El Heraldo
archivo El Heraldo
Sociedad

El Carnaval pierde a su vampiro más querido

Manuel Rodríguez con su disfraz ‘El Varón de las Tinieblas’, durante 22 años brilló en los desfiles.  Ganó ocho Congos de Oro.

Los más pequeños quizás se asustaban cuando veían desfilar durante la temporada carnavalera a Manuel Antonio Rodríguez Castro con su disfraz ‘El Varón de las Tinieblas’. Sin embargo, la mayoría de carnavaleros lo aplaudían y hasta frenaban su marcha para sacarse una fotografía a su lado.

Este barranquillero amante de la tradición, con su vestido negro y rojo de grandes alas, sombrero de copa, buen maquillaje y colmillos afilados, se ganó el cariño de muchos. 

Todo el misticismo y alegría que transmitía este hombre de 74 años, no se volverá a apreciar, debido a que alrededor de la una de la madrugada de este miércoles, falleció en la Clínica San Martín, donde permanecía internado desde el 5 de enero, debido a algunas complicaciones pulmonares que lo quejaban.

Desde 1999 El Varón de las Tinieblas apareció en las carnestolendas y llamó la atención, obteniendo ocho Congos de Oro, el último de ellos en 2020 tras lograr el puntaje más alto (500 sobre 500), recibiendo además una mención honorífica por parte de Carnaval S.A.S.

En 2018 obtuvo el premio Torito de Oro que otorga el Carnaval del Suroccidente y también fue distinguido por la Asociación de Grupos Folclóricos del Atlántico (Agfa) con el premio Joselito Carnaval al Mejor Disfraz Individual.

Pero no solo despertó admiración entre los amantes de la fiesta cultural más grande del país, también brilló en 2019 en Medellín, donde representó al Atlántico con su disfraz y obtuvo el primer puesto en la Feria de las Flores. También hizo lo propio en el Festival del Hombre Caimán en Plato, Magdalena; en Piedecuesta, Santander y en el desfile del 20 de Enero en Sincelejo, entre otros.

Juan Ruiz, fundador y presidente de Fundicarnaval, organización que reúne a los disfraces individuales, lo recordará siempre como un “coloso del Carnaval”, y sostiene que no ha muerto cualquier persona, “se nos fue un ser que quería mucho la vida”.

Recalcó que de Manuel hay que aprender el poder transformar un personaje místico y terrorífico en pura alegría. “Él abría la boca y mostraba sus colmillos en señal de que iba a morder a cualquiera del público, pero la gente en vez de alejarse, se acercaba y se convertían en sus cómplices”.

Como ser humano lo describió como una persona solidaria.  “Era muy buen cocinero, se rebuscaba vendiendo sopas, jugos y comida para cualquier evento. De lo que le quedaba llamaba a algunos conocidos y les regalaba un bocado. Manuel siempre estaba presto a dar la mano y su presencia para nosotros era fundamental, especialmente en el programa ‘Disfraces al Parque’, donde se robaba los aplausos”, dijo Ruiz a EL HERALDO.

Su sobrina Karol Vanesa Jaramillo, contó a esta Casa Editorial que el pasado 17 de enero su tío cumplió 74 años, y obviamente por estar internado, pasó un día “algo triste”, porque él quería levantarse de la cama y volver a disfrutar este Carnaval. 

“Anhelaba volver a desfilar y ser aplaudido, es que él vivía para esta fiesta y eso quizás lo mantuvo aferrado a la vida, porque su estado de salud desde noviembre no fue el mejor”.

“Siempre quiso ser Rey Momo”

Alejandro Arrieta, miembro de Las Negras bullangueras y amigo entrañable del ‘Varón de las Tinieblas’, destacó que Manuel era muy amplio con la gente, y que siempre lograba su objetivo, “cambiar caras de terror por una sonrisa.

“Le gustaba mucho el baile, especialmente la salsa, fuimos buenos amigos, vivió aquí en mi casa en Juan Mina. Su gran anhelo era ser Rey Momo, le decía que ya desistiera de eso, pero él mantenía esa ilusión. Considero que su mayor aporte a la fiesta fue la alegría, su disfraz era muy imponente e impactante”.

Arrieta agregó que su legado queda sembrado en un niño que hace cuatro años desfila como ‘El Varoncito de las Tinieblas’ y que sus apariciones generalmente ocurren en el desfile del carnaval de los Niños.

“Le dije que iba salir de esto, que fuera fuerte, el 5 de enero mientras lo internábamos, le dije que había que bailar en La Guacherna. El día de su cumpleaños dialogué con él, ya no podía hablar mucho porque se agitaba, pero le puse el disco de cumpleaños, luego lo felicité, le dije que Dios lo sacaría de esto y alcanzó a darme las gracias”.

Francisco Llerena, gerente de la Fundación Carnaval de Suroccidente, recordó que en 2018 fue el gran homenajeado en su tradicional desfile. 

“Recordaré mucho su sensibilidad, no se me olvida que ese año le hicimos una especie de carroza que tenía forma de castillo y varios murciélagos, incluso el grupo de millo lo disfrazamos de muertos y se puso a llorar como un niño. Este miércoles teníamos una actividad, el conversatorio Patrimonio y Salvaguarda en tiempos de Covid, donde lo esperábamos, pero no se recuperó. Vamos a extrañar su sonrisa y esa gracia con la que interpretaba su disfraz”, dijo Llerena que informó que su sepelio se cumplirá este jueves a las 2:00 p.m. en el cementerio Jardines de Paz.

Carnaval S.A.S. a través de sus redes también lamentó esta perdida. 

“Triste despertar con la partida de Manuel Antonio Rodríguez Castro, quien desde 1999 participaba en el Carnaval de Barranquilla con su disfraz ‘El varón de las Tinieblas’. Nuestras condolencias a sus familiares. ¡Paz en su tumba!”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.