Miércoles | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
El Heraldo
Orlando Amador
Mujer M

La fuerza de una mujer real e independiente

La barranquillera Sandra Escudero contó detalles de su recorrido profesional y los proyectos en los que se encuentra actualmente. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

No hace falta que la comunicadora social y periodista Sandra Escudero se encuentre en una cabina de radio para escucharla hablar y saber que ha dedicado gran parte de sus años a la locución. Tampoco necesita estar de pie en una tarima frente a un público para dejar por sentado que la presentación y el canto son dos de sus otros talentos. 

Como si hubiera viajado en el tiempo, sentada en una silla blanca y luciendo un outfit colorido al mejor estilo pin-up, propio de los años cincuenta, Sandra hace memoria de la curiosidad que, en sus inicios, sintió por los medios de comunicación, pues esta fue la clave para comenzar a labrar su vasta experiencia.

 En sexto semestre de su carrera empezó a tantear el campo de la radio, participando en emisoras locales. Hoy día suma 17 años en la Organización Radial Olímpica, lugar donde ha crecido profesionalmente y donde locuta de lunes a viernes, de 5:00 a.m., a 10:00 a.m.

“Amo la radio, pero también me gusta la televisión y el canto. Con todo lo anterior la gente piensa que no tengo brújula y que estoy perdida, pero no es así, la verdad es que soy artista y un verdadero artista sabe comunicar, escribir, actuar, locutar, y si sabe cantar, mucho mejor. Yo me siento honrada con Dios y con la vida porque he podido hacer todas en su momento”.

Con desparpajo y elocuencia en su discurso, admite que siente una gran responsabilidad en sus redes sociales porque, además de ser ejemplo para su hija Emma, su propósito es llegar a ser un referente positivo para las mujeres reales. Es por ello que el concepto de sus fotografías en esta ocasión estuvo enfocado en la mujer de los años 50 que, para ella, fue una mujer conservadora y, a su vez, sexi, glamurosa, auténtica, decidida e inteligente, patrón que, a su juicio, no se debe perder. Aunque no pertenece a esa generación dice que se siente identificada con la fortaleza, la autenticidad y demás atributos de la mujer de aquel entonces, así como el orgullo de mostrar sus curvas y ser real.

Emma, de seis años, es su “pequeña gran maestra de la vida” y su admiradora número uno. Con ella disfruta sus mejores momentos, que constan de una lectura, de un juego o de un canto.

Si Sandra escucha las palabras “Cumbia Caribe”, de inmediato reacciona y manifiesta que es una etapa que vivió por siete años. Admite que hizo parte de su vida y agradece haber tenido la oportunidad de pertenecer a este grupo de música folclórica, con el que pudo conocer un poco más sobre sus raíces, culturalmente hablando.

“Aunque ya no hago parte de Cumbia Caribe como vocalista principal, la música es parte de mi vida y de mi esencia, es por eso que sigo trabajando en una emisora”.

 

 

La barranquillera encuentra en el humor su mejor aliciente. Orlando Amador Rosales

El humor también tiene cabida en su vida. Este siempre ha sido parte de ella. Es así como, debajo de un árbol de mango, el productor Carlos Herrera, ella y el humorista Lucho Torres, crearon el año pasado una obra de teatro virtual llamada Una relación tóxica.

“Desarrollamos el proyecto tanto con las ideas de Carlos como con las experiencias vividas de Lucho y mía. Fue estrenada el cinco de septiembre y después se volvió a presentar a mediados del mismo mes. Luego, con el fin de que se diera de manera atemporal, se hizo la versión Una relación tóxica, el conversatorio, en la que una pareja de casados hablaba del lado bueno, regular y malo de la relación, pero que al final el protagonista terminaba siendo el amor. Este ha sido presentado virtualmente para varias empresas”.

“Mujer alfa”

Sandra manifiesta que una mujer alfa suele ser confundida con aquella mujer altiva, ingobernable, que no cede ante la conquista de un hombre y que quiere ocupar el rol del sexo opuesto.

Califica ese imaginario como equivocado y aclara que “la mujer alfa es sensible, se enamora, trabaja, le gusta tener detalles con su hombre, sufre si la engañan, pero sigue adelante porque sabe lo que es el amor propio. Es una mujer que no está a la espera de que alguien la provea porque es independiente económicamente, es preparada y estudiada”.

 A Sandra no le da pena admitir que cuenta con 40 años porque de hacerlo estaría corriendo el riesgo de negar las experiencias y las lecciones que la han hecho crecer, después de todo “la vida es un aprendizaje constante y se debe abrazar con sus luces y sombras”. Eso sí, trabaja para que no se noten. Se mantiene en forma, ejercitándose diariamente a través de un entrenamiento convencional e incursionando en el surf.

La radio, la televisión y el canto hacen parte de sus pasiones. Orlando Amador Rosales

“La gente en mis redes sociales ha visto mi cambio físico y le ha gustado porque ven un tema de transformación que no ha ocurrido de la noche a la mañana, sino que ha sido un proceso. Es un testimonio de amor propio”.

Se siente segura de lo que es. Goza de su soltería y de su independencia como “una gran bendición”. Considera que serlo hoy día ha sido gracias a las palabras que su padre le regaló hace un tiempo.

“Él me dijo que estaba complacido con el hecho de que yo hubiera decidido formarme porque las relaciones pueden ser una lotería, y el amor se puede acabar (...) En realidad uno no puede asegurar que la mujer deba pensar en que un hombre tiene que sostenerla en todo sentido, así que desde un principio nosotras debemos apostarle a nuestra formación académica, personal, forjar el amor propio y no depender de la felicidad del otro”.

Sandra es la mujer, la guerrera, la profesional, la madre, la romántica, la soñadora, la que trabaja para alcanzar sus objetivos, la que ha tenido subidas y bajadas, y la que sigue adelante a pesar de las dificultades.

Busca desmitificar la idea de que una mujer inteligente no puede ser bonita. Para ella las de su género pueden llegar a ser todo lo que deseen apuntándole a la integralidad.

Sandra no esconde su edad, pues cree que al hacerlo negaría las enseñanzas que la han hecho crecer. Orlando Amador Rosales

Proyectos actuales

Este año su punto focal es el desarrollo de proyectos educativos relacionados con la comunicación asertiva. Adicionalmente se encuentra capacitándose como actriz de doblaje.
“Entre 2020 y 2021 ha sido un periodo de formación para mí. He continuado con mi trabajo, pero me encuentro en un proceso que estoy segura que los frutos se seguirán viendo. Se viene un periodo de contenido formativo”.

Y así continúa Sandra, sonriéndole a la vida, encantando con su voz, viviendo el presente y teniendo claro que sus próximos contenidos de valor se “convertirán en herramientas para vencer las inseguridades de muchas mujeres”.

La mujer alfa es sensible, se enamora, trabaja, le gusta tener detalles con su hombre, sufre si la engañan, pero sigue adelante porque sabe lo que es el amor propio
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Todo lo que usted necesita saber sobre la vacunación contra la COVID-19

Conoce más aquí

Más noticias de:

  • Portada Miércoles
  • producción
  • fotografías
  • Entrevista
  • Pandemia
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web