El Heraldo
Cleotilde Henry, Leonor González, Totó la Momposina, Petrona Martínez y Zully Murillo. EL HERALDO
Mujer e Igualdad

Mujeres afro: templos vivos de la cultura y la libertad en los territorios

Nueve afrocolombianas que desde la música y la educación se destacaron por la salvaguarda de las tradiciones, reciben hoy la Gran Orden del Ministerio de Cultura.

Las flamantes memorias de sus mujeres mantienen viva la identidad de sus territorios. En su piel resguardan la historia de permanente lucha y liberación a la que le cantan desde su llegada al continente americano.

Sin duda, el aporte sociocultural de la comunidad afro, liderada en gran medida por sus mujeres, ha convertido a Colombia en cuna de su arte y tradición. Con sus manifestaciones culturales siguen dando al país lo mejor de su valioso tesoro ancestral.

Como reconocimiento, este domingo se conmemora el Día Internacional de la Mujer Afrolatina, Afrocaribeña y de la diáspora. Por este motivo, el Ministerio de Cultura, en cabeza de Angélica Mayolo Obregón, exaltará a mujeres colombianas afrodescendientes que se han destacado en la promoción de bienes y productos culturales, dejando en alto la creatividad  y diversidad de las expresiones derivadas de nuestra multiculturalidad.

La condecoración Gran Orden del Ministerio de Cultura será entregada a Sonia Bazanta Vides  (Totó la Momposina), Zully Murillo, Petrona Martínez, Cleotilde Henry, Teresita Gómez y Leonor González Mina. También se otorgarán condecoraciones póstumas a Delia Zapata Olivella y Madolia de Diego. A su vez, Betty Garcés será homenajeada con una medalla al mérito cultural.

Estas distinciones se hacen en el marco de esta fecha, ya que el 2021 fue declarado por parte del Ministerio de Cultura como “el año de la libertad”, por los 170 años de la abolición de la esclavitud en Colombia. La entrega de este reconocimiento se llevará a cabo en el Teatro Colón de Bogotá este domingo desde las 9:30 a.m. Será transmitido por RTVC y por el Facebook Live del Ministerio de Cultura y de la Presidencia de Colombia.

La ministra Angélica Mayolo, como representante de esta comunidad, tendrá el honor de llamar a tarima a las mujeres homenajeadas, o a sus familiares para entregar la distinción. 

Totó la Momposina

Varias generaciones han crecido con la música de Sonia Bazanta, a su vez inspirada por un árbol genealógico de tambores y cumbia. Las letras y los ritmos tradicionales la mecen desde su niñez en una hamaca que aún se mueve en sus tonadas.

A sus 80 años, la artista oriunda de Talaigua (Bolívar), se mantiene con 'La candela viva'. En esta oportunidad, por problemas de salud, serán sus familiares quienes recibirán el título.

Marco Vinicio Oyaga, hijo de Totó, detalló que este reconocimiento, más que ser de ella, es un estímulo a la conservación y proyección de  la música tradicional y ancestral del Caribe colombiano. 

“Es un legado familiar de los ancestros que vienen haciendo música y transmitiéndola. Cuando ella sale a la luz, la música tradicional como tal no existía sino en la memoria y en el acervo popular de los que hacían esa música. De hecho, una de sus labores fue rescatar los tambores y decirle a las cantadoras que tenían que seguir con su arte (…) Ella fue el motor de toda una secuencia de actos que hacen que esa tradición esté viva”, opina Oyaga.

La reina del bullerengue

Se sabía que era el turno de la maestra cuando había una mecedora en el escenario que hacía las veces del patio de su casa. Así es como Guillermo Valencia conserva en su memoria la imagen de su madre, Petrona Martínez, la reina del bullerengue.

“Para mí es la más grande compositora que ha dado la música tradicional en cuanto al bullerengue porque sobrepasa las más de 150 composiciones”, dijo Valencia, hijo adoptivo y biógrafo de la cantadora.

Guillermo recuerda que Petrona llevó este género a todos los rincones del país, incluso a las instituciones educativas llegó. “Ella hizo un trabajo investigativo y pedagógico con los estudiantes sobre cada canción que presentaba”.

La cantadora, que recientemente lanzó 'Ancestras', un álbum que estaba grabado hace un tiempo, inmortalizó sus composiciones. Hoy a sus 82 años y con más de cuatro décadas de carrera artística, se hace acreedora de este reconocimiento, que será alzado por su hija mayor, Joselina Llerena Martínez.

La negra grande de Colombia

Juan Camilo Cabezas, hijo Leonor González, se mostró orgulloso por este nuevo logro de su madre. “Este es el principal premio de los gestores culturales a nivel nacional, ella es pionera y ese gesto de Mincultura representa la lucha de toda una vida intentando reivindicar la historia y las tradiciones”, anotó Cabezas.

Su hijo, quien recibirá la distinción, la describe como una mujer que “rompió” cadenas y generó opciones para comunidades que no las tenían. “Alzar su voz tal vez permitió que hoy en día otros hagan lo que les guste. La veo como una figura que representa nuestra cultura a nivel mundial”.

Cleotilde Henry

Una de las gestoras culturales más destacadas del Archipiélago de San Andrés, Cleotilde Henry, es miembro de la Casa de la Cultura, vigía del patrimonio y representante de la Asociación de Posadas Nativas. Todo su trabajo gira alrededor de la cultura.

La raizal contó que su casa está al servicio de los colombianos y extranjeros, de hecho la considera como “un museo” por su arquitectura y otras curiosidades ancestrales que allí reposan. Junto a su equipo de trabajo está protegiendo 18 prácticas ancestrales como los funerales, la lengua, la gastronomía, y otros aspectos culturales.

 “No tengo palabras para expresar qué representa este reconocimiento para mí, pero no es solo para mí, yo lo he tomado con mucho honor. Este representa todas las mujeres de Providencia, Santa Catalina y San Andrés. Las mujeres están cruzando un trance difícil porque muchas no tienen una cama para albergar sus hijos. La situación me conmueve muchísimo”, afirmó la mujer que sigue comprometida con salvaguardar la cultura de su territorio.

Zully Murillo

La magia de las letras de Zully Murillo ha conquistado a varios artistas y al público. Vehemente ha ejercido su papel como educadora, pero sin abandonar su desenfrenado amor por el arte.

La artista natural de Quibdó, ha encarnado la herencia africana e indígena en sus composiciones, convirtiéndose en referente de la tradición oral de Chocó. Ahora, a sus 77 años, ha alcanzado una carrera artística importante caracterizada por reforzar la tradición desde la docencia, a través de su música.

“Me parece el máximo honor que se le puede hacer a una persona que está dentro del arte. Los mejores títulos ya los he tenido que es ser maestra y mamá. Pero este significa un reconocimiento grande a algo que yo pensaba que era muy coloquial, y este tipo de honores me hacen sentir pequeña para tal gratitud y amor que he recibido”, apuntó.

Dentro del resto de las condecoradas están Teresita Gómez, una de las pianistas más grandes de Colombia, quien obtuvo el Premio Vida y Obra en 2020; y Betty Garcés, la voz soprano que ha impresionado al país por su talento y por su destacada participación en escenarios internacionales. El reconocimiento póstumo irá dirigido a Delia Zapata Olivella, una reconocida bailarina, folclorista y artista plástica, promotora del rescate de la danza de las costas Caribe y Pacífico; y Madolia de Diego, una de las mayores exponentes del folclor chocoano.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.