El Heraldo
El trastorno progresivo afecta la memoria y más funciones mentales de los pacientes.
123RF
Salud

Abuelas con Alzheimer: un desafío en confinamiento

Esta es la historia de tres mujeres que padecen la enfermedad. Para sus familias no ha sido tan fácil cuidarlas en medio de la pandemia.

Carmen Vásquez Pernett recibió la crisis sanitaria desatada por la covid-19 en Bogotá, luego de haber partido de Barranquilla a donde uno de sus cinco hijos. Por su parte, Eunises Salas vive la pandemia en el barrio Villa San Pedro con su familia, y María Judith Morales  se encuentra confinada en Riomar, en el norte la ciudad.

Las tres mujeres residen en lugares diferentes, pero sus historias son similares. Padecen de Alzheimer, están al cuidado de sus familias y hacen parte de la población de alto riesgo ante el coronavirus.

Al constituir el grupo de pacientes con comorbilidades, las medidas restrictivas de distanciamiento social y confinamiento deben ser acatadas como la forma más segura de protección. El encierro se ha convertido en la opción más óptima de cuidado frente al virus, pero también generadora de efectos comportamentales por el Alzheimer que padecen.

El neurólogo Juan Camilo Rodríguez explicó a  EL HERALDO algunos aspectos de esta enfermedad y el impacto generado por la pandemia en muchos de sus pacientes.

“Hemos notado que en estos tiempos, los pacientes con deterioro cognitivo progresivo, sea Alzheimer u otro, están generando empeoramiento de sus síntomas: más problemas de memoria, mayor tendencia a la ansiedad, a la depresión, y como han tenido cambios en sus hábitos normales, eso ha generado consecuencias negativas”.

El doctor Rodríguez confirma, además, que ha tenido “gran aumento” de casos en los que los cuidadores, estresados y preocupados, recurren en busca del especialista para la medicación de sus familiares.

“Hay muchísimos casos. Es muy frecuente que la familia busque ayuda médica mucho más rápido considerando que los pacientes están presentando empeoramientos no solo en su memoria, sino en su parte comportamental y en el sueño”, dijo a este medio.

María Morales, de 94 años.

María y su distorsión del sueño

A 6 años de cumplir un siglo, la barranquillera María Morales se encuentra al cuidado de su hija, nieta y una enfermera. La pandemia y el cambio de rutina desencadenaron en ella una distorsión severa del sueño. Según su nieta, Natalia Muñoz, la mujer no dormía más de una o dos horas al día.

“En la actualidad ella no es está bien del todo, porque como no duerme se la pasa inquieta, intranquila, hablando toda la noche, en vela y no deja a dormir a la persona que la cuida. Eso es un problema y por eso la regulamos con drogas recetadas por el neurólogo Juan Camilo”, expresó a EL HERALDO. 

El Alzheimer ha provocado en esta adulta mayor pérdida de memoria e incoherencia al hablar, en algunos momentos. Sin embargo, su familia se siente afortunada de tenerla y hacen lo posible por mantenerla contenta.

“El reto más grande para la familia es estar pendiente de todo lo que ella necesite, de darle la mejor calidad de vida porque es una persona que tiene 94 años y cualquier día que ella pase con uno es un lujo. Tratamos de hacer sus días lo mejor posible,  darle lo que desea y complacerla en todo”, afirmó su nieta.

Carmen Vásquez, de 74 años.

Le dio covid y perdió a su hija

Quizás, Carmen Sofía Vásquez no se ha dado cuenta de lo valiente que es. Hace un año y medio la diagnosticaron como paciente con Alzheimer, luego de venir presentando un cuadro clínico propio de la enfermedad. Pero además del trastorno, a la mujer de 74, le dio coronavirus en diciembre y salió invicta. Una de sus hijas, a sus 52 años, sí perdió la batalla.

Su pérdida de memoria es inmediata. Si bien se le olvida si comió o no, en su mente están los recuerdos intactos de su hija mayor, una guerrera que sobrevivió 21 días en uci. Para la familia que vive con ella, fue muy difícil contarle lo ocurrido. 

“No se le dio la noticia el mismo día, porque nosotros aún no lo asimilábamos. Al día siguiente nos tocó buscar una medicina que nos recomendó la psiquiatra. El dolor de mamá es grande y lloró muchísimo, se lamentaba, pero en su proceso de Alzheimer, al día siguiente se le olvidó. Volver a enfrentar ese dolor no nos parecía lo más justo para ella. Sin embargo, un día se acordó”, contó Ángela Martínez, nuera de Carmen Sofía. 

Fue una situación desafiante para sus cuidadores, que también perdieron al mismo familiar. Luego, esta samaria estuvo en el hospital contagiada por el virus y el Alzheimer complicó su cuidado. Al trasladarla a un sitio distinto, se desubicó, se llenó de estrés, miedo y no quería dejarse atender. No obstante, sus síntomas fueron leves.

Eunises Salas Otero, de 82 años.

Amor y oración

Hace más de seis años diagnosticaron con Alzheimer a Eunises Salas Otero. La barranquillera de 82 años,  está al cuidado de su hijo José Márquez.

“Yo soy pastor evangelista y a mi madre yo no la saco a la calle. Aquí estamos en la casa, compartimos, escuchamos ‘Radio Minuto’, invocamos al Señor y oramos por ella. Él la ha guardado, porque ha caído mucha gente, pero aquí sigue mi madre firme. Nunca hemos tenido covid, ni hemos perdido a ningún familiar por el virus”, indicó el barranquillero.

En esa misma línea de amor y paciencia, el doctor Juan Rodríguez recomienda  a todos los cuidadores crearles rutinas a los pacientes, acompañarlos, brindarles apoyo emocional, generarles hábitos y seguir con las medidas de cuidado para la covid-19.

¿Podría revertirse?

Investigadores de la Facultad de Medicina Albert Einstein de Nueva York han diseñado un fármaco experimental que potencia un tipo de autofagia, un mecanismo natural de limpieza celular que elimina las proteínas no deseadas y que es capaz de revertir los síntomas de la enfermedad de Alzheimer en ratones, el paso previo para que funcione en humanos.

“Podría funcionar porque lo único que estamos haciendo es reponer una función de la célula al nivel juvenil", indicó Ana Cuervo, doctora titular de la Cátedra Robert y Renée Belfer para el Estudio de las Enfermedades Neurodegenerativas. Esta investigación ha sido la base del fármaco que mejora la AMC.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Alzhéimer
  • Adulto mayor
  • Pandemia
  • confinamiento
  • familias
  • enfermedad
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.