El Heraldo
Salud

¿Cuál es la importancia del etiquetado en la comida chatarra?

Según la OPS, alrededor del 44% de las muertes en las Américas son causadas por enfermedades relacionadas con dietas poco saludables.

Este jueves fue aprobado el proyecto que obliga a las empresas productoras y empacadoras a etiquetar los riesgos de salud y altos contenidos de azúcar, sodio o grasas, en los empaques de alimentos.

La resolución 810 de 2021 establece que la información debe ser clara y directa. La norma costará 697.758 millones de pesos para estas organizaciones, que palidecen con los 2.787′180.000 de pesos que ahorrará el sistema de salud ante la disminución de diversas patologías relacionadas al sobrepeso, enfermedades coronarias y mala alimentación.

La importancia en la salud

Las etiquetas de advertencia en el frente del envase funcionan mejor que otros tipos de etiquetado nutricional, como las de alimentos saludables, según el informe El etiquetado frontal como instrumento de política para prevenir enfermedades no transmisibles en la Región de las Américas.

"Las tasas de sobrepeso y obesidad han explotado en las Américas", dijo la Directora de la OPS, Carissa F. Etienne. "Las etiquetas de advertencia en el frente de los envases pueden servir de guía para tomar decisiones más saludables, salvar vidas, mejorar la calidad de vida en la Región y proteger nuestros derechos humanos y los de nuestros niños", remarcó. “Esta es una situación urgente de salud pública y simplemente no podemos esperar".

Alrededor del 44% de las muertes en las Américas – o cerca de 3,1 millones- son causadas por la hipertensión arterial, la hiperglucemia en ayunas, y la obesidad y el sobrepeso. La mala alimentación se debe en gran medida a la amplia disponibilidad y comercialización de alimentos y bebidas procesadas y ultra procesados que tienen un contenido excesivo de azúcares, grasas y sodio.

"Las advertencias en el frente de la etiqueta protegen los derechos de los consumidores a disponer de información veraz, extensa, sencilla y fácil de entender sobre lo que son los productos y lo que contienen", dijo Ernesto Acevedo, Subsecretario de Industria, Comercio y Competitividad de México. Según Acevedo, México adoptó el etiquetado debido a la epidemia de obesidad que ha afectado a la salud, la economía y la desigualdad social y económica.

Las advertencias octogonales

En 2019 se trabajó en Colombia una propuesta por parte del Ministerio de Salud que formulaba rotular el impacto de los componentes de estos alimentos utilizando estrategia semáforo y diferentes modelos de etiquetado, sin embargo la aprobación del proyecto de ley elimina esa propuesta al proponer la obligatoriedad de la tabla nutricional que debe ser del 25% del tamaño de la etiqueta y el uso de formas hexagonales, octagonales o circulares.

La Organización Panamericana de la Salud recomienda varios tipos de etiquetados, sin embargo durante un estudio diseñado y realizado por el Ministerio de Salud y Bienestar de Jamaica, la Universidad de Tecnología de Jamaica y la OPS, explica algunas de las necesidades en la manera de etiquetar.

El estudio, publicado en marzo de 2021, de un ensayo controlado aleatorio, comparó la eficacia de tres tipos diferentes de sistemas de etiquetado para ayudar a los consumidores a identificar los productos menos perjudiciales; identificar si los productos tenían cantidades excesivas de azúcares, grasas y/o sodio; y decidir comprar el producto menos perjudicial con más frecuencia. Los participantes, que fueron entrevistados entre diciembre y febrero de 2019 y 2020, tenían distintas edades, géneros y estatus socioeconómico y educativo. 

"Este estudio demostró claramente que las etiquetas octogonales son las que mejor funcionan para ayudar a la gente a identificar y elegir alimentos más saludables", dijo el doctor Anselm Hennis, director del Departamento de Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que concibió el estudio junto con el Ministerio de Salud y Bienestar de Jamaica y la Universidad de Tecnología de Jamaica.

"El estudio es vital, porque los alimentos y bebidas poco saludables están asociados a algunas de nuestras enfermedades y afecciones más mortales, como la hipertensión arterial, la diabetes y la obesidad".

En el estudio, se mostró a cada grupo de participantes modelos de productos con una de las etiquetas de la parte delantera del envase y se les pidió que realizaran tres tareas para diferentes categorías de productos: seleccionar la opción que comprarían (también podían optar por no comprar ninguno de los productos); seleccionar la opción menos perjudicial; e identificar los nutrientes que había en exceso en los productos.

¿Por qué no la etiqueta semáforo?

El uso del sistema de semáforo ha resultado menos eficaz para informar a los consumidores cuándo los productos contienen cantidades excesivas de azúcares, grasas o sodio, en comparación con el sistema de advertencias nutricionales adoptado en Chile, México, Perú y Uruguay, y cuyo uso se propone en Brasil, Canadá y otros países.

El sistema de semáforo demostró ser menos eficaz para influir en la intención y decisión puesto que:

Pueden confundirse cuando leen etiquetas que se refieren simultáneamente a contenidos altos, medios y bajos de distintos nutrientes.

Les cuesta trabajo y más tiempo determinar si un producto alimenticio tiene o no un contenido excesivo de un nutriente dado.

La señal verde puede ser un estímulo para adquirir productos que pueden ser verdes en sodio, pero rojos en azúcar, lo que podría dar lugar a un mayor consumo no deseado de estos productos.

Las investigaciones de mercadotecnia y consumo realizadas desde los años setenta demostraron que los consumidores no invierten mucho tiempo ni esfuerzo cognoscitivo al decidir una compra, especialmente cuando se trata de compras repetitivas, como es el caso de los alimentos y bebidas.

El sistema de semáforo requiere que los consumidores hagan un mayor esfuerzo cognoscitivo y dediquen más tiempo a procesar la información y decidir, en comparación con el sistema de advertencias nutricionales

Además de esta evidencia, también se sabe que el daltonismo rojo-verde es la forma más común de deficiencia en la visión de los colores, lo que significa que, con esta medida, la información no llegaría a una parte de la población.

Además, el sistema de semáforo ha sido adoptado voluntariamente porque las empresas se dieron cuenta de que podrían aumentar sus ventas de productos no recomendados.

Para proteger a los consumidores, debería evitarse el uso de sistemas de etiquetado frontal que puedan utilizarse como parte de una estrategia de mercadotecnia para promover la compra de productos superfluos y nocivos para la salud.

Sistemas híbridos

Combinar el etiquetado de cantidades diarias orientativas (CDO, también conocidas por la sigla en inglés GDA) con los colores del semáforo tiene las mismas limitaciones. Además, las CDO por colores no incluyen un texto que interprete las cantidades de los nutrientes enumerados.

Por otra parte, los sistemas que emplean puntuaciones generales o resumidas sobre los nutrientes no permiten a los consumidores identificar clara y rápidamente los productos que contienen cantidades excesivas de nutrientes cítricos.

¿Por qué resaltar lo “negativo”?

Muchas de las advertencias infieren en el alto contenido de sodio, azúcar o grasa de un producto

La finalidad de un sistema de advertencias nutricionales es ayudar a la población a identificar. Estos nutrientes deberán constituir la base del etiquetado frontal. Combinar o agregar información sobre nutrientes o atributos positivos desviaría al sistema de su finalidad, diluiría el efecto y crearía más confusión en el consumidor.

Distraen a los consumidores de las recomendaciones alimentarias que deberían abordarse en otros instrumentos de política y medios de información, no en la etiqueta de productos envasados.

La inclusión de texto como “Bajo en sodio” podría generar un consumo excesivo de productos ultraprocesados que presenten esa información en la etiqueta y, en consecuencia, una ingesta excesiva de sodio u otros nutrientes críticos.

Otros países

A principios de este año, México implementó las etiquetas negras octogonales de advertencia que siguen las recomendaciones de las mejores prácticas de la OPS, incluyendo el perfil de nutrientes de la OPS, una herramienta para clasificar los productos de alimentos y bebidas que contienen excesivos niveles de azúcares libres, sal, grasas totales, grasas saturadas y ácidos grasos trans.

Posteriormente, el país fue reconocido por el Equipo de Tareas Interinstitucional de las Naciones Unidas sobre la Prevención y el Control de las Enfermedades no Transmisibles (UNIATAF).

En años anteriores, Chile, Perú y Uruguay adoptaron las advertencias frontales, y Brasil ha dado un paso en esa dirección. En Canadá y Colombia se han propuesto advertencias de uso obligatorio.

El Caribe está en las etapas finales de la adopción de advertencias como parte de las normas regionales, mientras que la Argentina está en proceso de adoptar una legislación amplia y sólida, que exige que los productos lleven etiquetas de advertencia, impide que esos productos se anuncien y los prohíbe en las escuelas.

En la reglamentación mexicana y en las que se están debatiendo en la Argentina y el Caribe, se están utilizando los criterios del perfil de nutrientes de la OPS para determinar qué productos deben llevar una advertencia. Esto permite que las decisiones de compra de los consumidores se ajusten a las recomendaciones de la OMS.

"La mayoría de las poblaciones en nuestra Región y en el mundo todavía no tienen acceso a información simple sobre si un producto es excesivo en azúcares, sodio, grasas saturadas, grasas trans o grasas totales", señaló Anselm Hennis, Director del Departamento de Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental de la OPS. "La solución es una etiqueta de advertencia clara, rápida y fácil en el frente del paquete que proporcione información comprensible", afirmó.

El doctor Hennis añadió que ese etiquetado es aún más importante ahora, ya que las condiciones subyacentes vinculadas a una mala alimentación pueden conducir a complicaciones por la COVID-19 que pongan en peligro la vida.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • etiquetado
  • nutrición
  • OPS
  • Minsalud
  • alimentos
  • empacados
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.