción Original, la que sí lo hará es Dos oruguitas, tema interpretado por Sebastián Yatra, que ha sido prenominado. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.