El Heraldo
Judicial

Lo que se sabe de la tragedia en cárcel de Tuluá

El incendio en el Establecimiento Penitenciario de Tuluá dejó, al menos, 51 personas fallecidas. El minjusticia detalló que hay 24 heridos, de los cuales seis están en uci.   

Una de las mayores tragedias en cárceles colombianas se vivió este martes en la ciudad de Tuluá (Valle del Cauca), donde un incendio provocado luego de una riña entre reclusos se cobró la vida de al menos 51 personas y dejó 24 más heridas, entre ellas dos guardianes.

Mientras en las afueras de la cárcel familiares de los reclusos esperaban en medio del llanto saber la situación de los suyos, en Bogotá el ministro de Justicia, Wilson Ruiz, daba a conocer el balance de la tragedia, que atribuyó a un incendio provocado por una riña entre los reos que le prendieron fuego a las colchonetas en las que duermen.

“Tenemos 51 personas privadas de la libertad que perdieron la vida y 24 más resultaron heridas, esta situación fue provocada por una riña entre privados de la libertad que se presentó en el patio número 8”, dijo el jefe de la cartera de Justicia.

El ministro detalló que entre los 24 heridos hay dos guardias del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) que “han sufrido lesiones leves”.

A falta de que concluyan las investigaciones, los informes aseguran que la mayoría de las personas perdieron la vida por “inhalar humo”.

“Quiero informar a toda la opinión pública que se iniciaron las investigaciones para determinar los detalles de lo ocurrido y poder dar claridad al país sobre dicho acontecimiento”, dijo el ministro.

PMU que se instaló la tarde de este martes en Tuluá.
Infierno en prisión

El infierno en que se convirtió la cárcel de Tuluá comenzó pasada la una de la madrugada en el patio 8 de ese centro de mediana seguridad que alberga 1.267 reclusos.

Allí, según lo dicho por Ruiz, un reo le prendió fuego a una colchoneta y aunque los guardianes trataron de controlar las llamas estas se propagaron rápidamente por el lugar.

El fuego ganó fuerza porque los materiales con los que están hechas las colchonetas son de fácil combustión.

El personal de guardia del  Inpec intentó controlar las llamas, pero fue necesaria la intervención del cuerpo de bomberos de Tuluá que controlaron las llamas y evitaron que estas alcanzaran otros lugares de la cárcel en donde había otros reclusos.

De los 24 heridos, según el ministro Ruiz, 6 están en cuidados intensivos en un hospital local de Tuluá y dos más fueron llevados a Cali, la capital del departamento del Valle del Cauca, al que pertenece esta ciudad.

En Colombia hay un problema crónico de hacinamiento en las cárceles y en Tuluá ese indicador era del 17 %. Varias administraciones se comprometieron y no cumplieron con la construcción de nuevos centros de detención en diferentes sitios del país.

En horas de la tarde de ayer, el ministro Ruiz llegó a Tuluá, donde sostuvo reuniones con autoridades locales, regionales y nacionales para esclarecer lo sucedido en el Establecimiento Penitenciario de Tuluá para brindar información precisa a los familiares y a la opinión pública en general.

Ruiz también se reunió con el procurador Delegado para Derechos Humanos en un puesto de mando unificado para hablar sobre los hechos presentados en la cárcel de Tuluá.

El ministro volvió a lamentar la muerte de estas personas y señaló que la Fiscalía General y Medicina Legal están tras el esclarecimiento de los hechos.

“Lamentamos muchísimo la muerte de estas  personas en el centro de reclusión de Tuluá, Valle. En las próximas horas la Fiscalía General nos va a dar el reporte preliminar de los primeros 46 identificados”, sostuvo el ministro en rueda de prensa en Tuluá.

El director del Inpec, general Tito Castellanos, que viajó de Bogotá a Tuluá para ponerse al frente de la situación, pidió a los familiares de los reclusos “calma” y “paciencia” mientras las autoridades hacen las labores de identificación de las personas muertas y heridas.

Condolencias de Duque y de Petro

El presidente colombiano, Iván Duque, que está de visita de trabajo en Portugal, lamentó la tragedia y expresó su solidaridad con los familiares de las víctimas.

Por su parte, el presidente electo, el izquierdista Gustavo Petro, dijo en redes sociales que “lo acontecido en Tuluá, como la masacre en La Modelo (en marzo de 2020 en Bogotá), obliga a un replanteamiento completo de la política carcelaria de cara a la humanización de la cárcel y la dignificación del preso”.

Petro expresó sus condolencias a los familiares de los presos muertos y agregó que “el Estado colombiano ha mirado la cárcel como un espacio de venganza y no de rehabilitación”.

Familiares en las afueras de la cárcel.
Estelas de tragedias

La tragedia de esta madrugada en Tuluá recuerda a varios episodios que se han registrado en Colombia.

El 27 de abril de 2000 perecieron 27 reclusos y hubo nueve heridos en los enfrentamientos entre reclusos de dos pabellones de la Cárcel Nacional Modelo de Bogotá tras el asesinato de un interno.

Ese mismo año y en esa misma cárcel, los días 2 y 3 de julio murieron 10 presos y 23 resultaron heridos por un motín provocado por el enfrentamiento entre paramilitares de extrema derecha y guerrilleros que pretendían evadirse.

Pasó casi una década y media y Colombia fue nuevamente escenario de un trágico motín carcelario. El 27 de enero de 2014, tras una operación de registro en la Modelo de Barranquilla (norte) durante la cual se decomisaron drogas, armas y teléfonos celulares, los internos provocaron un incendio, siniestro en el que fallecieron 15 presos y otros 42 resultaron heridos.

Cuatro años después volvió a repetirse un sangriento motín en la Modelo de Bogotá. En esa ocasión, poco después de iniciarse la pandemia del coronavirus.

Ocurrió el 21 de marzo de 2020, y perdieron la vida 23 presos y 83 resultaron heridos en las protestas de la población reclusa por el hacinamiento y la falta de material para prevenir el contagio de la covid-19.

Ese mismo día hubo motines en otras prisiones colombianas, el más grave de los cuales fue el de Cómbita (Boyacá), que dejó dos muertos.

El Esmad tuvo que intervenir para evitar disturbios.
Defensoría del Pueblo acompaña a los familiares

El Defensor del Pueblo, Carlos Camargo, lamentó los hechos que se registraron en el establecimiento Penitenciario y Carcelario de Mediana Seguridad de Tuluá, Valle del Cauca.

“Ante la tragedia de hoy (ayer) enviamos nuestro mensaje de solidaridad a las familias de los heridos y de los fallecidos en este hecho. Les reiteramos todo el apoyo de esta Institución Nacional de Derechos Humanos”, agregó el defensor Camargo.

Por medio de la Regional Valle del Cauca, la Defensoría del Pueblo estuvo en territorio brindando acompañamiento humanitario a las familias de todas las víctimas, con gestión e intermediación para la atención inmediata de los heridos.

“A través de la Regional Valle participamos en el Puesto de Mando Unificado que se realiza en el municipio y adelantaremos una jornada de diálogo con los líderes de cada patio del establecimiento carcelario. Desde la entidad hemos adelantado labores de verificación de Derechos Humanos, deshacinamiento y brigadas jurídicas en el establecimiento carcelario de Tuluá”, dijo el funcionario.

En abril pasado se realizó la más reciente verificación de derechos de la Defensoría del Pueblo al interior del establecimiento y se constataron graves condiciones en la prestación del servicio de alimentación y falta de suministro médico a las personas privadas de la libertad.

Funcionarios de la Defensoría en las afueras del establecimiento.
Acción de la Procuraduría

La Procuraduría General de la Nación anunció este martes que abrió una indagación previa para verificar lo ocurrido en la Cárcel y Penitenciaria de Media Seguridad de Tuluá.

El ente indicó ordenó realizar pruebas para establecer si existe responsabilidad de servidores públicos, sea por acción, omisión o extralimitación de funciones. Los miembros de la Procuraduría ya se encuentran en el lugar de los hechos.

A través de un mensaje en su cuenta de Twitter el Ministerio Publico señaló que hacen presencia en Tuluá para avanzar con las investigaciones.

“La Procuradora Provincial de Buga y Procurador Judicial se encuentran en el recinto carcelario de #Tuluá para atender a las familias de las víctimas del incendio, acompañar las diligencias que se deban surtir y brindar la asesoría necesaria como Ministerio Público”, señaló el ente de control en la red social.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.