El Heraldo
Mascotas

¡Cuidado!: su perro también puede sufrir del corazón

Sobrepeso, vida sedentaria, herencia genética y edad pueden ser factores determinantes para que su mejor amigo desarrolle una cardiopatía.

Las enfermedades cardiacas también afectan a los perros, en especial a aquellos que son de la tercera edad.

La médica veterinaria Alejandra Martínez explica que se debe prestar especial atención al perro cuando este manifieste tos, cansancio, falta de aire, pérdida de peso y desmayos. 

En otras ocasiones, según la especialista en cardiología veterinaria, los animales no presentan síntomas.

Aclara que al realizarles una exploración física se escucha de manera directa o por medio de instrumentos como el estetoscopio los sonidos del área torácica o abdominal. Este procedimiento clínico es conocido como auscultación.  

“Cuando se detecta algún problema de este tipo, se suelen realizar pruebas como radiografías de tórax, electrocardiograma, medida de tensión y ecocardiografía”, explica.

Luego de hacer dicha observación, el especialista tendrá la oportunidad de valorar el alcance de la cardiopatía con el fin de suministrar el tratamiento adecuado.

El médico veterinario Andrés Carvajal afirma que existen métodos como la ecocardiografía por Doppler que ayuda a identificar enfermedades en el corazón del animal de compañía.

Este procedimiento se realiza mediante una visualización del corazón, a través de sus diferentes cámaras y circuitos vasculares.

Otro de los métodos para identificar cardiopatías, según el también especialista en cardiología veterinaria, es el electrocardiograma. Este permite, según Carvajal, “registrar la actividad eléctrica del corazón”.

Haga ejercicios con su mascota, pero no la sobrecargue.

Este examen es utilizado para medir el ritmo y la regularidad de los latidos  del corazón, así como el tamaño y posición de sus cámaras o compartimentos que  hay en el corazón.

“Hay que realizar un electrocardiograma siempre que se sospeche de una patología cardiaca o cardiopulmonar”, advierte Carvajal.

Todos los perros pueden llegar a manifestar algún tipo de cardiopatía. Las más comunes, según un estudio de Cardiac Education Group, son la enfermedad de la válvula mitral y la miocardiopatía dilatada.

De acuerdo con la investigación, los perros de razas pequeñas como schnauzer, shih tzu, chihuahua, entre otros, son más propensos a desarrollar estas enfermedades

Perros de razas grandes como el gran danés, el dóberman pinscher, el labrador retriever y el golden retriever son mucho más susceptibles a desarrollar la enfermedad de la miocardiopatía dilatada.

La raza bóxer también es propensa a este tipo de enfermedades. Estos perros se ven muy afectados por la llamada “miocardiopatía del bóxer”, la cual puede producir la muerte súbita del animal, debido a las arritmias.

Otros factores

El género también puede ser un factor determinante para el desarrollo de las enfermedades. Los machos, por ejemplo, tienden a ser más propensos a la enfermedad de válvula mitral.

El mismo estudio sugiere que el 85 % de los perros mayores padece alguna patología, pero con un tratamiento adecuado su esperanza de vida es alta.

De acuerdo con el Pet Food Institute, los perros con problemas cardiacos deben llevar una dieta rica en proteínas de origen animal. Estas tienen bajos índices de sal y contienen un aporte adicional de aminoácidos como la taurina, que ayudan a un buen funcionamiento de las células cardiacas.

Dichos alimentos, según el instituto, deben ser bajos en sodio con el fin de evitar la obstrucción de arterias y la dificultad para eliminar líquidos y toxinas.

“Una buena alimentación para los perros con problemas del corazón adaptada a su edad podrá contribuir a una mejor calidad de vida”, complementa el instituto.

De manera periódica el veterinario debe examinarlo.
“Todos los perros están propensos a sufrir alguna cardiopatía, pero estas aparecen más en mascotas en edad avanzada”.
Tratamiento

El médico veterinario Ricardo Osorio aconseja hacer un seguimiento constante a un perro diagnosticado con cardiopatía. De esta manera será el profesional de la salud quien determine cuál es el paso a seguir con el tratamiento del animal de compañía.

“El veterinario tratante determinará si al paciente se le debe suministrar vasodilatadores o diuréticos”, explica.

Actividad física

Los cuidadores de mascotas enfermas del corazón deben evitar que estas realicen sobreesfuerzos. Cabe destacar, según Osorio, que el hecho de que el animal haya sido diagnosticado con alguna cardiopatía no quiere decir que deba llevar un estilo de vida sedentario.

“Estos caninos deben practicar actividad física tanto como sus capacidades se lo permitan”, explica. Cuando ya el animal se muestre cansado se debe interrumpir el ejercicio para evitar que sufra alguna complicación.

“Un diagnóstico temprano de la enfermedad nos ayudará a darle un mejor manejo, teniendo en cuenta que esta no es curable”.
Prevención

De acuerdo con los expertos, las enfermedades cardiacas en los perros son muy comunes, debido a que pueden ser congénitas, pero una vida sedentaria y el sobrepeso pueden acelerar su desarrollo.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • mascotas
  • afección cardíaca
  • Perros
  • veterinarios
  • corazón
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.