Mascotas | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Los perros son los animales de compañía que más sufren por este accionar.
123 RF
Mascotas

Conozca las graves consecuencias de atar a su mascota

Desde cambios drásticos en su comportamiento e infecciones de todo tipo se pueden dar en su perro o gato si lo mantiene amarrado.

Atar a una mascota puede generar consecuencias que afectan desde su bienestar físico hasta el emocional.

Esta mala práctica, como explica la directora de la Sociedad Protectora de Animales en Barranquilla, Luz Stella Ordóñez, es considerada como crueldad animal y puede dejar unas marcas imborrables en el animal de compañía.

El médico veterinario y zootecnista, Oskar Ahumada, explica que desde el momento en que se ata al animal para que no se vaya, se empieza a generar el problema.

En el caso de los perros, según el especialista, las consecuencias dependen del tipo de raza.

“El comportamiento irá dictaminado a la raza. Cabe recordar que hay razas que tienden a ser más agresivas que otras y esto conllevará a respuestas diferentes”, ilustra el veterinario.

El experto, al igual que Ordóñez, expresa que este tipo de acciones en contra de perros y gatos es considerado como maltrato animal. 

“Estamos hablando de animales que son libres desde que nacen hasta sus últimos días. Un animal atado puede sufrir varias consecuencias comportamentales y estas nos llevarán a afecciones físicas y multiorgánicas que deterioran su salud al 100%”, afirma.

De acuerdo con Ahumada, cuando se habla de las afecciones en el comportamiento, si se tiene amarrado a un perro cuya raza tiene tendencia a la territorialidad, esta acción lo que hace es intensificar dicho instinto.

“Tenemos, por ejemplo, el caso de un perro de raza pitbull que es bastante territorial y con tendencia a un temperamento imponente y más agresivo. Al tenerlo atado se alimenta su incapacidad de poder demostrar su naturaleza y le estamos enseñando a que debe cuidar su área, es decir, la zona donde está amarrado, y esto va a provocar que cuando una persona pase por esa zona el animal se torne agresivo”, ilustra.

En el caso de los animales pequeños, de acuerdo con el zootecnista, se genera decaimiento, tristeza, apartamiento, depresión y agresividad. Los perros de esta categoría tienden a hacer sus necesidades en la misma zona por lo que puede haber afecciones de salud.

“Cuando un animal está amarrado desde pequeño y empieza a crecer su cadena se empieza a encoger y esto genera lesiones físicas y comportamentales, porque el solo hecho de moverse le duele. Este dolor genera agresividad o decaimiento, entonces deja de comer, se enferma, se generan infecciones en la piel, etc”, afirma.

El veterinario explica que las infecciones se dan porque los animales hacen las necesidades fisiológicas en el mismo espacio.

“Pueden sufrir parasitosis, enfermedades gastrointestinales, infecciones respiratorias, problemas de piel, problemas en las patas, enfermedades oculares por causa de la humedad”, puntualiza.

El experto indica que no se puede culpar al perro por su naturaleza. De hecho, explica que el solo tener a un perro limitado en su espacio, como por ejemplo, solo dejar que se movilice en el patio de la casa, le puede generar agresividad. Este comportamiento se explica porque el animal de compañía solo se acostumbra a ver los mismos rostros y cuando percibe a alguien diferente lo identifica como una amenaza.

“He tenido consultas con perros puggle, que son lo más cariñoso del planeta, pero cuando vienen a consulta son muy agresivos porque solo les permiten estar en el patio y no conocen a más nadie que no sea sus dueños. A veces ni siquiera saben lo que es un carro o el olor de otro perro. Esto también es catalogado como maltrato animal. No solo amarrarlos sino limitarlos solo vivir en un patio y extralimitados”.

 Ahumada reitera que no importa de qué tamaño sea el perro, el tenerlo atado se considera como maltrato animal.

“El perro demanda cierto espacio y tiempo, y los cuidadores deben prestarle especial atención porque si el animal no encuentra eso se estresa y cambia su comportamiento” puntualiza.

Los gatos
Un gato encerrado puede experimentar estrés. 123 RF

Estos son considerados como animales de compañía, pero mucho más independientes.

Según el experto, al encerrar o atar a un gato se le está cortando totalmente su naturaleza y esto podría desencadenar en una depresión para él.

“La mentalidad de los gatos es ‘yo soy libre por la vida, a mí no me pueden encerrar y si lo hacen me voy a enfermar’. Cabe resaltar que también depende de la crianza que le demos al gato”, explica.

Según el zootecnista, cuando uno acostumbra al animal a que viva dentro de la casa, este lo va a percibir como su terreno, pero es importante castrarlo y esterilizarlo en los primeros cinco meses de edad.

“Cuando tenemos a un gato que no está castrado ni esterilizado y lo mantenemos encerrado, vamos a generar en él un constante estrés porque ellos necesitan, según su naturaleza hormonal, buscar una hembra o un macho”.

El veterinario explica que cuando un gato se estresa puede presentar problemas renales. En todo caso, reitera que se debe evitar encerrar o amarrar a los animales de compañía por todas las consecuencias explicadas.

“Ellos nacieron para ser libres, para correr, jugar, interactuar. Si les quitamos eso les estamos cortando su derecho de ser animales”, concluye.

La directora de la Sociedad Protectora de Animales reitera que esta acción en contra de los animales de compañía es una mala práctica que poco a poco se ha ido erradicando por ser cruel e ilegal.

“Este accionar está tipificado como maltrato animal porque se violentan sus libertades. Un animal amarrado no está manifestando su comportamiento natural”, dice.

Explica, además, que por lo general son los perros las víctimas más comunes por este tipo de maltrato. En la línea de la Policía 123 se pueden denunciar estos casos.

Cinco libertades

La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) acogió las cinco libertades del bienestar animal estudiadas por el profesor de Zoología, Roger Brambell, quien estableció que los animales deben estar libres de: hambre, sed y desnutrición; miedos y angustias; incomodidades físicas y térmicas; dolor, lesiones o enfermedades; y deben ser libres para poder expresar las conductas y pautas de comportamiento propias de su especie.

Tener atado a un animal, según los expertos, violenta las libertades de este.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • animales
  • Cuidado de mascotas
  • gatos
  • Perros
  • perros mascotas
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web