Judicial

Derriban punto de expendio de drogas en el barrio San José

Se trata de la segunda demolición de una ‘olla’ que se realiza en el marco del ‘Plan 100’ en la ciudad.

Camuflada entre un edificio en construcción y una vivienda familiar, en pleno corazón del barrio San José, las autoridades detectaron el funcionamiento de una ‘olla’ de vicio que mantenía atemorizados a los habitantes de ese sector del suroriente de Barranquilla.

El punto de comercialización y distribución de estupefaciente funcionaba en un inmueble abandonado, que estaba ubicado en la calle 45 con carrera 19. Los vestigios de esa estructura coincidían con los comentarios de los vecinos: “la casa fue una de las estructuras más bonitas que había por este barrio a mediados del siglo pasado”.

Con nostalgia, pero al mismo tiempo lleno de alegría, residentes del sector vieron con buenos ojos como miembros de la Sijín, de la Sipol y uniformados de la Policía en compañía de las autoridades locales, encabezada por el alcalde Jaime Pumarejo, derribaron la mañana de este sábado los muros de esa casa que se había convertido en un foco de delincuencia y de riesgo para la salud pública.

“Eso se había convertido en algo muy peligroso, ya uno le daba miedo pasar por esa zona. No se sabía en qué momento lo podían atracar”, dijo Manuel Cifuentes, habitante del sector.

Esta es la segunda demolición que se realiza en el marco del ‘Plan 100’, en el que el Distrito asumió el compromiso de combatir el delito y reforzar las acciones para asegurar la tranquilidad ciudadana, así como el de erradicar los puntos de venta y consumo de estupefacientes.

En la estructura las autoridades encontraron implementos que eran utilizados para la elaboración de dosis de estupefacientes, así como pipetas, encendedores y jeringas.

Josefina Villarreal.

Acción preventiva

Después de haber iniciado el derrumbe, el alcalde Pumarejo señaló que el microtráfico y el narcotráfico son delitos que amenazan a la juventud de la ciudad y que, al mismo tiempo, se vuelven el detonante de otro tipo de delitos.

“De ahí viene la guerra por el control de las zonas, la intimidación y la extorsión, por ahí viene la filtración de otro tipo de delitos que amenazan nuestra seguridad. Es por eso que la lucha contra el narcotráfico y el microtráfico no puede detenerse. Todos esos muros de los sitios donde se expende drogas van a caer”, manifestó el mandatario distrital.

El comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, brigadier general Diego Rosero, afirmó que la demolición del inmueble se daba en el desarrollo del ‘Plan 100’ en la ciudad.

“Estamos atacando las finanzas del Grupo Delincuencial Organizado ‘Los Costeños’. Acá tenían una venta que se desmanteló con este derrumbe. En esta construcción vivían los habitantes de calle que eran instrumentalizados para la venta de los estupefacientes. En la pared del inmueble que daba hacía la calle Murillo había dos pequeños huecos por donde se hacía la transacción sin verse las caras”, señaló el comandante.

 

Parte de los objetos encontrados en la ‘olla’.

El jefe de la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana, Nelson Patrón, indicó que con estas acciones se generan nuevos espacios para el encuentro comunitario.

“Seguiremos creando alternativas para fortalecer la comunicación entre autoridades y vecinos, como alarmas comunitarias, botones de pánico, con lo cual podremos prevenir efectivamente la ocurrencia de delitos en la ciudad”, explicó el funcionario. 

La primera demolición se llevó a cabo el pasado 16 de febrero en un sector del barrio La Esmeralda, en el suroccidente de la ciudad, con la participación del ministerio de Defensa y la Dirección de la Policía y demás funcionarios locales.

Hogar para Esperanza

Esperanza, una perrita de raza criolla, era uno de los seres que habitaba la ‘olla’ que la mañana de este sábado fue derribada.

El animal de contextura delgada y de pelo negro, no mostró resistencia ante la llegada de los uniformados, sino todo lo contrario: los recibió batiendo su cola y encogiendo sus orejas en señal de bienvenida, por esa razón fue llamada Esperanza. 

“Ella estaba como agradecida por el rescate. La verdad no nos atrevemos a pensar en las condiciones en las que habitaba esta perrita acá y quizás también los vejámenes  a los que era sometida”, dijo uno de los uniformados que entró al inmueble de donde se expendía los estupefacientes.

La perrita, dijo el patrullero, estará en un refugio animal donde recibirá atención médica y posteriormente será puesta en adopción.

El alcalde y el comandante observan hacia el interior del expendio de estupefacientes.
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Microtráfico
  • Microtráfico en Barranquilla
  • demolición de ollas
  • erradican ollas de drogas
  • Alcaldía de Barranquilla
  • Policia Metropolitana de Barranquilla
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web