Sociedad

Música con instrumentos reciclables: la nota alta de la ‘profe’ Yolima

Yolima Pérez es docente de música en Galapa. Con su programa Banda Escuela al Barrio, niños y jóvenes aprenden gratuitamente este arte.

Su casa en el barrio Las Mercedes, municipio de Galapa, se encuentra en obra gris. En ella, Yolima Pérez Ariza alberga los sueños y el valor de su trabajo con la música. La construcción total de su residencia va a paso lento, pero seguro, de la misma forma que el camino recorrido durante 20 años formando a niños y jóvenes en el arte. 

“Pareciera que dos décadas es una eternidad, pero apenas es el comienzo”, dice la mujer de 33 años que desde los 13 enseña música a vecinos, amigos y familiares. La población a formar fue creciendo y actualmente lidera el proyecto de Banda Escuela al Barrio, que cuenta con 210 niños y 18 jóvenes en condición de discapacidad del vecino municipio.

La Licenciada en Música de la Universidad del Atlántico, que mide 1.54 de estatura y pesa 46 kilogramos, de pequeña no tiene nada. Su labor ha tenido un alcance superior y lo que empezó como una iniciativa en su barrio, ahora llega a nueve sectores del municipio con el apoyo de la Alcaldía.   

“Yo he notado que en Galapa es complicado que los niños de barrios lejanos lleguen a la Casa de la Cultura. Entonces tuve la necesidad de llegar hasta donde viven ellos. Empecé en los barrios Paraíso y San Antonio, hice los afiches a mano para promocionar la actividad y empezamos dando clases con 30 niños tres veces a la semana”, narra la profesora a EL HERALDO

Niños y jóvenes reciben las clases en los parques de Galapa.

Así inició la labor de Yolima y el sueño de muchos jóvenes y niños apasionados por la música. Su trabajo, según cuenta, la volvió “más humana y sensible” ante las problemáticas sociales de su tierra. 

Hace un año vive con Linda Firulays, una perra que rescató con heridas en su cuerpo. En ese mismo lapso de tiempo la Alcaldía de Galapa la ha venido apoyando en el proyecto de Banda Escuela al Barrio, que lidera la profesora en los barrios Vereda Manga de Juan Mina, Manga 3 de mayo, Candelaria segunda etapa, Las Mercedes, Paraíso, La Florida, San Francisco, La Esperanza, además de un grupo de jóvenes en condición de discapacidad. 

Instrumentos no convencionales

Explorar nuevas sonoridades, cuidar el medioambiente y alivianar la carga económica de los padres de los menores que hacen parte del proyecto musical, son los objetivos de Yolima con la utilización de instrumentos no convencionales para enseñar. 

Materiales reciclables como botellas plásticas, restos de construcciones, baldes de pintura que fueron utilizados, tubos de PVC, entre otros, son los que utiliza la docente para elaborar los instrumentos.  

“Yo he hecho xilófono, saxofón, flautas, guache y tambores. La idea es imitar el sonido de un instrumento real. El mayor reto de mi labor es no poder contar con la instrumentación profesional necesaria para poder llegar a más niños, ya que es muy costosa, entonces elaboré una estrategia pedagógica con estos instrumentos que son fáciles de conseguir y de hacer”. 

Maruja Carillo, mamá de Harwin Arias, uno de los estudiantes de la profesora que hace parte del grupo de jóvenes en condición de discapacidad cognitiva, afirma que su hijo ha pasado por todos esos instrumentos no convencionales y ahora practica con el guache. 

“En las buenas y en las malas hemos estado con la profesora Yolima: con tambores, sin tambores, con galones, con botellas, con tapas, pero ahí estamos. Ya mi hijo ha pasado por todos los instrumentos y tiene conocimiento de todos. Lo único que a mí me gustaría es que ellos tuvieran un lugar fijo para ensayar”. 

Una labor social y pedagógica

Cada barrio y grupo de estudiantes tiene su horario establecido. En las canchas, parques y calles de los diferentes sectores de Galapa a los que llega Yolima, se desarrollan las clases. En estos lugares abiertos educa con música sobre diferentes aspectos de la vida, incluso cómo combatir la covid-19. 

“Pasos vitales es una estrategia que tengo con los niños en la que les recuerdo consejos para combatir el coronavirus. Es decir, a través de la música les enseño cómo usar correctamente el tapabocas, cómo lavarse bien las manos y cómo guardar distancia en las clases de música”.

Al principio la pandemia fue un limitante para la docente, pero con el paso de los meses ella y los estudiantes han aprendido a adaptarse a las nuevas formas de enseñar y de aprender. Aportar un grano de arena a la educación y formación de los niños de Galapa, ser gestora de la cultura en el departamento y hacer parte de la historia musical del municipio, que debe fortalecerse más, son grandes “satisfacciones” que guarda en su pecho la educadora. Sin embargo, afirma que su mayor gloria es poder seguir contando con el afecto desinteresado de niños y padres a los que la música literalmente les está cambiando la vida.

“Ya son 14 años de estar con la profesora Yolima. Ella ha sido un apoyo muy grande para los niños y jóvenes, especiales porque antes aquí no había nada más que no fuera el colegio. Este proyecto ha cambiado muchísimo la vida de Harwin, él antes era muy tímido y nervioso, casi no compartía y desde que empezó habla, se ríe con la gente y perdió el miedo”, dijo Maruja, mamá del niño. 

Karen Miranda, tía de Eliana y Lina Púa, también expresa lo que ha notado en su barrio a raíz de la llegada del programa Banda Escuela al Barrio. 

“Mis sobrinas llevan dos meses en el proceso. A ellas les gusta porque en este momento que estamos viviendo con el encierro, la música les sirve de distracción y les encanta tocar instrumentos. Este proceso ha sido muy satisfactorio y me gustaría que todos los niños del barrio se integraran”. 

Para la profesora de música su proyecto ha contribuido al esparcimiento, distracción y aprendizaje de jóvenes y niños en pandemia, que además han sufrido de episodios de ansiedad y estrés. 

Resalta que ante cualquier problema o situación que los afecte “la música es un respiro y una terapia”, pero a largo plazo puede convertirse en un proyecto de vida para muchos jóvenes del municipio que a su vez lo replicarán en las generaciones venideras.

Desde su  casa en obra gris, “la seño Yolima” se alista para seguir siendo la compositora de una banda sonora de sueños con sonidos de Galapa.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.