El Heraldo
La Guajira

Hailef, la wayuu que quiere volar alto en la Fuerza Aérea

La joven es la primera indígena en entrar a la escuela de oficiales de la institución.  

Uno de los días más felices en la vida de Hailef fue el 23 de diciembre del 2021, cuando recibió la llamada de la Fuerza Aérea Colombiana en la que le informaron que había sido aceptada para entrar a la Escuela Militar de Aviación Marco Fidel Suárez, de Cali.

“En ese momento estaba en el centro comprando los regalos de Navidad para mis hermanos y cuando me dieron la noticia grité tanto que los que estaban a mi alrededor me quedaron mirando”, expresa con emoción la joven.

Su nombre completo es Hailef Helena Martínez Palacio, tiene 19 años y hace parte del clan Epieyu del pueblo wayuu.

Desde hacía varios meses estaba esperando la llamada y su reacción tan emotiva fue porque estaba en el momento de mayor desesperación, cuando pensaba que no había sido aceptada y no sabía qué rumbo iba a tomar su vida.

Hailef ingresó a la escuela junto a 180 personas. Cortesía

Incluso se había inscrito en dos universidades y no había pasado, por eso anota que la alegría fue enorme al saber que entraría a la FAC.

Dice en diálogo con EL HERALDO, desde Cali, que tenía dos años sin hacer nada, luego de haberse graduado en la Institución Educativa N° 8 de Maicao.

Su sueño era estudiar medicina en el exterior, pero la pandemia se atravesó en sus planes.

Entonces empezó a indagar en las instituciones armadas para decidir en cuál se inscribiría y lo hizo por la Fuerza Aérea, con el decidido apoyo de sus padres Wilder de Jesús Martínez Aguilar y Hayet Hortencia Palacio Epieyu, así como de sus hermanos.

“De cierto modo he estado en contacto con las vidas policial y militar porque tengo una hermana policía y siempre me gustó, pero no había visto a ningún wayuu para oficial en la Fuerza Aérea, solo algunos que están prestando su servicio militar, por eso me decidí a inscribirme”, explica.

Eso fue en el mes de abril del 2021, luego de lo cual comenzó un proceso que describe como largo y lento, en el que hubo varias pruebas en Bogotá y visita domiciliaria.

Aunque sentía que le había ido muy bien, no tenía claro si podría ser aceptada o no y por eso ahora se siente orgullosa de haberlo logrado.

Bailó la yonna en la despedida

Desde el momento en que recibió la llamada inició la preparación para su viaje, que incluía, por supuesto, una despedida.

Esta se cumplió en la ranchería de su familia de nombre La Sabana, la cual está ubicada en área rural de Maicao.

Ese día se reunió toda la familia, sus padres, hermanos, sus tíos y primos, hubo chivo asado, friche (plato típico wayuu con chivo), chicha y bollo.

El momento más especial fue cuando bailó la yonna, el baile tradicional wayuu con su padre, como muestra de alegría y agradecimiento a la vida.

“Fue algo muy especial”, expresó Hailef, quien se siente orgullosa y dice que le pide a Dios “sabiduría y entendimiento para que La Guajira tenga su primera mujer wayuu oficial de la Fuerza Aérea”.

Hailef bailó la yonna en su despedida. Cortesía

Sin embargo, la emoción fue más grande cuando se enteró de que la institución la iría a buscar a Maicao en un helicóptero Bell-212 de la FAC para llevarla hasta Riohacha y de allí tomar el vuelo que la llevaría a su destino en Cali.

“Fue algo espectacular, una experiencia que nunca olvidaré, porque nunca había montado en helicóptero”, manifestó la joven.

En la escuela la recibió la capitana Katherine Gómez, quien le dio todas las instrucciones a ella y los 180 jóvenes que ingresaron y que llegaron de diferentes partes del país. Son 147 hombres y 33 mujeres que junto a Hailef ingresaron este año a la alma mater de la oficialidad.

Dentro del grupo también está un joven del Cabildo Indígena Yanacona del municipio de Bolívar, en el departamento del Cauca.  

“El proceso de selección se llevó a cabo durante el 2021 y en él los nuevos cadetes superaron con mucha dedicación y entusiasmo las diferentes fases del proceso con la orientación permanente de la Dirección de Reclutamiento y Control de Reservas de la Fuerza Aérea Colombiana y el apoyo de sus familias, quienes los impulsaron y motivaron a cumplir sus sueños y volar muy alto”, indicó la institución.

La llegada a la escuela también fue emocionante para ella, porque por fin estaba allí iniciando un sueño que luchó por hacerlo realidad.

Hailef llegó con su manta wayuu azul y el sombrero tradicional de la etnia, atuendos que lució orgullosa durante el acto que organizó la escuela para darles la bienvenida.

Hailef abraza a Hayet Hortencia Palacio, su madre. Cortesía

Además de la formación militar, durante cuatro años, la FAC informa que cursará uno de los programas profesionales acreditados en alta calidad por el Ministerio de Educación Nacional: Ciencias Militares Aeronáuticas, Ingeniería Mecánica, Ingeniería Informática y Administración Aeronáutica, recibiendo así una formación integral donde forjarán todas sus capacidades, competencias y habilidades en materias académicas, militares y deportivas.

Las dos primeras semanas estará de civil, en pantaloneta, camiseta y tenis, para luego pasar al uniforme de cadete.

Las clases comienzan todos los días desde las seis de la mañana hasta las cinco de la tarde, incluyendo una sesión de actividad física.

Según la Fuerza Aérea Colombiana, desde hace algunos años se han incorporado integrantes de la comunidad wayuu para prestar el servicio militar, pero es la primera vez que un miembro de la etnia inicia el proceso como oficial.

“El personal del Comando Aéreo de Combate N° 3 la acompañó durante la despedida organizada por su familia para iniciar este nuevo ciclo que cambiará su vida y que abre una puerta para que otros integrantes tanto de la etnia wayuu como de otras comunidades indígenas continúen integrándose al equipo de hombres y mujeres que garantizan la soberanía del espacio aéreo colombiano”, se informó en un comunicado.

Quiere ser general

Hailef está muy entusiasmada con todo lo que está aprendiendo y dice que quiere llegar a ser la primera mujer wayuu general de la Fuerza Aérea Colombiana.

“Quiero proponerme esa meta para inspirar no solo a los de mi comunidad, sino a los demás jóvenes wayuu para que luchen por sus sueños, que no se queden con ellos en la cabeza, sino que trabajen para realizarlos con la mente positiva”, manifestó.

También quiere hacer sentir orgullosa a su pueblo wayuu, a su cultura y a toda La Guajira. “Para mí es un honor hacer parte de la Fuerza Aérea y espero también hacerlos sentir orgullosos de mi”, enfatizó. 

Hailef lució un vestido tradicional de su comunidad en su presentación en la escuela, en Cali. Cortesía
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.