EL HERALDOEl expolicía Mario Ramos dio detalles de lo que, a su parecer, fue un atropello en su contra.

Luego de que no se hallaran pruebas contundentes de su supuesta autoría intelectual del atentado contra el exministro de Interior y Justicia Fernando Londoño, registrado el pasado 15 de mayo en Bogotá, Mario Arturo Ramos Castro retornó ayer a la ciudad de Montería, donde reside y fue capturado, con la intención de limpiar su nombre, retomar su trabajo y ver nacer a su tercer hijo.

El expolicía visitó las instalaciones del diario EL HERALDO en la capital de Córdoba, para hablar de lo que calificó como atropello que cometieron las autoridades en su contra. Se refirió principalmente el Fiscal Noveno Antiterrorismo quien expidió una orden de captura en su contra sin tener un solo elemento material probatorio para imputarle cargos.

“Ante la Juez 63 con funciones de control de garantías se realizó la legalización de captura. El Fiscal Noveno Antiterrorista le pidió que se realizara sin medios de comunicación porque ya sabía que habían cometido un error conmigo. Él le dijo al Juez que no iba a imputarme cargos y por lo pronto no se iba a continuar con las otras audiencias sino con la legalización de captura”, afirmó Ramos Castro.

Lo peor del caso, según narra el exjefe de operaciones de la empresa Prosegur y su abogado Jairo José Restom Guzmán, es que, al darse cuenta del error garrafal que habían cometido, comenzaron a sacarlo escondido en un carro particular para que la prensa, que hacía el seguimiento del caso, no lo identificara.

“Siempre me sacaban de la oficina del antiguo DAS como si fuéramos amigos, y escondido en un carro particular para que la prensa no me identificara. El día que me dejaron libre (el pasado martes por la tarde), también me sacaron por un sótano”, agregó el hombre de 40 años.

Recopilación de evidencias

La defensa del hasta hace tres días detenido, manifestó que desde la captura recopiló unas evidencias que sirvieron para demostrar que Mario Ramos Castro nunca estuvo en Bogotá, antes, durante y después del atentado. “Y fue muy simple se aportaron las planillas que él suscribe al entrar a la empresa de seguridad donde trabajaba. Igualmente hay cámaras de seguridad que registran permanentemente el movimiento del personal, indicando la hora y la fecha exacta. Así que el señor Ramos tenía todas las de ganar sin ningún problema”, explicó el jurista Jairo Restom.

Caso de desaparición

En cuanto al proceso que le ‘reencaucharon’, según dijo, en vista de no tener pruebas para imputarle cargos, y que corresponde a la investigación por el asesinato de su expareja Rosa Virginia Banquez Díaz, Mario Ramos indicó que el Fiscal 17 ha citado a indagatoria a otras personas que al parecer están vinculadas con la desaparición de la mujer, sobre lo cual hubo versiones consistentes que, al parecer, esta iba a demandarlo por inasistencia alimentaria y, en represalia, Ramos Castro la asesinó.

“A mi nadie me ha demandado por inasistencia alimentaria porque yo soy muy responsable con mis hijas. Yo no he visto al primer policía sancionado porque tenga un hijo extramatrimonial, pueden hablar con la familia de ella, quienes me aprecian mucho y con los cuales tengo una relación constante”, puntualizó Ramos Castro.

Por Amilkar Alvear

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.