El Heraldo
Judicial

Una noche en las entrañas del abigeato

Los municipios del departamento del Atlántico que registran más casos por este delito son Manatí, Sabanalarga y Baranoa.

Cuando el sol se esconde, entre el gran campo lleno de maleza comienza la cacería. La luna resplandeciente baña de plata los predios de una finca que a esa hora parece solitaria. En los corrales, tres vacas permanecen acechadas por un depredador que espera el momento ideal para atacar. No es un animal, sino un grupo de hombres. 

Cuando llega el momento, con cuchillos filosos en sus manos, los sujetos salen corriendo hacia los animales y los acorralan para luego sacrificarlos y ‘pelarlos’, es decir, apropiarse de la carne que necesitan. 

Esta es una de las tantas modalidades de abigeato que se registran a diario en los municipios del departamento del Atlántico, siendo uno de los delitos más frecuentes en esta zona del país.

Así funciona

El abigeato consiste en el robo o hurto de ganado o animales domésticos, principalmente caballos y vacas, aunque también se da con ovejas. En siglos pasados este flagelo en algunos países era castigado con la pena de muerte y en la actualidad es realizado incluso por organizaciones delictivas, como es el caso de algunas que delinquen en el departamento. 

En mayo pasado, la Policía del Atlántico anunció la desarticulación de dos bandas delincuenciales, entre ellas la autodenominada ‘los Puya Ojos’, que estaría relacionada con el hurto de al menos 35 reses en diferentes municipios del departamento.

La banda delincuencial, informaron las autoridades, sacrificó y hurtó las carnes de entre 20 y 35 reses, con un costo aproximado de $ 90 millones. 

Esta banda, según la institución armada, era liderada por Davinson Cueto, alias Nono, quien presenta anotaciones por abigeato del 2020, concierto para delinquir del mismo año, concierto para delinquir agravado por darse para secuestro extorsivo en 2017 y hurto en 2016.

De acuerdo con investigadores, cuando la luna está llena los robos de ganado aumentan.
Una luna cómplice

De acuerdo con las investigaciones acerca de este delito, el 90 % de los casos de robo de ganado se presentan cuando hay un 100 % de visibilidad con la luna, y el 10 % de casos restantes se registraron en noches en las que la luna proporcionaba menos del 25 % de visibilidad.

“La luz de la luna ayuda a que el delincuente pueda transitar con un grado mayor de certidumbre en la penumbra y sí se disparan los casos cuando hay paso de luna, cuando la luna está llena y las noches son más claras”, explicó una fuente judicial a EL HERALDO.

La Policía del Atlántico hace controles para prevenir este delito.
Contrarrestar el delito

A raíz de esta problemática, las autoridades vienen realizando estrategias para disminuir este delito. Una de ellas es ofrecer la recompensa de hasta cinco millones de pesos por quien dé información acerca de personas que se dediquen al robo de ganado.

Además de hacer controles especiales a los expendios de carne, al transporte y sacrificio de ganado, como también visitas permanentes a los sectores rurales como fincas, veredas, caseríos y parcelas mediante campañas de prevención por parte del Grupo de Carabineros y Guías Caninos, dando a conocer a ganaderos y administradores de las diferentes fincas las medidas de prevención.

A partir de las denuncias que hacen las víctimas, las autoridades logran reducir las cifras de este delito. 

“Es importante que se siga fomentando la denuncia, que además constituye el sustento judicial para procesar a los delincuentes”, agregó el investigador. 

En lo que va corrido del año, la Policía del Atlántico ha capturado a 10 personas por el delito de abigeato, cinco menos respecto al año pasado. Los municipios del departamento donde se han registrado más casos de abigeato son Manatí, con 13; seguido de Sabanalarga, con 7, y por último Baranoa, con 4.

Unas capturas recientes
Los capturados por abigeato. Cortesía

Tres personas que, según el Departamento de Policía Atlántico, se dedicaban al abigeato fueron capturadas en una casa localizada en la calle 15 con carrera 21, barrio El Progreso, del municipio de Candelaria (Atlántico), luego de que la comunidad del sector las denunciara. 

Los denunciantes informaron que a la vivienda de un sujeto conocido como ‘el Manco’ había sido ingresada una res, la cual transportaron a bordo de un motocarro. De inmediato, los uniformados ingresaron al patio de la casa y sorprendieron a las tres personas descuartizando la res que momentos antes había sido hurtada.

Los capturados fueron identificados como Eduar Antonio Suárez Carrillo, Miguel Antonio Parejo Rojano y Deguis Eduardo Bolaño Polo, quienes, de acuerdo con la institución armada, habían convertido el patio de una casa en un matadero clandestino donde sacrificaban y descuartizaban la res robada.

Los capturados fueron judicializados por el delito de abigeato y junto al material incautado (250 libras de carne) fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la Nación.  

El Departamento de Policía del Atlántico informó que Lorenzo Domínguez Fonseca, conocido como ‘el Manco’, se encuentra con medida de aseguramiento en su domicilio por dos procesos por el delito de hurto cometidos en los municipios de Campo de la Cruz y Sabanalarga.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • abigeato
  • Policia
  • ganado
  • Baranoa
  • robo de reses
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.