El Heraldo
Los niveles de emisiones de Co2 se redujeron con esta práctica digital. Cortesía
Medio ambiente

El impacto de los menús digitales en el medioambiente

En la costa Caribe colombiana se dejaron de imprimir cerca de 43.056 menús físicos, una medida que ahorró más de 172 hojas de papel.

Con la llegada de una de las pandemias más letales de la historia como lo significó la covid-19, los gobiernos mundiales implementaron una serie de medidas con el propósito de evitar la propagación del virus, una de ellas fue la minimización de los elementos físicos que pudiesen convertirse en vectores de la afección.

Leer también: Galardonados del Premio Gemas 2022: líderes ambientalistas del Caribe

La utilización de menús digitales se convirtió en una de las herramientas adaptadas por restaurantes, bares y gastrobares en el país para cumplir con este requerimiento sanitario, lo que conllevó a que reemplazarán la carta física por esta medida a través de Código QR, tecnología japonesa a la que los clientes acceden desde sus propios dispositivos móviles.

Pese a que la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) recientemente recomendó a los restaurantes del país tener al menos una carta física y garantizar el acceso de precios al consumidor, muchos establecimientos gastronómicos han optado por mantener la tecnología que a su vez, ha logrado generar un impacto positivo en el medioambiente.

Efectos positivos en la costa Caribe

La plataforma colombiana Cluvi ha digitalizado más de 1.388 comercios gastronómicos en todo el país.

En un estudio reciente la compañía reveló que en los últimos dieciocho meses en Barranquilla, Cartagena y Santa Marta se dejaron de imprimir cerca de 43.056 menús físicos, una medida que ahorró más de 172.224 hojas de papel y evitó la tala de 20 árboles.

Fabián Carrillo, CEO de la compañía y autor del informe expresó que el reporte se realizó teniendo en cuenta el análisis de datos de 276 establecimientos de alimentos de la costa Caribe (Atlántico, Bolívar y Magdalena).

“Aplicamos la siguiente fórmula para sacar los resultados: un menú físico de un restaurante tiene un promedio de cuatro hojas y por cada establecimiento se maneja al menos una carta, documento que se renueva mínimo una vez cada por cambios relacionados con precios y ofertas de plato”, sostuvo Carrillo.

Leer también: Dimar adelanta inspección de playas en el Tayrona

De igual manera, el ambientalista Nelson Álvarez expresó que aunque la elección depende de cada establecimiento, estos deben pensar en la felicitarle la experiencia a los clientes.

“Utilizar el menú digital o no depende de la elección de cada establecimiento con sus clientes. Hay quienes desean un menú físico porque consideran práctico la revisión. En el caso de adultos mayores y personas no tan familiarizadas con la tecnología, el menú digital les resulta complicado”. 

El ambientalista agregó que: “Desde el punto de vista ambiental, el ahorro de papel es un factor importante, ya que dentro del proceso encontramos la deforestación y todo lo que conlleva en su producción con gasto energético y uso del agua. Este tipo de ahorro da pie para hablar de estrategias de sostenibilidad en negocios”.

El agua, un gran ahorro

La digitalización de los menús físicos en los comercios gastronómicos no solo evitó la tala de un número considerable de árboles, también generó un impacto positivo en términos de gasto y consumo de agua.

El informe analizó que por cada hoja de papel se produce un gasto de diez litros de agua, lo que permite señalar que los 276 restaurantes que durante 18 meses dejaron de imprimir cartas físicas provocando un ahorro de 1.722.000 litros de agua. 

Una cifra no menor si se tiene en cuenta que cada año la industria papelera en el mundo gasta en su producción 1.150 billones de litros del recurso hídrico. 

Leer también: “La COP27 debe recuperar el debate político”: minambiente

“Para entender el impacto de este ahorro, solo basta con conocer que una persona utiliza para sus necesidades más básicas, según la OMS, 100 litros de agua al día, es decir, 10 hojas de papel”, afirmó Carrillo.  

Por su parte, Jimena Bohórquez, docente investigadora de la Universidad de Cartagena, sostuvo que es un logro gigante mantener los ecosistemas. 

“La impresión genera un gasto en energía y en agua y en bosques en altísimo y aclaremos un poquito en la parte de bosques no solamente es un árbol, no solamente son hojas, sino es toda la diversidad.

Entonces dejar de talar árboles y por el contrario mantenerlos es un logro gigante, no solamente en ahorro de agua, sino también en cuidar ecosistemas”.

Disminución de emisiones de co2

Con relación a la reducción de emisiones de dióxido de carbono, y teniendo en cuenta que por cada kilogramo de papel reciclado se generan 1.8 kilogramos de este nocivo gas, el informe reveló que los 276 comercios estudiados redujeron hasta en 24.800 kg sus emisiones de Co2 durante los últimos dieciocho meses al dejar de imprimir cartas físicas.

La docente Bohórquez expresó que “Nosotros los que trabajamos en educación nos dimos cuenta cómo estábamos de atrasados en implementar las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) en el área educativa y ahora ya dejamos recibir trabajos en papel. Todo ya se recibe de manera digital en los trabajos”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.