El Heraldo
Salud

Fumadores, blancos fáciles de la COVID-19

Los pacientes con coronavirus que son fumadores tienen un mayor riesgo de hospitalizarse y de morir, advierte un neumólogo.

Fumar siempre ha sido peligroso por su relación directa con el cáncer y otras enfermedades; sin embargo, hacerlo en estos tiempos es mucho más riesgoso. Como lo señala el Ministerio de Salud colombiano, los fumadores tienen mayor riesgo de infección por COVID-19 debido a que el humo del tabaco deteriora los mecanismos de defensa del aparato respiratorio y produce inflamación.

El neumólogo Iván Stand destaca los estudios realizados y publicados recientemente en países como China y Estados Unidos. Estos han arrojado que “en los pacientes infectados por coronavirus, que son fumadores habituales, hay una tendencia a mayor riesgo de hospitalizarse y de morir en comparación con los no fumadores”.

Agregó que lo anterior, como lo dijo el Ministerio, obedece a que fumar altera los mecanismos de defensa de los pulmones y la vía aérea (los bronquios), aumentando el riesgo a presentar infecciones respiratorias como la COVID-19.

Stand agrega que el cigarrillo incrementa la producción de agentes tóxicos y oxidativos que predisponen a mayor daño pulmonar y a una recuperación no adecuada del pulmón.

“Sin duda mi recomendación en estos momentos es que los fumadores suspendan el consumo del cigarrillo, tanto por la salud propia como por la de sus familiares que resultan siendo fumadores pasivos”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) destaca que es vital recordar las afectaciones que trae consigo el uso de pipas de agua, de sistemas electrónicos de administración de nicotina (cigarros electrónicos o vapeadores) y de productos de tabaco calentado; “esto debido a que pueden actuar como formas para diseminar la infección, además del daño que ocasiona su uso”.

Cabe mencionar que la acción misma de fumar y de vapear mantiene activo el contacto entre los dedos, la boca y la cara, lo que, a su vez, provoca una exposición continua con la saliva, incrementando la posibilidad de la transmisión del virus de la mano a la boca.

Por tanto, el Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia advierte que para cesar el consumo del tabaco y sus derivados durante la cuarentena, “se debe pedir a la EPS o a la IPS la implementación del Programa Nacional de Cesación de consumo de tabaco y sus derivados”.

Jorge Quintero, especialista en neumología, señala que adicionalmente existen otras medidas para suspenderlo, que tienen que ver con estrategias que varían dependiendo de la intensidad del hábito. Agrega que pueden pasar desde medidas para lograr suspender las situaciones que exponen a las personas a fumar, hasta recurrir a la ingesta de medicamentos recetados por un especialista, como es el caso de la nicotina, la vareniclina o el bupropión.

Minsalud establece que la persona debe evitar el uso de cigarrillos electrónicos, mantener 100% libres de humo de tabaco los ambientes públicos y privados, y acudir a las autoridades sanitarias y de policía, según el caso.

Consejos de la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) resalta que dejar de fumar es lo mejor que pueden hacer los consumidores de tabaco para proteger su salud y la de los demás. Por esto, los consumidores tienen que convencerse de dos cosas para estar en disposición de abandonar el hábito: -Dejar el tabaco es importante para mí, quiero dejar el tabaquismo y tengo posibilidades de dejar el tabaco con éxito-.

Ahora, quienes no están dispuestos a dejar de fumar deberían recordar los siguientes hechos, dice la OMS: Consumir tabaco es peligroso para usted y para los demás. Este es uno de los principales factores de riesgo de muchas enfermedades mortales, debilitantes y causantes de desfiguración.

Asimismo, dejar el tabaco es importante para tener una buena salud y reporta muchos beneficios. Ahora, nunca es demasiado tarde para hacerlo y muchas personas lo han logrado. En un número cada vez mayor de países hay más exfumadores que fumadores y hasta tres cuartas partes de los exfumadores han dejado de fumar sin ayuda.

Muchos fumadores, añade la OMS, consideran difícil dejar de fumar, pero existen mecanismos de apoyo de base científica para ayudarles a aumentar sus posibilidades de dejar el hábito. Cabe recordar que existen muchos mitos e ideas falsas sobre el control del tabaco en los países en desarrollo.

Existen pocos o ningún dato científico que apoye el uso de la hipnosis, la acupuntura, la terapia con láser, la medicina alternativa o los sustitutos del cigarrillo como tratamiento de la dependencia del tabaco.

“Quienes estén dispuestos a dejar el tabaco deberían hablar con el personal sanitario o su médico de confianza, que puede ayudarlos a elegir la mejor forma de abandonar el hábito”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.