El Heraldo
Su perro necesita liberar su energía. Es necesario realizar actividades físicas para que no destruya cosas.
123RF
Mascotas

Entérese, el encierro también causa ansiedad en sus mascotas

Destruir cosas y correr de forma descontrolada por toda la casa son algunas de las señales que pueden indicar que su animal no la está pasando bien.

Por causa del encierro, las mascotas también han vivido un año muy complicado, ya que sus hábitos se han visto modificados de manera abrupta.

La médica veterinaria Verónica López afirma que para los perros ha sido “muy difícil entender que antes los sacaban por lo menos tres veces al día y ahora los están sacando mucho menos”.

Conductas como correr de manera desenfrenada en la sala de la casa, morder los muebles hasta sacarles el material interno, tumbar las materas, morder el calzado de sus cuidadores y regar la comida por todo el hogar se pueden volver más frecuentes.

Esto se debe, según la veterinaria, a que estos animales necesitan liberar energía corriendo o jugando al menos una vez al día. Ahora, si en este momento sus dueños pasan más tiempo en casa, es necesario que le dediquen más atención. No basta simplemente con estar allí.

En esta época en la que muchas personas se encuentran trabajando desde sus hogares, se podría creer que tienen más tiempo para compartir con sus animales de compañía, pero la realidad es otra. De acuerdo con López, los cuidadores se mantienen ocupados en el desarrollo de sus funciones laborales, por lo que sus mascotas intentan llamar su atención “mordiendo cosas”.

“Ellos mandan mensajes a sus cuidadores. Con sus actos lo que hacen es decirles que están ahí y necesitan de su atención”.

Nueva variante de la covid-19 puede afectar a perros y gatos

Al llamar la atención de su perro debe hacerlo de forma fuerte, pero sin gritar.

Líder de la manada

 El veterinario y zootecnista Camilo Rodríguez añade que el cuidador de la mascota debe mostrarse siempre sereno ante el animal y brindarle sensación de confianza.

“El cuidador debe convertirse en una especie de líder de la manada que le transmita seguridad y tranquilidad al perro, ese es el primer paso”.

La ansiedad de los perros, de acuerdo con Rodríguez, se manifiesta de una manera muy similar a la de los humanos.

El animal se muestra nervioso, inseguro e inquieto. Cabe destacar, según el experto, que cada perro va a manifestar su “estado mental de forma diferente”.

Identificar. Una de las señales inequívocas de que el animal está experimentando este sentimiento es que empieza a dañar las pertenencias de su dueño y sus propias cosas, es decir, su cama y sus juguetes.

Amor y disciplina, dos factores claves en el adiestramiento canino

Otro de los signos que manifiesta el animal es que empieza a lamer de manera excesiva sus patas, en especial las delanteras y a veces el mismo estrés lleva al animal a morder sus extremidades. Tanto Lopéz como Rodríguez coinciden en que estas heridas pueden llegar a ser difíciles de tratar, debido a que el cuidador no las visualizará con claridad.

La ansiedad también puede ocasionar que su animal de compañía sufra un bajón de ánimo, dice Rodríguez.

La misma incertidumbre lleva a que el perro manifieste inapetencia, jadeos constantes, salivación excesiva, inquietud, llanto sin razón aparente, movimientos de un lado a otro como si estuviera desorientado, y en algunos casos se presentan episodios de incontinencia (pérdida del control de la vejiga).

En otras épocas del año la ansiedad se puede presentar por ruidos extraños fuertes como la pólvora, estruendos de construcción, rayos o tormentas. Otro de los factores que puede desencadenar este sentimiento en el animal es el miedo hacia una persona o un lugar.

Sugerencias

Una de las recomendaciones que ofrecen los especialistas es administrarle al animal productos que le ayuden a calmar la ansiedad y el estrés provocado por el encierro y la falta de atención de sus cuidadores.

“Hay productos que son naturales que no afectan para nada la salud y los relajan, pero para ello se deben orientar con el veterinario de confianza”, explica López.

Otra de las sugerencias va enfocada a que los tenedores creen horarios de juego dentro de la casa para sus mascotas. Esto, según la experta, ayudará a relajar tanto al perro como al cuidador.

“Se pueden aplicar las famosas pausas activas para que los dueños disfruten con su mascota en casa”, indica.

La gastritis también afecta a los animales de compañía

Dentro de la misma casa se pueden ocultar sus juguetes o algunos snacks para que el perro los encuentre. Esta actividad se puede realizar a diario y se puede convertir en una especie de reto constante para los perritos.

El también veterinario Francisco Martínez advierte, ante el retorno de algunas medidas restrictivas, que a los animales hay que reentrenarlos para que entiendan que “nuevamente van a cambiar las cosas”.

“Hay que hacerlo de forma progresiva, por ejemplo, cuando están ladrando mucho o están mordiendo todo, hay que enseñarles poco a poco que nosotros tenemos que salir o trabajar y no los vamos a abandonar”.

Una de las formas de hacerlo es esconderse por unos cinco o diez minutos y aparecer de nuevo para “demostrarles que no va a tener un abandono por parte de nosotros”.

Martínez recomienda que esto se haga de forma progresiva. Que el primer día el cuidador se esconda cinco minutos, después 20 y así hasta que el animal de compañía logre calmarse.

Llamados de atención

Para hacerle entender a un perro que su comportamiento no está bien, se deben aplicar “caricias de amor”, explica el veterinario Francisco Martínez. “Es más fácil darle un dulce o un refuerzo en positivo que cogerle el hocico y tirarlo al piso para decirle que no lo haga. Obviamente debe tener un regaño y decirle que no debe hacer lo que hizo, de una forma fuerte, pero sin gritar”.

El experto dice que al perro no se le debe castigar dos horas después de haber hecho el daño, sino que el tenedor tiene que verlo en acción para poderlo castigar, de lo contrario un llamado de atención mucho tiempo después confundirá al animal.

Nunca se debe contemplar la idea de abandonar al animal. Esto es considerado un acto de crueldad animal. La Ley 1774 establece que los actos dañinos y de crueldad contra los animales serán sancionados con multas de 5 a 50 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

Tenencia responsable: “Si lo adopta no lo abandone”

Paseo de 30 minutos

En Barranquilla, debido a las medidas por toque de queda, los cuidadores podrán pasear a sus mascotas este fin de semana por un periodo máximo de 30 minutos. Tenga en cuenta que solo uno de los habitantes de la  vivienda estará facultado para esta actividad. Estos paseos benefician la salud física y mental,  así como también reducen el estrés y la ansiedad. Después de realizar el paseo debe limpiar las patas de su perro solo con toallas húmedas o agua y jabón. No use químicos. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Perros
  • Pandemia
  • confinamiento
  • mascotas
  • Ansiedad
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.